La crisis política se acentúa en Armenia

Las Fuerzas Armadas y la oposición exigen la renuncia del primer ministro Pashinian, quien aún cuenta con el apoyo de cierto sector de la sociedad. Los diferentes actores políticos nacionales y extranjeros manifestaron su preocupación por la tensión política que se vive.

Pashinian junto a sus seguidores desde la Plaza de la República.

Por Emiliano Lomlomdjian


Las Fuerzas Armadas de Armenia reafirmaron esta tarde su pedido de renuncia a Pashinian. En una segunda declaración, expresaron: "El comunicado emitido por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas en la mañana del 25 de febrero no fue dirigido por nadie ni hecho bajo presión de nadie. Esta es la clara convicción y posición de los Generales y Oficiales, cuyo objetivo es servir a la salvación de la patria en este momento crucial".


El primer comunicado, que había sido firmado por el Jefe de Estado Mayor, sus adjuntos y más de tres docenas de altos mandos militares, manifestaba: "El Primer Ministro y el gobierno ya no pueden tomar decisiones razonables en esta situación crítica y fatal para el pueblo armenio".


En respuesta, el primer ministro Nikol Pashinian volvió a cargar contra los militares y ordenó que "el Ejército se involucre en la protección de las fronteras". Desde la Plaza de la República frente a miles de personas, dijo: "Ordeno a todos los soldados, oficiales, generales que participen en la protección de las fronteras y la integridad territorial del país. Esta es mi orden, y nadie se atreverá a desobedecer". Además, aseguró que "la gente no permitirá un golpe militar en el país".


En la movilización convocada para respaldar al gobierno, el líder de la Revolución de Terciopelo señaló que las autoridades armenias no tienen enemigos dentro del país, pero que hay "cuestiones que deben discutirse". "Debería haber una atmósfera de hermandad en la República, lo que no significa que no habrá debate político", agregó.


Por otro lado, el Ministerio de Defensa declaró que las Fuerzas Armadas deben "proteger plenamente las fronteras de la Patria y garantizar la seguridad". En un comunicado, rechazaron la intromisión de los militares en los asuntos políticos del país: "El ejército es una estructura apolítica y todo intento de involucrar a las fuerzas armadas en cualquier proceso político es inadmisible". Destacaron que responderán ante cualquier acción que amenace la estabilidad de Armenia.



Por su parte, el presidente Armen Sarkissian imploró por la "moderación en medio de las tensiones políticas". "Hoy, cuando aún no superamos las consecuencias de la guerra desatada contra Artsaj, cuando tenemos miles de víctimas y heridos, cuando hay graves amenazas regionales, nos encontramos, lamentablemente, ante una situación extremadamente explosiva, que está plagada de consecuencias impredecibles para nuestro Estado", argumentó.


El jefe de Estado llamó a mostrar sentido común a los organismos estatales, agencias de aplicación de la ley, fuerzas políticas y ciudadanos ya que "cada palabra o acción mal considerada aumenta la tensión y profundiza la crisis". "Nuestro pueblo no puede darse el lujo de dividirse, cualquier intento de desestabilizar el estado o poner en peligro la estadidad debe ser rechazado", enfatizó.


En este sentido, la Iglesia armenia instó a abstenerse de enfrentamientos civiles. A través de una declaración, la Santa Sede de Etchmiadzin manifestó su preocupación por los acontecimientos e hizo un llamado a la gente a mostrar prudencia, responsabilidad y no ceder a las provocaciones. "En esta situación de crisis de la posguerra, cuando la patria enfrenta numerosos desafíos políticos, económicos, sociales, acusaciones y constantes llamados a la venganza política, la unidad nacional y la seguridad están en peligro", señalaron.


Desde Etchmiadzin le solicitaron al Presidente, al Primer Ministro, al Presidente de la Asamblea Nacional, a los funcionarios del gobierno, a los líderes de todas las fuerzas políticas y a todos los ciudadanos a buscar soluciones a la difícil situación en una mesa de negociaciones por el bien de la patria y el pueblo.


El presidente de Armenia, Armen Sarkissian.

Por otra parte, los miembros del "Movimiento de Salvación de la Patria" marcharon de la Plaza de la Libertad hasta el Parlamento para que se realice una sesión especial para tratar la crisis política que se vive en el país. Finalmente, esta reunión no pudo concretarse, pero igualmente los opositores exigieron la renuncia del primer ministro Pashinian.


Asimismo, el Partido Comunista pidió la salida del Premier: "Renunciar es la única solución a esta difícil situación". Argumentaron que el pueblo no merece los aventureros pasos de las autoridades actuales que empeoran la situación y llevaron a enfrentamientos civiles. Además, alertaron a "los ciudadanos a no caer en provocaciones".


Pashinian mantuvo una charla con el presidente ruso Putin

Los integrantes del Grupo Minsk manifestaron su preocupación


El primer ministro Pashinian mantuvo hoy una conversación telefónica con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, donde discutieron sobre la crisis política que se vive en Armenia. El líder ruso se pronunció a favor de mantener el orden y la tranquilidad en el país, resolviendo la situación en el marco de la ley. El jefe de estado de Rusia pidió a todas las partes que muestren moderación.


Por su parte, la Unión Europea llamó a la ciudadanía a abstenerse de acciones que puedan agravar la situación. Aseguraron que siguen de cerca los acontecimientos y pidieron a todas las partes que mantengan la calma: "Las disputas políticas deben resolverse de acuerdo con los principios y procesos de la democracia parlamentaria pacífica". "Mantener un orden democrático y constitucional es la única forma en que Armenia puede superar eficazmente los desafíos que enfrenta", señalaron.


No pudo faltar la opinión de la Embajada de Estados Unidos. Desde la sede diplomática están siguiendo de cerca la situación política, "incluidas las declaraciones de las partes relevantes". En un comunicado, alertaron "a todas las partes a que actúen con calma y moderación y que reduzcan las tensiones de manera pacífica, sin violencia". Por último, expresaron que desde Washington están comprometidos a apoyar "las reformas democráticas de Armenia".

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN