top of page

Acerca de la "lentitud" de la operación militar especial (OME) en Ucrania

El ministro de defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, enfatizó, que se continuará con el desarrollo de la OME hasta que se completen todas las tareas planteadas.

Redacción NOR SEVAN


El martes 24 de mayo, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, participó en una reunión a través de un enlace de video del Consejo de Ministros de Defensa de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). A la reunión también asistieron los ministros de defensa de Bielorrusia, Armenia, Kazajstán, Kirguistán y Tayikistán, el secretario general de la OTSC, Stanislav Zas, y el jefe del Estado Mayor Conjunto de la OTSC, el coronel general Anatoli Sidorov.


En el encuentro, Shoigú se refirió al hecho de la situación de seguridad colectiva en la región de Europa del Este se ha deteriorado significativamente. Señaló que, a pesar de los esfuerzos de Rusia, Occidente no tuvo en cuenta las propuestas para resolver cuestiones clave para nuestra seguridad: la no expansión de la OTAN hacia el Este y el no despliegue de armas de ataque cerca del territorio ruso. "Todo se hizo exactamente al revés", indicó.


"Estados Unidos ha fijado un rumbo para el desmantelamiento completo de la arquitectura de seguridad internacional existente, acompañándolo con el despliegue global de un sistema de defensa antimisiles y el desarrollo de sistemas de misiles de mediano y corto alcance", destacó el ministro ruso de Defensa.


Agregó, que la Alianza del Atlántico Norte "se ha acercado a nuestras fronteras y ha aumentado significativamente su potencial de combate". "Se intensificaron los esfuerzos para que Ucrania se uniera a la OTAN, desplegara la infraestructura militar de la coalición en su territorio, y el propio país se convirtió en un estado hostil hacia nosotros, utilizado como instrumento de presión sobre Rusia", precisó Shoigú.


El militar argumentó que, en ese sentido, existe una amenaza real de que Ucrania cree armas nucleares y sus sistemas vectores. "En su territorio se formó una red de más de 30 laboratorios biológicos involucrados en el programa biológico militar estadounidense. Está documentado que la investigación se llevó a cabo en secreto, en violación de las obligaciones internacionales", denunció el militar ruso.


"En las inmediaciones de nuestras fronteras, de hecho, se crearon componentes de armas biológicas, se estaban elaborando métodos para desestabilizar la situación epidemiológica", añadió Shoigú, durante su intervención en el encuentro.

Según el ministro de Defensa de Rusia, bajo el patrocinio occidental, se desarrollaron sentimientos nacionalistas rusofóbicos en la sociedad ucraniana, "se persiguió el idioma ruso, la cultura rusa y nuestra historia común", dijo. "Aquellos que no estaban de acuerdo con tal desarrollo de eventos simplemente fueron destruidos", acotó.


"Durante ocho años, el régimen de Kiev bombardeó metódicamente las ciudades y pueblos de Donbass. Durante este tiempo, más de 14 mil personas murieron y unas 33 mil resultaron heridas. Todos nuestros intentos de obligar a Kiev a cumplir con los acuerdos de Minsk fueron en vano, simplemente los ignoró", enfatizó Shoigú.


Argumentó el ministro, que en la situación actual, Rusia se vio obligada a lanzar una operación militar especial para proteger a las personas del genocidio, así como la desmilitarización y desnazificación de Ucrania, asegurando su estado neutral y libre de armas nucleares.


"Temiendo la derrota de las tropas ucranianas, Occidente organizó con urgencia el suministro de armas letales. Se ha lanzado una campaña a gran escala para desinformar a la comunidad mundial sobre las verdaderas causas de la crisis". "Se envían al país asesores militares y empleados de empresas militares privadas, y el número de mercenarios extranjeros ha superado las seis mil personas". declaró Shoigú.


El funcionario explicó, que para aferrarse al poder, el régimen de Kiev utiliza métodos terroristas contra su propio pueblo. "Los nacionalistas llevan a cabo ejecuciones demostrativas de quienes se negaron a participar en las hostilidades, bloquean la salida de civiles de las ciudades, usándolos como escudos humanos y dispersan tanques y artillería en áreas residenciales", detalló.

"La liberación de delincuentes y la distribución descontrolada de armas dieron lugar a casos masivos de violencia, robos y saqueos. Se conocen numerosos hechos de tortura y asesinatos brutales de prisioneros de guerra rusos. Y no está escondido", precisó Shoigú en sus palabras.


"Occidente se niega a reconocer estos hechos. Los llamados países civilizados no solo niegan la existencia del neonazismo en Ucrania, sino que también acogen con honores a representantes de las unidades nazis involucradas en sangrientas atrocidades", dijo el ministro ruso de Defensa.


La "lentitud" de la operación militar especial en Ucrania es intencional por razones objetivas.

En la reunión, Shoigú dejó claro que las Fuerzas Armadas rusas, a diferencia de las ucranianas, no atacan la infraestructura civil donde pueden estar los civiles. "Las posiciones de tiro detectadas y los objetivos militares del enemigo son alcanzados por armas de alta precisión", subrayó.


"Se anuncian regímenes de silencio y se crean corredores humanitarios para que los residentes abandonen los asentamientos cercados. Por supuesto, esto ralentiza el ritmo de la ofensiva, pero se hace deliberadamente para evitar bajas civiles", resaltó Shoigú.


Al mismo tiempo, el ministro afirmó que a pesar de la asistencia occidental a gran escala al régimen de Kiev y la presión de las sanciones sobre Rusia, "continuaremos con la operación militar especial hasta que se completen todas las tareas", apuntó.


Se están formando focos de tensión a largo plazo a lo largo del perímetro de las fronteras de la OTSC.

Hablando sobre la necesidad de aumentar los niveles de cooperación militar entre los países miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), Shoigú indicó que en estas condiciones, se requiere una clara coordinación y mejora continua de las fuerzas y medios incluidos en el sistema de seguridad colectiva, mecanismos de toma de decisiones y respuesta a situaciones de crisis.


"Estamos decididos a seguir desarrollando la cooperación dentro de la Organización en todas las esferas principales. Esto es especialmente importante también porque los países occidentales están trabajando a propósito para socavar las relaciones aliadas entre los Estados de la OTSC", dijo Shoigú.


"Sabemos cuánta presión se ejerce sobre nuestros aliados. Se utilizan amenazas no disimuladas, chantajes, intrigas. Todo esto requiere de nosotros una unidad aún mayor, una coordinación de acciones más activa y precisa", manifestó el ministro ruso de Defensa.


En ese orden, Shoigú aseguró que "Rusia continuará brindando la asistencia necesaria a sus aliados para neutralizar las amenazas emergentes y defender la soberanía", concluyó.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page