Encarcelaron al rapero Pablo Hasel por denunciar en sus canciones a la corona española

Por su arte y por sus discursos, fue condenado por una Justicia que intenta a diario reprimir y castigar a la oposición revolucionaria. El joven artista lucha contra las injusticias, la explotación y la opresión.

Redacción NOR SEVAN


En su sitio web, el diario español LA VANGUARDIA informó hoy que "una veintena de agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han accedido sobre las 6.30 horas de la mañana de este martes en el rectorado de la Universidad de Lleida para detener al rapero Pablo Rivadulla Duró (Lleida, 1988), más conocido como Pablo Hasél, con el fin de cumplir con el ingreso en prisión ordenado por la Audiencia Nacional".


El rapero Pablo Hasel se había atrincherado ayer, junto a varios compañeros y compañeras, en el edificio del Rectorado de la Universidad de Lleida (Cataluña) tres días después de finalizado el plazo para ingresar en la cárcel. El joven artista fue condenado a nueve meses de prisión por "enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona". Parece una broma, pero no van a la cárcel los que roban y explotan, sino quienes los denuncian públicamente. Esta es la democracia occidental, tan injusta como hipócrita...


Así son y así actúan los dueños del poder europeo. Van por el mundo dando cátedras de humanismo, respeto, tolerancia y pluralismo, exigen libertad de expresión y de todo lo que a ellos se les ocurra a quienes no se someten a sus designios, y persiguen en su territorio a quienes osan desafiar su poder.

Ellos, los dueños del poder, hacen y dicen lo que quieren. Son quienes se creen designados por dios para impartir justicia en el mundo, cuando en realidad son los promotores de la injusticia y de la miserable vida que sufren a diario en los cinco continentes miles de millones de seres humanos, víctimas de la soberbia y de la prepotencia de los poderosos de la "civilizada Europa"...

Y mientras "la democracia española" persigue y encierra a quienes denuncian la opresión, el último sábado varios cientos de fascistas participaron de un homenaje a la División Azul.


"Desde el Partido Comunista de España manifestamos nuestra más rotunda repulsa ante la detención de Pablo Hasél. Dicha detención se realiza al amparo del procedimiento judicial que ha condenado a este rapero por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.


La condena de Pablo Hasél es una condena a la libertad de expresión y a la libertad ideológica y más, si cabe, cuando se han ejercido estas libertades en un contexto artístico que bajo ningún concepto debe estar sujeto al derecho penal, siendo el derecho penal una rama jurídica que debe limitarse a condenar sólo aquellas conductas que deben sancionarse con mayor severidad por parte de nuestro ordenamiento jurídico", dice en uno de sus párrafos la declaración del Partido Comunista de España.


La detención de Hasel desató el enojo de importantes sectores de la sociedad española, una cadena de reacciones de solidaridad con el artista perseguido y la inmediata convocatoria a manifestaciones de protesta para hoy, martes, a las 19 hora local.


Por su parte, el Partido Comunista de los Pueblos de España señaló que "la represión sobre Pablo Hasél es un aviso a navegantes, para que nadie que pretenda ejercer libremente sus “derechos formales democráticos” bajo este sistema criminal piense que no le puede pasar exactamente lo mismo.


En un momento como el actual, donde la crisis de sobreproducción del capitalismo viene agudizada por la crisis sanitaria de la COVID-19, la oligarquía de este país lo tiene bien claro. La acumulación de ganancias está por encima de la salud y de los derechos de la clase obrera y las capas populares. Cualquier atisbo de resistencia contra el proceso de acumulación de capital será criminalizado.


En este caso, el “delito” del compañero ha sido denunciar el robo sistemático al que nos someten los Borbones, algo que ni es nuevo ni es secreto. Juan Carlos I “el exiliado” se encuentra en su idílico retiro de Abu Dabi. Y mientras el “emérito” se encuentra plácidamente con los amigos que le “gratificaron” por “sus servicios”, no se hace el menor movimiento para proceder contra él, no ocurriendo lo mismo con aquel que denuncia lo que se ha demostrado, teniendo que entrar en prisión por el simple hecho de relatar en sus canciones lo acontecido".

"¡No nos van a parar nunca, no nos van a doblegar!", gritó el rapero, mientras la policía lo escoltaba fuera de la casa de estudios ubicada en Cataluña, donde se había encerrado ayer con una decenas de activistas.


"Muerte al Estado fascista", vociferó, antes de que los Mossos d'Esquadra (policía regional) lo hicieran entrar al vehículo policial, entre abucheos de seguidores que protestaban en esta ciudad, situada 150 kilómetros al oeste de Barcelona.


Horas antes de su detención, Hasel publicó “los tuits por los que van a encarcelarme en unos minutos u horas”. “Literalmente por explicar la realidad. Mañana puedes ser tú”, advirtió el artista. El rapero criticó a la monarquía, llamaba "mercenarios de mierda" a las fuerzas policiales y las acusó de torturar y asesinar a manifestantes e inmigrantes.


Hasel también publicó un comunicado de prensa en el que reafirmó la importancia de reclamar de forma masiva por la libertad de expresión. “No voy a ser el único preso político, las cárceles del Estado están llenas de revolucionarios que nos han representado luchando por sus derechos y libertades democráticas. De hecho, parte de mi condena es por explicarlo y ser solidario con estos”, advirtió.

Hasel ha recibido apoyo desde ámbitos como el intelectual, cultural, artístico y periodístico, con manifiestos firmados, entre otros, por el reconocido cineasta Pedro Almodóvar o el cantante Joan Manuel Serrat, mientras que organizaciones como Amnistía Internacional (AI) consideraron injusto y desproporcionado el encarcelamiento.


Hasel, de 33 años, es uno de los 15 artistas españoles que en los últimos años fueron víctimas de censura en España, donde el anterior Gobierno conservador de Mariano Rajoy endureció las leyes y avaló una aplicación dura del Código Penal para intimidar a la disidencia política en un contexto de creciente malestar social.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN