El nacimiento de la Armenia Soviética

Después del genocidio sufrido en 1915 y la creación del Estado en 1918, Armenia fue declarada el 29 de noviembre de 1920 como República Socialista Soviética.


La 11° división del Ejército Rojo entra triunfante a Erevan.

Por Adrián Lomlomdjian


Las primeras tres décadas del siglo XIX finalizaron con la unificación de la región del Cáucaso a la Rusia de los zares. De esta manera los armenios, georgianos y azerbeidjanos, principales nacionalidades que habitaban la región, dejaron de ser súbditos del Imperio Persa. No ocurrió lo mismo con la totalidad del territorio de la Armenia Occidental, que continuó formando parte del Imperio Otomano.

En el último cuarto del siglo XIX en la Armenia Occidental y otras regiones del Imperio Otomano vivían más de 2.500.000 de armenios. En el Imperio Persa (Irán) había más de 200.000, y en el Imperio Ruso, en 1897 el número de armenios en Transcaucasia era de 1.021.716 personas. Por ejemplo, en la provincia de Ereván vivían 439.926 armenios, 313.176 azerbeidjanos y 15.937 rusos; en Tiflis (actual capital de Georgia) había 468.537 georgianos, 196.189 armenios, 107.383 azerbeidjanos y 85.772 rusos; en la provincia de Elizavetbol (Kirovabad) eran 557.882 azerbeidjanos, 298.790 armenios y 19.936 rusos; en Bakú (hoy, capital de Azerbeidján y centro petrolero de la región) vivían 667.248 azerbeidjanos, 78.002 rusos y 52.768 armenios.

A principios del siglo XX, en Bakú -principal centro obrero de la región- había 65.000 trabajadores; en Georgia cerca de 50.000, de ellos 6.000 eran ferroviarios, 6.000 trabajaban en las petroleras de Batum; en Kutais había 8.000 obreros, en las fábricas de Tiflis 7.500 trabajadores, mientras que en toda la región caucásica la industria minera ocupaba a casi 18.000 obreros.

Hasta el triunfo de la Revolución de Octubre de 1917, Armenia, Georgia y Azerbeidján no estaban administrativamente separadas. La región estaba conformada por las provincias de Bakú, Tiflis, Ereván, Elizabetbol y Kutais, los distritos de Kars y Batum, y las regiones de Zakatala y Sujumi. La mayoría de la población eran armenios, georgianos, rusos y azerbeidjanos. El 17% de los habitantes vivía en las ciudades o zonas urbanas, como Tiflis, Bakú, Alexandropol, Ereván, Sujumi, Batum y Kars.

En este contexto, el nuevo gobierno de la revolución socialista en Rusia aprobó el 15 de noviembre de 1917 la Declaración de los derechos de los pueblos de Rusia, donde se estableció la igualdad y la soberanía de los distintos pueblos que componían el Imperio zarista y el derecho a la libre autodeterminación, incluyendo la posibilidad de secesión, y garantizó el respeto al libre desarrollo de las minorías nacionales y étnicas. Esta declaración llevó la firma de los líderes de la revolución, Vladímir Lenin y José Stalin.

En noviembre de 1917, el Soviet (Consejo) de Comisarios Populares de la Rusia Soviética creó una comisión especial para elaborar un primer borrador del Decreto para la Armenia Occidental. La comisión redactora estaba integrada por Stalin (comunista), Broshian (eserista de izquierda) y Akselrod (menchevique), quien después fue reemplazado por uno de los fundadores del tashnagtsutiún, Stepán Zorian (Rostom). A ellos se sumaron los bolcheviques armenios Vartán Avanesov, Vahan Derian y Sarkis Lukashin, quienes integraban el Comisariado de Asuntos Armenios del gobierno revolucionario ruso.

El decreto fue aprobado el 29 de diciembre y publicado el 31 de diciembre de 1917. El 1 de abril de 1918, los obreros, campesinos y soldados de la plurinacional Bakú habían establecido el poder soviético en la ciudad, que pasó a la historia como la Comuna de Bakú.

Liderado por el bolchevique armenio Stepán Shahumian, el movimiento revolucionario del Cáucaso tenía la nada sencilla tarea de luchar contra poderosos enemigos internos como los contrarrevolucioanrios rusos y los nacionalistas de la región y externos como Alemania, Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y Turquía. Estos coincidían en que el petróleo de Bakú era fundamental para la subsistencia del naciente Estado socialista en Rusia.

Los pueblos de Transcaucasia se debatían entre la política del Seim, formado por los partidos nacionalistas burgueses, que era abiertamente antisoviética y tenía como objetivo separar a la región de la naciente Rusia Socialista; y entre el deseo de un sector importante de los campesinos, obreros y soldados, que luchaban por incorporar al Cáucaso a la experiencia de gobierno soviético.

En este contexto, y cumpliendo los designios de los británicos, franceses, norteamericanos, alemanes y turcos, los partidos mayoritarios que componían el Seim de Transcaucasia (la Federación Revolucionaria Armenia-Tashnagtsutiún, los musavatistas azerbaiyanos y los mencheviques georgianos), disuelven el Seim y declaran el nacimiento de las Repúblicas de Georgia (el 26 de mayo de 1918), Azerbaiyán (27 de mayo de 1918) y Armenia (28 de mayo de 1918).

La primera en reconocer a estos tres Estados nacionales fue la Turquía genocida, con la firma de sendos Tratados de Batum con cada una de ellas, que eran acuerdos de paz y amistad, en los que se demarcaron los límites de cada uno de los países firmantes, y a través del cual Turquía –y sus aliados- condicionaron a los nacientes Estados.

El Tratado de Batum le permitió a Turquía avanzar hacia Bakú para derrocar al gobierno revolucionario establecido allí, liderado por Stepán Shahumian. Gracias a estos, las tropas turcas siguieron avanzando con el objetivo de aplastar al gobierno socialista y soviético de Bakú. El 20 de Septiembre de 1918, los 26 dirigentes de la Comuna de Bakú, primera experiencia socialista en Transcaucasia, fueron fusilados por las fuerzas británicas y los contrarrevolucionarios de la región.


El primer documento oficial aprobado por el Comité Militar Revolucionario fue la Declaración de Armenia como República Socialista Soviética.

Sin embargo, los obreros y campesinos del Cáucaso siguieron luchando contra sus gobiernos y la intervención extranjera. En 1920, la lucha revolucionaria de los trabajadores de Armenia en favor de la sovietización del país tomó un ímpetu inesperado para las autoridades del país.

En mayo, se produjo el primer intento revolucionario de los obreros, campesinos y soldados de Armenia, quienes dirigidos por los comunistas habían logrado transformar los actos y las movilizaciones dedicadas al Día Internacional de los Trabajadores en insurrección armada. A lo largo y ancho del país, se sucedieron los levantamientos populares contra el gobierno del Tashnagtsutiún. Si bien en varias ciudades y poblados los revolucionarios habían logrado tomar el poder, la FRA con la ayuda militar extrajera logró recuperar el control de la situación y a través de la persecución y represión, que terminó con el encarcelamiento de cientos de dirigentes y militantes comunistas armenios.


En agosto del mismo año, varios de ellos ya habían sido fusilados y otros, deportados de la república. Mientras, Azerbaiyán ya había sido sovietizada y el Partido Bolchevique, de composición plurinacional, crea a mediados de noviembre, en Bakú, el Comité Militar Revolucionario de Armenia (CMRA). El mismo es presidido por Sarkís Kasian e integrado, además, por Sahak Ter Kaprielian, Askanaz Mravian, Avís Nurichanian, Alexander Bekzadian e Isahak Dovlatian. Kevork Alijanian fue elegido primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Armenia.

Allí, el movimiento revolucionario en Armenia se organizó bajo el mando del CMRA, que decidió concentrar sus fuerzas en Ghazaj (ciudad azerbaiyana fronteriza con Armenia). Allí fueron las formaciones armadas de comunistas armenios, las brigadas de trabajadores y campesinos voluntarios y varios batallones de 11° Ejército Rojo –de composición plurinacional-.

El 29 de noviembre de 1920, las fuerzas militares comandadas por el Comité Militar Revolucionario cruzaron la frontera armenio-azerbaiyana y ocuparon la ciudad de Icheván, sin resistencia, ya que las formaciones militares armenias encargadas de controlar la frontera se unieron a las fuerzas revolucionarias.

El primer documento público y oficial aprobado por el Comité Militar Revolucionario fue la Declaración de Armenia como República Socialista Soviética. El mismo fue fechado el 29 de Noviembre de 1920 en Ghazaj-Karvansara y fue firmado por Simón Kasian (presidente), Avedís Nurichanian, Alexander Begzadian, Isahak Dovlatian, Askanaz Mravian e Isahak Ter Gabrielian. El texto titulado bajo la consigna “Proletarios del mundo, uníos”, fue dirigido a los “Trabajadores de Armenia”.

“Camaradas, por voluntad y deseo de las sublevadas masas de trabajadores de Armenia, el Partido Comunista (Bolchevique) de Armenia declara a partir de hoy a Armenia como República Socialista Soviética”, estableció el primer párrafo del extenso documento.

Después de un primer período marcado por la conflictividad interna, algunos errores propios y el intento fallido del tashnagtsutiún –en alianza con Turquía, las potencias occidentales y los contrarrevolucionarios rusos- de aplastar la experiencia socialista, el Partido Comunista de Armenia rehace sus fuerzas, para mediados de marzo de 1921 retoma el control del país y establece la composición de lo que fue el primer gobierno de la República Socialista Soviética de Armenia:


Presidente y Comisario (Ministro) de Asuntos Militares: Alexandr Miasnikian

Comisario de Economía y Secretario del CC del PC: Sarkis Sirabonian

Comisario de Relaciones Exteriores: Askanaz Mravian

Comisario de Agricultura: A. Erznguian

Comisario de Justicia: Ardashés Karinian

Comisario de Educación: A. Hovannisian

Ministro de Salud: S. Hampartzumian

Ministro de Finanzas: S. Khanoian

Ministro de Abastecimiento y Comercio Exterior: A. Bekzadian

Ministro de Comunicaciones: D. Der Simonian

Ministro de Control Obrero y Campesino: A. Shahverdian

Ministro de Trabajo y Seguridad Social: A. Khachian

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina