Los familiares de los prisioneros de guerra exigen respuestas de Pashinyan

Desde hace ocho meses -algunos muchos más tiempo-, decenas de armenios permanecen como prisioneros de guerra en las cárceles de Bakú. Incluso, algunos fueron condenados.

Redacción NOR SEVAN


Familiares de los prisioneros de guerra armenios que aún permanecen rehenes del gobierno azerbaiyano, volvieron a manifestarse hoy frente a la Casa de Gobierno, en Ereván, con la esperanza de ser recibidos por el primer ministro Nikol Pashinyan. El objetivo de la acción pacífica, tal como lo señalaron varios de las mamás allí presentes, es obtener alguna información sobre la suerte de los cautivos por parte de los miembros del gobierno o de funcionarios de los órganos pertinentes, aunque destacaron no tener grandes esperanzas al respecto, ya que las reuniones celebradas con anterioridad no dieron los frutos esperados.


"Nos hemos reunido cerca del edificio del gobierno para que nos digan cuándo vendrán nuestros hijos. ¿Pueden decirnos algo al menos? Durante ocho meses nos han estado engañando, diciéndonos que esperemos. Mi hijo estuvo encarcelado en Bakú durante seis años, ¿cuánto más podemos esperar? ¿De dónde obtenemos alguna respuesta? Estamos llevando a cabo nuestra acción pacífica para que el mundo se entere, por ahí nosotros podemos hacer lo que el gobierno no puede, que es traer de vuelta a nuestros hijos", dijo uno de los familiares de los presos detenidos en Bakú.


Según los manifestantes, en la anterior reunión les habían prometido que en julio repatriarían entre 20 y 25 prisioneros y el resto, durante el mes de agosto. "Pero no sólo no fueron liberados ni repatriados, sino que fueron condenados", enfatizó uno de los familiares que habló con los medios allí presentes.

Por eso, han decidido comenzar con una serie de acciones como sentadas, cortes de ruta y huelgas de hambre, para que las autoridades finalmente tomen medidas activas para resolver el tema de la devolución de los prisioneros.


“Han pasado entre 8 y 9 meses desde el día en que nuestros muchachos fueron hechos prisioneros y el tema es muy grave, porque esa captura se produjo después de la firma del alto el fuego. Lo pasado ya está, pero hay leyes internacionales según las cuales nuestros cautivos deben ser devueltos sin condiciones previas”, dijo Matsak Aleksanyan, padre de uno de los soldados que siguen detenidos en Azerbaiyán.


“A principios de mes entramos en una reunión, es como una 'almohada blanda' que intentan poner debajo de nuestras cabezas, pero en realidad no está ahí. No hemos podido poner la cabeza en una almohada suave durante ocho meses. Pero sí está debajo de la cabeza de los funcionarios. Llega fin de mes y no tenemos ningún resultado. Así los ocho meses, por eso no tenemos expectativas. No nos responden, no sabemos quién se ocupa de estos temas. ¿A qué otra institución debemos acudir para saber cuándo vendrán nuestros hijos?", se preguntó otra familiar.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN