¿Podrá Armenia contra el Covid-19?

A pesar de nuevas normativas y de controles más estrictos, mayoritariamente la población sigue eligiendo no vacunarse.

Redacción NOR SEVAN


La situación sanitaria en Armenia relacionada con el Covid-19 sigue siendo preocupante y día a día, en lugar de dar signos de alivio, empeora un poco más.


Los nuevos casos aumentan considerablemente a diario, al igual que el número de casos activos y el de muertos. Los lugares asignados en los hospitales para el cuidado de las personas infectadas no alcanza, y mucho menos las salas de terapia intensiva, que se encuentran casi desbordadas a nivel nacional.


El gobierno trata por todos los medios de ser más estricto en los controles públicos sobre el cumplimiento de los protocolos establecidos e incluso dicta nuevas normativas con el propósito de lograr que un sector más amplio de la población decida vacunarse, pero todavía no se ven los frutos de esta política oficial. Por el contrario, las cifras -negativas- van en aumento y no son pocos quienes temen que la situación se transforme en una verdadera tragedia.


Según el Ministerio de Salud de Armenia, de los 15 mil 616 test realizados en la última jornada, 1.765 dieron positivo, llevando el total de casos en el país desde el comienzo de la pandemia a 278 mil 431, de los cuales 252 mil 211 ya están recuperados. Ayer fueron dados de alta 881 pacientes y 39 fallecieron, por lo que ya son 6.945 los muertos con coronavirus. En cuanto al número de casos activos (personas en tratamiento efectivo contra el Covid-19), en este momento llega a 19 mil 275 personas, una parte internada en hospitales y otra siendo controlada -incluso recibiendo oxígeno- en sus hogares.


Para tomar algo de noción de la situación en Armenia, sirven los datos actuales en Argentina. Con una población cercana a los 50 millones, ayer en nuestro país fueron confirmados 1.350 nuevos casos de Covid-19 y fallecieron 52 personas. Los casos activos en Argentina son 17 mil 907, casi dos mil personas menos que en Armenia con una población quince veces mayor.

Mientras en Argentina comenzó la vacunación de menores, en Armenia no logran convencer a la población en general de la importancia de la vacunación. Aquí, más del 50% de los ciudadanos recibimos las dos dosis, otro porcentaje recibió una dosis y esta semana llegaron más de un millón 600 mil dosis de la vacuna Pfizer, que serán utilizadas para los jóvenes de entre 12 y 18 años. Por otra parte, los niños de entre 3 y 11 años, están siendo vacunados con la vacuna Sinopharm, de la que hay disponibles algo más de dos millones y se espera la llegada de una cantidad similar en los próximos días. Es decir, en pocos días habrá entre un 75-80% de la población argentina vacunada.


En la mañana del jueves, el médico pediatra y directivo del Hospital Garrahan, Oscar Trotta, afirmó que la vacunación de los niños "protege a los adultos de su entorno y permite llegar a la inmunidad de rebaño". El especialista consideró que la campaña de inmunización contra el coronavirus para menores de entre 3 y 11 años "le da protección no solo a los chicos, para evitar que esa población vulnerable quede desprotegida, sino también a los adultos que forman parte de sus entornos, como sus familias, cuidadores y los docentes". "Hay que tratar de tener a la mayor cantidad de habitantes inmunizados para poder acorralar al virus, si la Argentina quiere llegar a la inmunidad de rebaño tiene que vacunar a esos 6 millones de chicos", agregó.


En Armenia, si bien no hay falta de vacunas, apenas el 14% de la población tiene la vacunación completa o una de las dosis aplicada. A las vacunas que fueron llegando al país, ayer se sumaron otras 50 mil dosis de Sputnik V donadas por el Ministerio de Defensa de Rusia al Ministerio de Defensa de Armenia, para vacunar al personal de las Fuerzas Armadas. La semana pasada había llegado al país desde Lituania otra donación de 50 mil dosis de Moderna.


Desde el 1 de octubre rige en Armenia una nueva normativa por la cual todos los trabajadores, estudiantes, funcionarios y quienes realicen actividades fuera de sus casas y no estén vacunados, deben presentar un test PCR negativo cada 14 días. Los costos del mismo corren por cuenta de cada uno.


Asimismo, desde el Ministerio de Salud informaron que estaban estudiando la posibilidad de que el tratamiento contra el Covid-19, que es gratuito (al igual que la vacunación), comience a ser pago para quienes no tienen aplicadas las vacunas. El costo estimado es de mil 700 dólares.


De esta manera, el gobierno armenio intenta persuadir a la población de vacunarse e ir avanzando a conquistar la denominada "inmunidad de rebaño". La campaña de vacunación gratuita de la población comenzó en Armenia el pasado 13 de abril y se utilizan 5 tipos de vacunas contra el Covid-19: CoronaVac y Sinofarm (China), AstraZeneka (Gran Bretaña, Suecia), Sputnik V (Rusia) y Moderna (EE.UU.).

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN