Turquía continúa con su retórica negacionista y utiliza nuevos "aliados"

A 105 años del genocidio armenio, mientras todos los pueblos del mundo recuerdan a las víctimas, Turquía continúa su política negacionista y maquinando nuevas mentiras.

Por Hamo Moskofian (Beirut)


En momentos en que se conmemora el genocidio armenio, cuando casi todas las potencias internacionales, países y gobiernos han reconocido la gran masacre, Turquía continúa llevando adelante su política negacionista y maquinando nuevas mentiras.

Ahora, el autoproclamado neo-osmaniano Sultán Erdogán ha puesto en la mira de su accionar a Ucrania, donde existió por siglos una pujante comunidad armenia con incontables monumentos históricos y con una actividad floreciente en la capital Kiev y en ciudades como Luhanski, Lvov, Jarkov, Odesa, entre otras. Y miles de combatientes armenios de Ejército Soviético, de la Brigada Tamanian, entregaron sus vidas en la lucha contra las hordas hitlerianas para lliberar a Ucrania.


Como en los años de la Segunda Guerra Mundial, cuando los tártaros de Crimea atacaron por la espalda a las fuerzas del General Vasilian, cumpliendo así con los objetivos y planes de Hitler y el ataturkista Izmet Ineonovak, que después de la guerra fueron desterrados como castigo a sus territorios de Altay y Asia Central, hoy, la Turquía de Erdogán basa su política en financiar a los tártaros que regresaron a Ucrania y a las hordas de simpatizantes del fascista Bandera, para incorporarlos a las bandas militares del terrorismo internacional neo-enicherianos.


Erdogan prometió asistencia económica y militar a Ucrania, exigiéndoles que nieguen la verdad histórica del genocidio armenio.

Muchos de ellos participaron en matanzas y destrucciones cometidas en el norte de Siria y en Irak, otros como mercenarios de Azerbaiyán participaron de la guerra de abril de 2016 en Artsaj (Karabaj) enfrentando a las fuerzas armenias. El autoproclamado Sultán Erdogan, en contactos directos o indirectos con los presidentes ucranianos Poroshenko y Zelensky, ha prometido asistencia económica y militar, exigiéndoles que nieguen formalmente la verdad histórica del Genocidio Armenio. A cambio, prometió proporcionarles a una Ucrania sumida en una gravísima crisis económica, ayuda militar por 130 millones de dólares y transferir recursos naturales desde el Egeo libanés (junto al gas azerbaiyano) hacia a Ucrania-Europa (junto con el gas azerí).

Mientras tanto en Siria, que recientemente reconoció la verdad histórica del Genocidio Armenio a nivel estatal, nuevamente los criminales y sanguinareos jóvenes turcos, con operaciones militares y ataques armados en Der-Zori, Mempij, Ras-el-Ayn y otras áreas, intentan desestabilizar el país. La furia del del régimen de Erdogan parecía imparable hasta el 2 de febrero de 2020, cuando 167 soldados turcos y otros tantos mercenarios, cayeron bajo ataques aéreos y misilísticos conjuntos de las fuerzas de Siria y Rusia.

Pasando de las amenazas al trabajo, los representantes militares de Erdogan fueron inmediatamente enviados hacia Ucrania y Azerbaiyán para colaborar con sus “nuevos aliados”, los matones ucranianos y tártaros, como así también con los genocidas azeríes, para realizar acciones contra Crimea y Artsaj.

Es lamentable que tanto los brillantes estadistas de Armenia y de la "diáspora interior", como aquellos que “sufren buscando permanentemente la democracia, continúen manteniendo estrechas relaciones con el actual liderazgo ucraniano pro-sionista y pro-turco, y tratando de usar sobre territorio de Armenia las ideas y "conquistas" del “Maidán” ucraniano, colocando en una situación peligrosa a la Madre Patria rodeada de enemigos.

Sí, más de un siglo después, en 2015, 2016, 2017, también se produjeron masacres, genocidios, deportaciones como en 1915… en Siria y Artsaj, en ciudades que estaban pobladas con muchos armenios en Ucrania Oriental, por parte de los genocidas turcos y de sus mercenarios de “DAHESH”, de los tártaros y los uygures.

Incluso en estos duros días del coronavirus, Turquía planea nuevas guerras contra Chipre y Grecia, y continúa impúnemente cometiendo atrocidades. Es necesario enfrentar la creciente amenaza turca uniendo nuestras fuerzas a la de nuestros Estados amigos y aliados, y a la de millones de humanistas del mundo.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN