Aleida juvenil

El suplemento Nuestra Voz Juvenil, en esta oportunidad, tuvo el placer de recibir en la Unión Cultural Armenia a la compañera Aleida Guevara March.


Por Gabriel Tchabrassian


El Che estuvo en casa. En esta oportunidad no pudimos entrevistar tomando un mate y con el grabador en mano. Pero tuvimos el placer de recibir en nuestra casa, en la Unión Cultural Armenia, a la compañera Aleida Guevara March. Ella es doctora pediatra, militante del Partido Comunista de Cuba, es hija de la Revolución, y es la hija de Ernesto, el “Che”, Guevara. Es un claro exponente y ejemplo del pueblo cubano, de su lucha y de su resistencia incansable al ataque constante del imperialismo.Aquella noche, con ella estuvo presente su padre, como todos los cubanos. Vivimos una jornada increíble que será recordada por siempre en nuestra memoria colectiva, cargada de emociones, donde pudimos ver y entender un poco más cual es el trabajo de la Revolución Cubana, y como lo desarrolla su pueblo a lo largo y ancho del mundo.


El pasado 27 de septiembre la Unión Cultural Armenia toda vivió una de las noches más importantes de toda su historia. Tuvimos el honor de recibir en nuestra casa a la Compañera Aleida Guevara, ni más ni menos que la hija del eterno Comandante Ernesto Che Guevara. Como era de esperar, sabíamos que la presencia de tan importante personalidad iba a convocar gran cantidad de público, pero las instalaciones de la UCA se vieron desbordadas por la gran cantidad de personas que quisieron venir a escuchar la disertación de Aleida, pero algunos más cómodos que otros, parados, sentados o asomados de alguna ventana escuchamos por casi dos horas hablar a Aleida.


Nuestro Presidente, compañero Adrián Lomlomdjian, le dio la bienvenida por parte de la UCA, haciendo especial hincapié en que más allá de que fuera la hija del Che Guevara, estábamos orgullosos de recibirla porque es una compañera militante de las ideas del Socialismo y la Revolución Cubana y agradecerle por medio de su persona a toda Cuba, ya que en los momentos más difíciles donde parecía que estaba todo perdido, fue Cuba quien iluminó nuestro camino y mantuvo firmes sus convicciones para que nosotros no bajemos los brazos.


Luego la JUCA le hizo entrega de la mención Simón Yogurtdjian, reconocimiento a la militancia de aquellos compañeros que dedican su vida a la construcción de la Nueva Sociedad. Antes de escuchar a Aleida, el compañero Carlos Aznarez, de Cátedras Bolivarianas de Resumen Latinoamericano dio también la bienvenida remarcando la unión de cuatro pueblos en la actividad, el argentino, el armenio, el vasco y el de la Cuba revolucionaria y socialista.


Aleida habló por casi dos horas, haciendo un recuento de su paso por la Argentina con la misión de poder encontrar la manera de seguir manteniendo las misiones de salud cubanas en nuestro país, como es Operación Milagro, donde se opera a miles y miles de argentinos de cataratas de manera gratuita. Luego Aleida hizo un raconto de la biografía de su padre, contando anécdotas y experiencias personales de ella con su padre y también como no puede ser de otra manera, mostrarnos el camino del Che, el de ella y el de todo el pueblo cubano. Entre varias de las cosas que escuchamos decir a Aleida esa noche, nos recordó a su padre cuando él decía que “podemos diagnosticar los problemas, podemos ver los problemas, pero no podemos quedarnos solamente con el diagnostico. Hay que buscar la solución a esos problemas, aunque nos cueste la vida intentarlo tenemos que llegar a solucionar esos problemas.”


Aleida enfatizó sobre el rol de la juventud diciendo que “la juventud tiene que dejarnos la alegría de vivir, la fuerza de vivir, para seguir combatiendo por lo que creemos justo. Eso es lo que nos hace verdaderamente mejores seres humanos”.


Es imposible transcribir en estos pocos renglones todo lo que dijo Aleida, ya que toda su intervención fue realmente extraordinaria y digna de ser conocida por todos, pero nos parece importante remarcar la manera en la que ella terminó su discurso: “mi padre es un hombre muy completo y no es fácil seguirlo, conlleva no solamente sacrificio, sino algo más, conlleva una entrega total y absoluta y es realmente difícil, pero lo intentamos, y lo seguimos intentando porque es la única manera de rendirle tributo a un hombre que amamos. No se ama a las personas porque tu quieres que sea de una manera, tu amas a una persona porque es así, con sus defectos y con sus virtudes, y aprender a amarlo, a respetarlo, es llevarlo siempre presente. Él habló una vez de la muerte. Decía que para los comunistas después de la muerte no hay nada y para mi eso funciona, es verdad. Pero ¿qué es la vida después de la muerte? Es continuar. Continuar junto a los hombres y mujeres que no olvidan. Es continuar junto a los hombres y mujeres que sí piensan que se puede hacer un mundo mejor, que no doblan la cabeza, que mantienen los brazos erguidos y que siguen trabajando, siguen luchando por un mundo mejor para toda nuestra sociedad. Entonces el Che está presente cada vez que hacemos algo útil por los demás, el Che estuvo aquí con nosotros”.


Sin lugar a dudas, esta juventud está decidida a continuar por el camino del Che, por el camino del sacrificio y entrega total por un mundo mejor que no es más que un mundo socialista.


No nos queda más que agradecer a todos los que hicieron posible este histórico acontecimiento y especialmente a Aleida, quien con su presencia nos hizo sentir que el Che estuvo en casa y se instaló para siempre en cada rincón, en cada actividad, en cada momento en el que reafirmemos nuestras convicciones y principios y sigamos por este camino sin retorno hacia una sociedad sin explotadores ni explotados.


Hasta la próxima, compañera…

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina