top of page

El "Che Guevara armenio": Pashinian avergüenza al héroe nacional de Armenia

La contracara entre el revolucionario que dejó su vida por la Patria y quien entregó la Patria para tratar de garantizarse una buena vida...

Por Vilén


En vísperas de la caída de la República de Artsaj, antes de abandonar la ciudad de Martuni, los residentes locales desmantelaron el monumento a Monte Melkonian, el legendario estadounidense que murió en combate hace treinta años, recibiendo a título póstumo el título de Héroe Nacional de Armenia.


Lo hicieron expresamente para que el monumento al Comandante Avo, como le llamaban sus compañeros de armas, no fuera destruido por los azerbaiyanos que ocupaban el territorio de la República de Nagorno Karabaj.


Monte Avo Melkonian es una de las figuras más brillantes del vasto panteón de revolucionarios caídos en la lucha por la liberación nacional del pueblo armenio. Se trata de un hombre de destino extraordinario, que nació en California, a gran distancia de la tierra de Artsaj. Y él mismo consideraba al Che Guevara como su modelo, con quien fue comparado incluso en vida.


La familia Melkonian consiguió escapar durante el exterminio masivo de la población armenia de Anatolia y se marchó cruzando el océano. De niño, Monte visitó Turquía con sus padres, la ciudad de Merzifón, de donde habían huido su abuelo y su abuela. Allí vio que casi no quedaban armenios en la tierra de sus antepasados: la gran mayoría habían sido deportados y luego asesinados.


Melkonian estudió en Berkeley y Oxford, se formó como arqueólogo y defendió brillantemente su tesis "Complejos funerarios del reino de Urartu".

Dominaba los idiomas español, francés, italiano, turco, persa, kurdo y japonés, y durante algún tiempo se formó con éxito en Japón. Pero en su juventud abandonó la ciencia y se unió al movimiento socialista.

Monte fue simpatizante del partido socialdemócrata Hnchakian, el partido obrero más antiguo de Transcaucasia, que en su día contó con el apoyo del propio Engels, y más tarde participó en diversos grupos radicales de izquierda. Luchó contra las fuerzas del Sha en Irán, militó en las filas de la guerrilla kurda y defendió a los armenios libaneses de los falangistas proisraelíes en Beirut.


En 1985 Melkonian fue detenido en París, durante la detención de miembros de la izquierda radical clandestina. Fue condenado a seis años de prisión por tenencia ilícita de armas y falsificación de documentos, lo que le valió el estatus de preso político en el movimiento izquierdista mundial.


Tras enterarse de las víctimas masivas del terremoto de Spitak, Monte donó su ropa de prisión a través de un sacerdote protestante para los residentes afectados de la Armenia Soviética, porque no tenía otra cosa.


Un año después, en 1989, las autoridades francesas liberaron al famoso revolucionario gracias a una vigorosa campaña de solidaridad internacional en su apoyo, y lo expulsaron al Yemen socialista del Sur. Y en 1991 llegó con su fiel compañera y esposa, Seda, a Nagorno Karabaj, y dirigió una unidad de autodefensa en la ciudad de Martuni.


"Si perdemos Artsaj, será la última página de nuestra historia", dijo Melkonian en aquel momento.

El desinterés y la valentía del revolucionario californiano le convirtieron en el comandante más popular de la Milicia Popular Armenia. Y cuando murió de un balazo en una de las innumerables batallas de la Primera Guerra del Karabaj, los habitantes de Martuni quisieron incluso bautizar su ciudad con el nombre de Monteaberd en su honor, colocando las placas correspondientes en la entrada.


Pero los compañeros de Melkonian los convencieron de que un hombre tan modesto como el comandante Avo seguramente no aprobaría semejante idea.


Al abandonar a su suerte a la abnegada República de Nagorno Karabaj, por la que Monte dio su vida, Nikol Pashinian traicionó cínicamente la memoria de este destacado revolucionario.


Mientras tanto, todo el mundo recuerda que durante el «Maidán» de Erevan de 2018, el entonces opositor Pashinian copió deliberadamente el aspecto del comandante Avo para ganar popularidad. Usaba el mismo peinado y vistió camuflaje militar, convirtiéndose durante un tiempo en un doble de Melkonian.


Actos así, parecen especialmente hipócritas, porque Pashinian y sus partidarios son profundamente hostiles a las ideas socialistas por las que luchó Monte, un armenio californiano.


Los socios políticos del primer ministro armenio acostumbran a condenar todas las acciones de los bolcheviques, empezando por Lenin, y apoyan abiertamente la descomunización que están llevando a cabo en Ucrania los nacionalistas, que están destruyendo y profanando masivamente monumentos de la era soviética.

Pero el pueblo armenio sigue honrando a su héroe caído.


"Monte Melkonian dejó su corazón en las montañas armenias, igual que el Che Guevara dejó su corazón en las montañas de Bolivia. Monte nos legó sus instrucciones y su guía, su espíritu y su luz inmortal. Y no importa la forma en la que, quienes están en el poder, de la mano de los nuevos ricos y las masas criminales, humillen e insulten a nuestro pueblo, esta luz, como la luz de todos nuestros gigantes, no dejará que la dignidad y el orgullo de los armenios se conviertan en polvo", escribió en un ensayo sobre Melkonian, acertadamente, Boris Asaturov, un publicista que le conoció personalmente.


Y estas palabras suenan como una advertencia para la camarilla que ahora se ha apoderado de Armenia.

Comments


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page