top of page

Armenia, otra vez "desgraciada y sin dueño"

En esta entrega, que ampliaremos a la brevedad, presentamos un primer resumen de las declaraciones realizadas hoy por el primer ministro Nikol Pashinian, que despertaron una ola de duras críticas en el país y en distintas comunidades de la diáspora.

Por Adrián Lomlomdjian


1) Tal como viene sucediendo desde que asumió el poder Pashinian en Armenia, los pasos que da su gobierno parecen estar finamente coordinados con los que da el gobierno de Aliyev en Azerbaiyán. Y ambos, ya resulta más que obvio, responden al mismo plan elaborado por Occidente (Estados Unidos-Gran Bretaña-Unión Europea-OTAN), que cuenta con "el apoyo en campo" de Turquía e Israel, y tiene como objetivo principal golpear a la República Federativa de Rusia -hasta disgregarla y dominarla-, debilitar cuanto más se pueda a China y liquidar a la República Islámica de Irán.


2) Dentro de este panorama, una de las principales víctimas es el pueblo armenio, que no sólo ve peligrar la continuidad de Armenia y Artsaj (Karabaj), sino su existencia como colectivo nacional.


3) Hoy, martes 10 de enero, “sorpresivamente y casi a la misma hora”, el primer ministro Pashinian y el presidente Aliyev brindaron sendas conferencias de prensa en las capitales de sus respectivos países, Armenia y Azerbaiyán. A su manera, con sus matices, “coincidieron” en que Rusia es perjudicial para la región, que Artsaj forma parte de Azerbaiyán y que a Armenia le iría mucho mejor acordando con Bakú y Ankara.


4) Durante la conferencia de prensa brindada en Ereván, el primer ministro de Armenia dejó definitivamente en claro los objetivos centrales de su administración y puso al país al borde de una nueva crisis interna que, en este caso, puede conducirla a la desintegración nacional, a la pérdida de la República o, incluso, a sufrir un nuevo plan de deportaciones masivas ya no sólo en Artsaj, sino en Armenia.


5) Los periodistas elegidos por el gobierno para participar en la conferencia trabajan mayoritariamente en medios afines. En el listado de participantes hubo sólo dos periodistas que no pertenecían a la prensa oficialista.


6) Nikol Pashinian aprovechó cada pregunta -para muchos analistas, todas ellas previamente conocidas y acordadas con las autoridades- para responder atacando a Rusia, para poner en tela de juicio el rol de las fuerzas de paz rusas en Artsaj, para culpar a sus aliados militares de la OTSC por las pérdidas territoriales, para criticar a las anteriores autoridades, para demostrar que su política de buena vecindad con los regímenes de Aliyev y Erdogan dan buenos frutos para el país, para maquillar y presentar como óptimas y favorables las relaciones con Occidente.


7) “En el período reciente, en sus contactos con los países occidentales Azerbaiyán justifica sus acciones agresivas contra los armenios con el temor de que Armenia y la Federación Rusa puedan realizar acciones conjuntas contra Azerbaiyán, y por eso ellos están tomando medidas preventivas”, dijo Pashinian en la conferencia de prensa, comenzando una argumentación insólita que le permita sostener su decisión de eliminar la presencia de Rusia de Armenia y Artsaj, tal como quieren Turquía, Azerbaiyán y Occidente.

“Todos sabemos que esto es absurdo (NdeR.: el ataque armenio-ruso sobre Bakú), pero en el contexto de los acontecimientos en Ucrania, estas declaraciones son de interés para Occidente y Azerbaiyán las está utilizando. Llamamos la atención de nuestros colegas rusos al respecto, pero ante la ausencia de una respuesta, consideramos que la presencia militar de la Federación Rusa no solo no garantiza la seguridad de la República de Armenia, sino que también crea una amenaza para nuestra seguridad. Todavía no hemos sacado conclusiones definitivas, solo estamos registrando los hechos”, dijo con total descaro el primer ministro que está llevando al país a su callejón sin salida.

La historia de los últimos siglos, puntualmente el siglo veinte y, particularmente, los últimos treinta años, son la demostración clara y contundente de que ni la presencia militar de Rusia en Armenia, ni mucho menos las relaciones aliadas y fraternas entre ambos pueblos, son una amenaza para la seguridad de Armenia y su gente.

También es más que evidente que la verdadera amenaza para la seguridad de los armenios y para la existencia misma de Armenia y Artsaj proviene hoy del gobierno encabezado por Nikol Pashinian, apadrinado por Turquía, Azerbaiyán y Occidente.

8) El pasado 1 de enero, el Ministerio de Defensa de Rusia anunciaba que los ejercicios militares conjuntos “Hermandad Inquebrantable-2023” de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la OTSC, se llevarían a cabo en el territorio de Armenia.

Hoy, en la conferencia de prensa, Pashinian anunciaba que “el Ministro de Defensa de la República de Armenia ya ha informado por escrito al cuartel general conjunto de la OTSC, que en la actual situación del país no consideramos apropiado realizar tales ejercicios militares en la República de Armenia”. Y agregó: “Reitero, al menos este año esos ejercicios militares no se llevarán a cabo en Armenia”.

“Los ejercicios con las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), que estaban previstos para 2023 en el territorio de Armenia, se realizarán en territorio de otro Estado”, informó hoy mismo el servicio de prensa del Estado Mayor Conjunto de la OTSC.


9) Esta anuncio de Pashinian demuestra que todos sus reclamos de un mayor compromiso de sus aliados para con la defensa de Armenia no eran más que una puesta en escena para desprestigiarlos, ya que cuando sus aliados militares deciden acudir, trasladar hombres, equipos y armamento, él y su gobierno no hacen más que recharzarlos, porque son contrarios a su plan de entrega.

Al respecto, Dmitri Peskov, vocero del presidente de Rusia, señaló: "Esta es una declaración bastante nueva del Primer Ministro de Armenia. Creo que los colegas de la OTSC se pondrán en contacto para aclarar los detalles de la posición de Armenia. Igualmente, Armenia es nuestro aliado más cercano y continuaremos el diálogo, incluso en temas que ahora son muy complejos”.


10) El primer ministro armenio catalogó de “irrealizable” la idea de llevar una misión de mantenimiento de la paz de la OTSC a la zona de conflicto de Karabaj, argumentando que “algunos países de la organización son aliados de Armenia, pero están más cerca de Azerbaiyán, desarrollando relaciones económicas y políticas con él”. Ciertamente muy contradictoria su declaración con sus acciones, ya que él avanza decididamente en establecer relaciones económicas y políticas con Azerbaiyán.

También dijo que no descarta la posibilidad de presentar una solicitud al Consejo de Seguridad de la ONU para traer a Karabaj un contingente internacional de mantenimiento de la paz “para cuando expire el mandato de las fuerzas de paz rusas”.


11) Respecto a las relaciones internacionales, Pashinian admitió que su administración avanza en cambiar una supuesta lógica que se venía imponiendo en el accionar de los sucesivos gobiernos armenios.

“Tenemos que actuar con la máxima responsabilidad. Hay amenazas, pero también hay oportunidades, y tenemos que lidiar con todas ellas”, dijo Pashinian, subrayando que estaba de acuerdo con la idea que la paz “no se consigue mendigándola”. “La paz hay que ganarla”, enfatizó.

Según el, la paz se puede lograr cambiando las perspectivas, evaluando correctamente las situaciones y realidades, tomando decisiones y medidas calculadas al máximo, aumentando el papel, la visibilidad y la importancia de Armenia, y,por supuesto, “cambiando las relaciones en la región”.

Allí, Pashinian dejo en claro que el objetivo de sacar a Rusia no es sólo “la imaginación de sus adversarios”, sino la piedra angular de todo su accionar. “Podemos tener paz si somos capaces de establecer nuestras relaciones tolerantes con Turquía y Azerbaiyán, logrando ciertos acuerdos y desarrollando aún más nuestras relaciones con la República Islámica de Irán y Georgia. Esta es la fórmula de la paz”, puntualizó el primer ministro armenio, quien enfatizó: “Creo en la normalización de las relaciones con Azerbaiyán y Turquía”.


12) Las relaciones con Turquía tienen una importancia especial para Pashinian, quien no lo niega no esconde. Ya se reunió con Erdogán en Praga y mantuvo con él dos conversaciones telefónicas. Además, su gobierno y Ankara designaron representantes especiales para el proceso de establecimiento de relaciones entre ambos países, quienes ya se reunieron en cuatro oportunidades, una en Moscú y tres en Viena.

“Es importante que no sólo se lleven a cabo negociaciones para restablecer relaciones entre Armenia y Turquía, sino también se deben realizar acciones que aseguren la dinámica de estas negociaciones. Esto también es muy importante para el trabajo de los representantes especiales”, dijo Pashinian, que se mostró contento por la reciente decisión turca de permitir el transporte aéreo de carga entre ambos países. “Espero que en un futuro próximo se abra la frontera para los ciudadanos de terceros países, y también esperamos que se abra la frontera para los titulares de pasaportes diplomáticos”, agregó.


13) “No hubo ninguna propuesta oficial a Armenia para sumarse a la nueva Unión integrada por Rusia y Bielorrusia”, dijo Pashinian, contradiciendo al Secretario del Consejo de Seguridad Nacional, Armén Grigorian, quien había dicho públicamente que los funcionarios armenios eran presionados por Rusia para incorporarse a la Unión.

“En este momento, Armén Grigorian debería ser despedido de su cargo porque mintió públicamente”, puntualizó el ex Vicepresidente de la Asamblea Nacional de Armenia, Eduard Sharmazanov.


14) “Hoy, nuestra tarea es apoyar a la gente de Nagorno Karabaj, a los armenios, para que sigan viviendo en sus tierras, para que sigan siendo armenios, para que se consideren armenios, karabajíes, artsajtsí, y tengan la oportunidad de vivir en un entorno seguro. Desde 2018, nuestra posición general ha sido que no es el gobierno de Armenia quien debe decidir el destino y las relaciones de Nagorno Karabaj, sino que es el pueblo de Karabaj el que debe decidir por sí mismo y debe estar en comunicación, incluso con las autoridades de Azerbaiyán", dijo Pashinian, sacándose de encima, una vez más, la responsabilidad política y militar que le cabe en la defensa de la seguridad y la existencia misma de Artsaj, más allá de la ayuda económica y social que el pueblo de Armenia, a través de su Estado, le envía a sus hermanos de Karabaj. “Hoy brindamos ayuda temas humanitarios y financieros, apoyamos con lo que podemos. Esta es nuestra posición”, se sinceró el primer ministro armenio.


15) Las reuniones Pashinian-Aliyev-Macron-Michel y Pashinian-Erdogan en Praga, las visitas a Ereván de los directores de la CIA y de la MI5 y sus encuentros con Pashinian, los viajes a Washington de los Cancilleres y los Secretarios de Seguridad de Armenia y Azerbaiyán y sus reuniones en el Departamento de Estado, más la llegada sorpresiva de Nancy Pelosi a Armenia y sus diálogos privados con las máximas autoridades armenias, están dando sus frutos.

“El Occidente civilizado necesita limpiar Artsaj de armenios sin derramamiento de sangre”, aseguró el politólogo Stepan Danielian, quien agregó: “Bloquear el Corredor de Lachin es su plan civilizado y por eso el silencio reina en todas partes”.

Sin embargo, Danielian afirmó que por ahora “el plan se ve frustrado”, porque la gente eligió quedarse allí.

Comments


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page