Luchan por la verdad del genocidio asirio en el parlamento turco

El diputado Tuma Çelik conmemoró a los asirios que murieron en el seyfo de 1915. "La base de nuestra vida común e igualitaria se basa en nuestra confrontación con el pasado".


En 1915, el Imperio otomano realizó un genocidio contra el pueblo asirio, el seyfo, al igual que contra los armenios. Hoy, los pueblos de Turquía luchan por la verdad y la justicia para este, como otros crímenes del pasado.


En este contexto, el diputado Tuma Çelik del Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turco) conmemoró a los asirios que murieron en el genocidio en 1915. Frente a la Asamblea Nacional, dijo el fin de semana pasado: "Hablamos del seyfo de 1915 y la base de nuestra vida común e igualitaria se basa en nuestra confrontación con el pasado".


"El 15 de junio es el aniversario de lo que sucedió en 1915, que los asirios llamaron seyfo. Ellos tenían una población de alrededor de 700.000 personas en 1915, pero con lo que sucedió, en las fronteras de Turquía, su población cayó a 25.000", detalló el parlamentario. Durante esa época, trescientos mil asirios fueron masacrados y casi doscientos mil, asimilados o forzados a emigrar.


El diputado de izquierda contó que igualmente "el genocidio continuó con diferentes políticas". "En 1924, aproximadamente ochenta mil asirios orientales fueron exiliados y, en 1928, las dos últimas escuelas de asirias en Diyarbekir y Mardín fueron cerradas", agregó. Después de estas presiones ininterrumpidas hasta la fecha, la población de asirios y los perpetradores de los refugiados sirios en los años ochenta y noventa disminuyeron a 23,000.


Çelik continuó con su reflexión: "La base de nuestra vida común e igualitaria hoy es enfrentar el pasado. Estamos constantemente hablando del seyfo desde 1915 y me pregunto qué tipo de vida queremos en el futuro. Lo que nosotros queremos, todos los pueblos de Turquía, todas las identidades, es la igualdad de todas las religiones, queremos continuar una vida común en paz".


Respecto a los convenios internacionales, el parlamentario dijo: "Los problemas de los asirios no fueron tratados y sus demandas no fueron escuchadas de ninguna manera". "A pesar del Tratado de Lausana firmado en 1923, a los sirios nunca se les permitió ejercer sus derechos. No se les permitió abrir escuelas, no se les permitió criar clérigos, su idioma y su religión. No solo sufrieron esto los asirios, sino todas las minorías", explicó.


El diputado Çelik finalizó su discurso dirigido a la Asamblea General de la Asamblea Nacional Turca: "Para un futuro seguro, el pasado debe ser condenado por todos nosotros. Es importante para garantizar la paz social y la esperanza de un futuro común en nuestro país". "En este sentido, nuestra solicitud es que todos puedan vivir su propia identidad sin restricciones sobre la base de la igualdad", cerró.


Fuente: Diario Agós de Estambul

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN