El Tratado de Alexandropol y Sevres

El 27 de Noviembre de 1920, Alexander Jadisian le informaba al primer ministro Simón Vratsian: “A petición de los turcos, decidimos por unanimidad renunciar a Sevres”.

Por Adrián Lomlomdjian


En un artículo publicado hoy en su sitio web por el Centro de Investigaciones Armenia Aní, el historiador Tatul Hakobian hace referencia al Tratado de Sevres, de cuya firma se cumplen cien años.


La nota comienza señalando que “muchos historiadores, políticos, expertos y diplomáticos armenios a menudo se refieren al Tratado de Sevres como un documento legal sobre cuya base Armenia puede hacer reclamos territoriales a Turquía. La historia mundial, especialmente la historia armenia, también nos muestra que no es posible adquirir tierras solo a través de un documento legal. Aquí hay otra realidad que los historiadores y políticos, expertos y diplomáticos armenios olvidan de manera conciente o inconciente”.


Luego, demuestra que el último gobierno de la primera República de Armenia, a fines del año 1920, renunció formalmente al Tratado.


“Cuando el gobierno encabezado por Hamo Ohanchanian dimitió a finales de noviembre de 1920, Simón Vratsian se convirtió en el primer ministro del país. En ese momento, los kemalistas, bajo el mando de Kiazim Karabekir, avanzaban hacia el interior de Armenia, hacia el valle de Ararat. Ya había caído Kars, luego Alexandropol (Leninakán-Guiumrí). La parte armenia tiene que iniciar negociaciones con Karabekir, que se llevan a cabo en Alexandropol, en el edificio donde se encuentra actualmente la sede de la FRA. En esta propiedad, hasta 1925, durante la Armenia Soviética, funcionó el Consulado de Turquía”, cuanta Hakobian, para luego, sí, adentrarse en las negociaciones.


Según el historiador, ni bien comenzaron las conversaciones de Alexandropol, los turcos exigen a los representantes armenios renunciar al Tratado de Sevres. El 27 de noviembre, Alexander Jadisian, que encabezaba la delegación armenia, le informó telefónicamente al primer ministro Simón Vratsian. “A pedido de los turcos, la delegación decidió por unanimidad renunciar a Sevres. La delegación turca aceptó nuestra decisión con gran satisfacción y propuso comenzar a discutir las fronteras. Le dije que nuestro principal deseo es una salida al mar entre Batum y Rize, toda la Armenia rusa, el vilayeto de Van y el sanchag de Bayazet”, fue lo que transmitió Jadisian al nuevo premier armenio. El 30 de noviembre, Karabekir anunció que el río Arax sería la frontera entre Turquía y Armenia.


Para el historiador Tatul Hakobian hubo otros dos momentos en los cuales Armenia reconoció las fronteras de la actual Turquía. La primera fue en octubre de 1921, cuando las autoridades de la Armenia Soviética firmaron el Tratado de Kars, y la otra en octubre de 2009, cuando el gobierno de Serzh Sargsian firmó los célebres protocolos con el gobierno turco en Zurich.


Recordemos que el Tratado de Sevres, firmado el 10 de agosto de 1920 en la ciudad homónima de Francia, fue un acuerdo de paz entre el Imperio otomano y los países aliados de la Primera Guerra Mundial, que nunca entró en vigor al no ser ratificado por las partes firmantes.


Esa conferencia llevada a cabo en la actual Guiumrí tuvo como inesperado desenlace el vergonzoso Tratado de Alexandropol, firmado el 2 de diciembre por el gobierno en retirada del tashnagtsutiún con el gobierno turco. Un acuerdo, que no era otra cosa que una nueva capitulación ante los turcos y un intento por detener la incorporación de Armenia al conjunto de países que puso en marcha la edificación de las nuevas sociedad socialistas, basadas en el fin de la explotación y la opresión, con paz, confraternidad y solidaridad entre los pueblos.


En el libro “República de Armenia”, de Simón Vratsian (Beirut, 1958), el último primer ministro armenio cuenta que “en la noche del 2 de diciembre de 1920 se firma el Tratado de Alexandropol”, y allí presenta un resumen del mismo y no el texto firmado por ambas partes, que sí está completo en la página 408 del libro “La Gran Revolución Socialista de Octubre y el triunfo del Poder Soviético en Armenia-Documentos y notas”, impreso en Ereván, en 1960, por la Academia Nacional de Ciencias de la República Socialista Soviética de Armenia.


A modo de síntesis, podemos destacar que según este acuerdo firmado entre los gobiernos de la Primera República de Armenia y de Turquía, “La guerra entre Armenia y Turquía se da por finalizada”,… “Los armenios renuncian al Tratado de Sevres”,… “el gobierno de Armenia acuerda mantener el número indispensable de gendarmes para garantizar el orden y la seguridad interior, y para la defensa de sus fronteras sólo 1.500 soldados. Deja de ser obligatorio el servicio militar”… “En caso de un ataque exterior a Armenia, Turquía la defenderá a pedido del gobierno armenio, como así también en caso de problemas internos”,… “Turquía y Armenia se benefician mutuamente de la libertad de tránsito, ya sea en ferrocarril o por cualquier transporte y camino”,… “Todos los acuerdos firmados por Armenia contra Turquía son considerados inválidos”,… “A Sharur, Shahtajt y Najicheván se les otorga temporalmente la autonomía bajo protectorado de Turquía, hasta que se resuelva definitivamente su estatus a través de plebiscitos”.


Este Tratado no entró en vigencia porque Armenia, ese mismo día, se había convertido en República Socialista Soviética.

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina