El genocidio de Dersim

A 84 años de esta masacre perpetrada por el Estado turco, el gobierno de Erdogán niega este genocidio, donde murieron y fueron exiliadas miles de personas.

Pasaron 84 años y, sin embargo, el Estado turco no está dispuesto a reconocer este genocidio como muchos otros genocidios kurdos. Los responsables de la muerte de miles de personas nunca fueron juzgados ni salieron a la luz. Las familias destrozadas nunca pudieron saber la verdad del pasado.


Miles de personas siguen sin recibir noticias de sus familiares y amigos cercanos. Se desconoce el paradero de quienes en aquel momento eran niños kurdos que fueron secuestrados por el gobierno turco. En muchos otros países del mundo donde se sufrió una experiencia similar, el Estado que cometió un genocidio contra su pueblo reconoció esta masacre planificada, la injusticia, el dolor y las secuelas que causaron. Y hasta pidieron perdón.


Sin embargo, Turquía sigue resistiéndose a disculpase y recurre a la estrategia de que dicho genocidio "nunca existió", igual que hace con el genocidio armenio.

La campaña militar contra Dersim se montó en respuesta a un incidente relativamente menor, y parece que el ejército había estado esperando un motivo para castigar a las tribus. Un día de marzo de 1937, se quemó un puente de madera estratégico y se cortaron las líneas telefónicas. Se sospechó de Seyyit Riza y las tribus asociadas a él. El ejército pudo haber creído que aquello era el comienzo de la esperada rebelión. Una fuente turca menciona que, más o menos en la misma época, se produjo otro incidente menor en otro lugar del Kurdistán, y sugiere la coordinación de los nacionalistas kurdos.


Las primeras tropas enviadas para detener a los sospechosos fueron detenidas por miembros de la tribu armados. Los enfrentamientos no tardaron en intensificarse. Cuando las tribus siguieron negándose a entregar a sus líderes, se montó una gran campaña. Las operaciones militares para someter la región duraron todo el verano de 1937. En septiembre, Seyyit Riza y sus colaboradores más cercanos se rindieron, pero en la primavera siguiente las operaciones se reanudaron con una fuerza aún mayor. Debieron ser de una violencia y brutalidad sin precedentes.


El número de personas masacradas osciló entre las doce mil, según las cifras oficiales, y entre setenta y noventa mil según los habitantes de Dersim. Además, más de diez mil personas sufrieron el destierro y el exilio.


-


Fuente: ANF news


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN