La campaña electoral calentó aún más el ambiente político en Armenia

El oficialismo y la oposición se acusan mutuamente de la crisis. Son pocas las voces que discuten ideas y propuestas.


Por Adrián Lomlomdjian


La campaña electoral ya ocupa una gran parte de los espacios informativos de los principales medios de comunicación de Armenia, incluso, en alguno de ellos, le dedican más lugar a los dimes y diretes electorales, que al tema de los prisioneros de guerra que siguen rehenes en Bakú, o al de las unidades militares azerbaiyanas que permanecen ilegalmente en territorio soberano de la República.


Es cierto que en campaña muchos temas se entremezclan y algunos trascendentes como el de los prisioneros o el de los invasores son utilizados con fines electorales, tratados de manera oportunista, sin ningún tipo de seriedad. Pero al menos se tratan, dicen algunos.


Lo que sí se nota es la falta casi total de propuestas de gobierno, precisas y concretas, de las 26 fuerzas políticas que presentaron candidatos. Se tiran consignas relacionadas a mejorar la calidad de vida, pero nadie dice de dónde saldrán los recursos ni cómo se van a concretar esas promesas relacionadas a mejorar la calidad de vida de los y las ciudadanas del país. El debate no es ideológico ni tampoco sobre proyectos. Predomina en el electorado "la fidelidad" a quien dice lo que uno quiere escuchar y seguramente la definición será entre quienes logren cosechar más voluntades "en contra de".


Según datos oficiales, más de la mitad de la población armenia se encuentra por debajo de la línea de pobreza, y la desocupación golpea a más de 30% de los trabajadores. Los bajos salarios apenas alcanzan para cubrir los gastos cotidianos de una familia, muchas de las cuales acumulan deudas bancarias para poder hacer frente a los gastos cotidianos, al pago de los servicios públicos y a otras deudas asumidas anteriormente. Ni hablar de las míseras pensiones y jubilaciones con la que deben sobrevivir los adultos mayores y las personas con necesidades especiales.


Todo indica que el Partido Acuerdo Civil del primer ministro Nikol Pashinian, la Alianza Armenia del ex presidente Kocharian, el Partido Armenia Próspera de Gaguik Tsarukian, y la Alianza Tenemos Honor, integrada por el Partido Republicano, se disputarán entre ellos la mayoría de las bancas parlamentarias. A estos podrían sumarse el Congreso Nacional Armenio, liderado por el ex presidente Levón Ter Petrosian, y el Partido Armenia Lumniosa.


En esta puja no se disputa la preferencia del electorado en base a proyectos de país o la promesas de desarrollo económico-social del mismo, sino "si siguen los que traicionaron en la guerra" o "regresan los que gobernaron en los pasados treinta años anteriores". Y sobre estos "dilemas" se basan los debates indirectos entre los candidatos o dirigentes políticos representativos de las distintas fuerzas, quienes no se privan de decir nada en este verdadero "vale-todo" en el que convirtieron a las elecciones más vergonzosas de la Tercera República, "desgraciada y sin dueño" (մեր հայրենիք թշվառ, անտեր).


La campaña electoral empezó ayer oficialmente y el ambiente político se tensó al máximo, no sólo por las declaraciones y acusaciones mutuas, sino también porque, por ejemplo, las fuerzas policiales detuvieron a opositores del actual primer ministro en distintas ciudades del país. En Armavir, tres personas fueron arrestadas por gritarle "traidor" a Pashinian, cuando este se dirigía a un acto de campaña. También en el pueblo Parakar hubo un detenido, quien en la dependencia policial repitió que "Pashinian es un traidor". En Echmiadzín, una señora de aproximadamente 50 años fue llevada detenida a los empujones, arrastrada por dos policías hasta un coche particular, mientras eran filmados por los medios y recibían insultos de quienes los rodeaban.


Si bien hasta hace algunos días el actual primer ministro se mostraba confiado y aparecía marcándole la cancha al resto de las fuerzas políticas, ahora parece que la situación cambió, no sólo por el tono de sus intervenciones públicas, sino por el contenido de las mismas. En las últimas horas, realizó declaraciones que, en algunos casos, suenan más a provocaciones y amenazas.


En uno de sus actos de campaña en la región de Armavir, Pashinian aseguró: "Los azerbaiyanos "quieren aprovechar el tema de los prisioneros y usarlo contra nuestro Estado y nuestro pueblo, para imponernos concesiones desproporcionadas". Y siguió: "En las cárceles de Bakú, esos muchachos están luchando por la independencia y soberanía de Armenia. Y sí, nos perdonarán por permanecer en prisión uno o dos meses más, pero no nos perdonarán si por lograr su libertad cedemos la independencia y soberanía de nuestro país".


El actual Primer Ministro aseguró que el gobierno está haciendo todo lo posible por los prisioneros, pero pidió "no dejemos que con nuestro dolor nos hagan doler más, no profundicemos nosotros mismos nuestras heridas".


Estos dichos de Pashinian provocaron una respuesta inmediata, no sólo de quienes disputan electoralmente con él, sino desde numerosas organizaciones políticas, sociales y defensoras de los derechos humanos. Fue tan grande el rechazo que recibió por estos dichos, que hoy, en otro acto de campaña y tratando de corregir el horror del día anterior, el premier le propuso públicamente al presidente de Azerbaiyán intercambiar a su hijo Ashot por los más de 150 prisioneros de guerra armenios que aún siguen detenidos en Bakú. Incluso el propio Ashot Pashinian, que acaba de cumplir con el servicio militar, escribió en las redes sociales sobre esta decisión tomada en su familia. Y también Pashinian comenzó a cosechar rechazos: lo acusan de utilizar a su hijo para hacer política.


Pero no sólo estas declaraciones del actual primer ministro subieron la temperatura electoral sino aquellas en las que prometió que de ganar, esta vez sí habría "vendetta política". Tratando de aclarar, dijo que no hacía referencia a las "vendettas personales" ni a las "agresiones físicas", sino a deshacerse de aquellos funcionarios de las distintas dependencias estatales de los ámbitos nacionales, provinciales y municipales, que trabajan para la oposición.


Desde la Alianza Hayastan afirmaron que no habrá vendettas ni otro 1° de marzo, que en Armenia no volverá a correr sangre. También, denunciaron que desde el gobierno "comenzaron a presionar a los maestros y directores de escuela" para que se sumen a la campaña en favor de Pashinian.


Su máximo líder, el ex presidente y principal candidato Robert Kocharian dijo que en las elecciones las autoridades que van por la reelección deben ser evaluados por un sólo indicador: qué país recibieron y qué país entregan. "Estas autoridades tienen solo dos indicadores que lograron hacer crecer: las tumbas en los cementerios y la emigración", destacó Kocharian.


Al hacer referencia a la cuestión de Meghrí, el ex mandatario señaló que la Alianza "está a favor de la apertura de las comunicaciones y de desbloquear las carreteras", pero considera que "es inadmisible la utilización del término corredor de Meghri".


Para el ex presidente Sargsian, del Partido Republicano -que integra la Alianza Tenemos Honor-, "claramente hay que darse cuenta, que esta no es una elección más". "Esta vez, lamentablemente, la elección es entre tener o no tener Estado, es nuestra última oportunidad". Y dijo que no quiere que en el futuro sus nietos "cuelguen en las paredes de sus casas cuadros con el Lago Sevan junto al del Monte Ararat, como recuerdo de otra porción perdida de nuestros históricos territorios".


El ex Director del Servicio Nacional de Seguridad y actual candidato de la Alianza Tenemos Honor, Artur Vanetsian, aseguró que "hay unos 500 kilómetros de frontera desprotegidos, sin bases ni equipamiento militar". "Junto a nuestro aliado militar Rusia, y con su ayuda, debemos equipar a nuestras Fuerzas Armadas, cambiar por completo su estructura", enfatizó.


La historia del Partido Armenia Próspera (PAP) es conocida, pero quizá no recordada por muchos. Fue parte de las coaliciones de gobierno que acompañaron en su momento a Robert Kocharian y a Serzh Sargsian. Luego se sumó a la "revolución de terciopelo" de Pashinian y partir de la conformación del nuevo gobierno y parlamento pasó a tener el principal bloque opositor en la Asamblea Nacional. Sin embargo ayer, durante un acto de campaña, su líder, el empresario Gaguik Tsarukian, tuvo que desmentir públicamente los rumores de un posible apoyo al actual primer ministro. "Soy un hombre de palabra y si dije que no habrá coalición con Nikol Pashinian, entonces no la habrá"


El líder del PAP destacó la importancia de resolver los problemas que hacen a la seguridad del país, enfatizando que se deben fortalecer las relaciones con Rusia. "Nuestra gente necesita seguridad y desarrollo. ¡Esto es lo más importante! Las personas necesitan sentirse seguras para prosperar. Y para prosperar, para desarrollarnos, necesitamos fortalecer nuestros lazos con Rusia, no sólo de palabra, sino en la práctica concreta", aseveró Tsarukian, para quien "durante la guerra, Rusia demostró que es nuestra única aliada. Rusia es el país que nos apoyó desde el primer día de la guerra".


La actual diputada Iveta Tonoyan, candidata del Partido Armenia Próspera, aseguró que para su organización "son prioridad absoluta el tema de la seguridad y la solución de los problemas acumulados ante la sociedad. Por eso nuestra lema es 'Patria segura, Estado poderoso'. Y presentamos un programa de 30 puntos, que incluye nuestra propuesta en temas económicos, agricultura, ciencia y educación".


Por su parte, el ex presidente Levón Ter Petrosian, líder del Congreso Nacional Armenio, ex aliado de Pashinian, llamó a la población a "no creerle ni a Pashinian ni a Kocharian". Según él, son dos estructuras políticas que "pretenden llegar al poder a cualquier precio, están listos para todo. Ambas estructuras tienen enormes recursos financieros, administrativos y criminales. Ambos harán lo que sea para lograr sus objetivos".


En definitiva, los mismos que gobernaron durante 30 años la "Armenia libre e independiente" y que causaron esta situación política, son los que hoy se repartirán las bancas parlamentarias y profundizarán aún más la crisis en el país.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN