Denuncian que Aliyev les habría ofrecido 5 mil millones de dólares a Sargsian y Pashinian

Si algo le faltaba a la Cuestión de Karabaj era el ofrecimiento de dinero por parte del presidente azerí para que le devolvieran cinco de los siete territorios que rodeaban a Artsaj, conocidos como "cinturón de seguridad".


Pashinian junto a Vanetsian, cuando éste era el Jefe del SSN

Redacción NOR SEVAN


Los rumores y las acusaciones mutuas entre oficialistas y opositores continúan al mismo ritmo que tenían antes y durante la guerra, con el agregado de que ahora salen a la luz hechos vinculados al status de Artsaj, al proceso de negociaciones, a los días de guerra y al comportamientos de unos y otros al respecto.


Hace más de una semana, los medios de comunicación de Armenia ocupan páginas y horas hablando del supuesto ofrecimiento de dinero a cambio de territorios realizado por el presidente azerbaiyano Ilham Aliyev, tanto al ex mandatario armenio Serzh Sargsian como al actual primer ministro Nikol Pashinian.


En el primero de los casos, se difundió la grabación de una conversación entre Serzh Sargsian y el presidente bielorruso Alexander Lukashenko, mantenida en Ereván en octubre de 2016, durante una reunión de presidentes de los países miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Allí, Lukashenko le comunica la propuesta de Aliyev de pagar miles de millones de dólares a cambio de entregarle a Azerbaiyán los territorios del denominado "cordón de seguridad" que rodeaba a Artsaj.


En una grabación de dos minutos, aparentemente incompleta, Serzh Sargsian afirma que no puede entregar las regiones porque hay una cuestión de seguridad para los 150.000 armenios que viven en Artsaj. Lukashenko le responde que se pueden enviar 20.000 cascos azules de la OTSC para garantizar la seguridad. "No entiendo por qué esos territorios deberían entregarse así", preguntó el entonces presidente de Armenia. "Simplemente así... él pagará, te ofreció cinco mil millones en la primera etapa", respondió Lukashenko. A ello, Serzh Sargsian le respondió que está dispuesto a pagar seis mil millones de dólares si Aliyev renuncia a esas siete regiones.


Desde la oficina de prensa del ex presidente armenio no desmintieron la conversación sino que manifestaron su preocupación de cómo fue grabada una conversación privada mantenida entre presidentes en una reunión cumbre, donde se extreman las medidas de seguridad.


En lo relacionado con la supuesta oferta realizada por Aliyev a Pashinian, aquí se habla de Dubai, de un sobre y un maletín, y hasta se lo involucra a Artur Vanetsian, uno de los principales opositores actuales del primer ministro, que cumpliera funciones como director del Servicio de Seguridad Nacional durante el primer año de gobierno de Pashinian.


Minasian, ex Embajador en El Vaticano

Mikael Minasian, yerno de Serzh Sargsian y ex Embajador de Armenia en El Vaticano, afirmó que en octubre de 2018, en un hotel de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), un representante de alto rango del gobierno de Nikol Pashinian recibió a un funcionario de alto rango del gobierno de Azerbaiyán, quien le entregó una carta confidencial dirigida por el presidente azerbaiyano al premier armenio.


Según Minasian, la carta decía que Azerbaiyán estaba dispuesto a proporcionarle a Pashinian la suma de 5 mil millones de dólares a cambio de las 7 regiones. Que el dinero llegaría a través de "fondos europeos limpios" y que no podrían ser asociados jamás con Azerbaiyán.


El ex Embajador armenio en el Vaticano destacó que de la oferta, en octubre de 2018, estaban al tanto Aliyev, su mensajero -el director del Servicio de Seguridad Nacional de Azerbaiyán-, Pashinian, su esposa Anna y el funcionario armenio de alto rango que recibió la carta, que según Minasian, fue Artur Vanetsian. "Yo me enteré en medio de la guerra, cuando estaba tratando de entender honestamente por qué Nikol Pashinian estaba entregando Artsaj", dijo Minasian, agregando que al respecto también se informó a oficiales de alto rango en funciones de las Fuerzas Armadas de Armenia y que hubo una pequeña reunión, donde el alto funcionario que recibió la carta dijo que había una traición al Estado.


"Repensando los últimos 44 días, estoy seguro de que Nikol Pashinian y Anna Hakobian aceptaron la oferta de Aliyev, traicionaron a la República de Artsaj y a la República de Armenia, son enemigos del pueblo armenio", enfatizó Minasian.

Unos días antes de que el diplomático armenio hiciera pública su denuncia, el ex diputado Aghván Vartanian, durante una conferencia organizada en el centro de periodistas de Sputnik Armenia, preguntó públicamente (para que los periodistas y la sociedad averigüen): "¿Se reunieron en un país árabe dos funcionarios de equivalente alto rango de Armenia y Azerbaiyán? ¿El representante de Azerbaiyán le entregó una carta al representante de Armenia en la que se mencionó una suma astronómica como propuesta para la solución de la cuestión de Artsaj en favor de Azerbaiyán? ¿Y que cuando nuestro funcionario se enojó y le dijo 'qué estás sugiriendo', el azerbaiyano le dijo muy amablemente que no se enojara, que sólo le estaban pidiendo que se lo pasara a su jefe?".


Recordemos que Aghván Vartanian fue el único diputado (del bloque de 7) de la FRA Tashnagtsutiún, que en 2018 votó en contra de Pashinian, y ante la posición de su partido de apoyar el "golpe de Estado constitucional" encabezado por el actual primer ministro, renunció a su afiliación partidaria.


El ex Embajador armenio en El Vaticano, Mikael Minasian, catalogó al opositor Artur Vanetsian como una persona con principios y le pidió que confirme lo sucedido en Dubai, ya que fue uno de los protagonistas. Por lo pronto, en la manifestación opositora de ayer no se lo vio a Vanetsian, quien justificó su ausencia diciendo que si él iba el periodismo estaría sobre él preguntando respecto a la denuncia, y que lo importante es la lucha del pueblo que exige la renuncia de Pashinian.


Pero Vanetsian respondió a través de un reportaje publicado en el periódico Hraparak. "Solo quiero recordarle que puede encontrar las respuestas a su pregunta, así como a otras relacionadas con la situación catastrófica actual, releyendo cuidadosamente el texto de mi renuncia. En este momento hay una cosa clara: el primer ministro Nikol Pashinian es un traidor y debe irse de inmediato. Así lo requieren los intereses de la República de Armenia y los de nuestro pueblo. Y lo digo no solo como ciudadano de la República de Armenia, sino como exjefe del Servicio de Seguridad Nacional", enfatizó Vanetsian.


En otro párrafo del reportaje, el jefe del SSN dijo que "después de la revolución, se estableció una conexión operativa entre los líderes de Azerbaiyán y Armenia. En este marco, tuve reuniones periódicas con el representante de Azerbaiyán, incluso en Dubai. Como resultado de esos contactos, muchas veces recibí diversa información que se la transmití a Nikol Pashinian. Y todos los miembros del Consejo de Seguridad Nacional estaban al tanto de eso. En cuanto al contenido de la mencionada reunión o de muchas otras reuniones que tuvieron lugar a esa escala, considero necesario enfatizar una vez más que no voy a hacer pública la información recibida durante mis funciones como director del Servicio de Seguridad Nacional".


Y como si esto poco no alcanzara para demostrar el caos reinante en la estructura estatal armenia libre e independiente -donde parece ser que la traición es moneda corriente y no existen los intereses estatales ni el patriotismo, sino quién se vende al mejor postor-, comenzó a circular otra grabación donde se escucha al presidente de Artsaj, Araik Harutiunian, dialogando con un diputado en plena guerra. Allí, Harutiunian le dice que desde hace días le viene pidiendo el envío de refuerzos a Pashinian para fortalecer las posiciones defensivas y que desde Armenia no responden positivamente, a lo que el diputado, luego de insultar a Pashinian, afirma que si cae Artsaj pronto los turcos llegarán a Ereván.


Lo narrado es apenas una muestra de la situación en la que se vive a diario en Armenia, donde miles y miles de personas se manifiestan en las calles exigiendo la renuncia del gobierno de Pashinian, pero otro sector importante de la sociedad no quiere saber nada con volver a ser gobernados por los partidos y los dirigentes que lo hicieron antes de Pashinian, a pesar de que muchos de ellos ya se desencantaron de él, pero parecen querer priorizar la seguridad del país.


Mientras tanto, ya son casi 40 mil los refugiados que regresaron a Artsaj, principalmente a Stepanakert, en condiciones precarias y con muchas necesidades a resolver en corto tiempo, responsabilidad que tomaron a su cargo las autoridades locales y Rusia, a través de las fuerzas de paz allí establecidas y de los representantes de varios de los ministerios del gobierno de Putin.


El pueblo kurdo sigue su lucha contra el fascismo turco

Aún el futuro es incierto en Armenia y Artsaj, y no existen plenas garantías para la seguridad del pueblo armenio, ni tampoco para la de los otros pueblos -kurdos, árabes, palestinos, yezidís, turcos, asirios-, que son víctimas de la misma alianza que domina gran parte del planeta.


Ni siquiera la presencia y la fidelidad del aliado estratégico de Armenia: Rusia, es garantía de ello, ya que en su lucha permanente contra los poderes occidentales, va generando alianzas y acuerdos coyunturales que muchas veces perjudican a los pueblos que luchan contra sus mismos enemigos (Turquía, Israel y las potencias occidentales).


Por eso, mientras la estructura de poder en Armenia sigue con su despiadada lucha -que ya lleva tres décadas- para ver qué sector de la mafia político-partidaria-económica se queda con la manija, el pueblo debe comenzar a desandar el camino que lo conduzca hacia su segundo renacimiento, tal como ocurrió en Noviembre de 1920. Para ello es fundamental interpretar la historia y el presente, y avanzar -manteniendo su tradicional e indestructible amistad con el pueblo ruso- hacia una alianza con los otros pueblos de la región que luchan contra la opresión nacional y social, contra los gobiernos fascistas y contra quienes hacen de enemistar a los pueblos entre sí su práctica política cotidiana.


Es por ahí, sin lugar a dudas, una de las salidas a la actual crisis existencial que golpea cada día con más fuerza a Armenia, Artsaj y sus ciudadanos.

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina