top of page

Crónica de un 29 de Noviembre inolvidable: ¡Hubo fiesta en la Casa de la Cultura Armenia!

La sede de la Unión Cultural Armenia se vio desbordada por una concurrencia que disfrutó a pleno de un nuevo acto institucional dedicado al Renacimiento Nacional y Social de Armenia y su pueblo. Emotivo relanzamiento del Coro Aram Khachaturian.

Redacción NOR SEVAN


La Casa de la Cultura Armenia estuvo de fiesta. Fue el 29 de noviembre, durante la celebración del Renacimiento Nacional y Social del pueblo armenio, organizado por la Unión Cultural Armenia y su Juventud (la Juca).


Un salón colmado, y desbordante de alegría, fue escenario de una velada para el recuerdo, que además contó con el relanzamiento histórico del Coro Aram Khachaturian, de la UCA, que como diríamos en charlas de amigos y amigas, “volvió al ruedo” con una segunda etapa, luego de un impasse prolongado de varias décadas.


Dirigentes, socios y socias, familiares, amigos y amigas de distintas organizaciones, se hicieron presentes para compartir este importante momento, ocupando cada rincón del salón principal “Simón Yogourtjian”. La presencia masiva de jóvenes en la sala, elogiada por muchos de los presentes, es consecuencia directa del trabajo cotidiano y del presente institucional.


Oficiaron como maestros de ceremonia los compañeros Adriana Cámara Kasbarian, vicepresidenta de la UCA, y Federico Lomlomdjian, dirigente de la Juca. Ellos dieron las palabras de bienvenida y de la presentación de la actividad: "Las nuevas generaciones que conformamos la Unión Cultural Armenia, mantenemos firmes nuestras convicciones y seguimos -a partir de 1991- celebrando el 29 de Noviembre de 1920".



Después, comenzó la entrega de reconocimientos a la trayectoria en Kaiane a los y las integrantes de más de diez, veinte y treinta años en la Compañía. Fueron invitados para hacer entrega de los diplomas las compañeras exdirectoras del Kaiane, Alicia Antreassian y Mirta Vartanian, el maestro Raffi Grigoryan, exintegrante del Conjunto Estatal de Danzas de la RSS de Armenia y actual miembro del Colectivo de Dirección Artística.


Las palabras del compañero Alberto Egiaian, miembro de la CD de la UCA y exintegrante del Kaiane, sensibilizaron a los presentes y a los homenajeados, y fueron el prólogo del primer momento emotivo de la noche:


“Nunca más propicio que un 29 de noviembre, por lo que representa, por su impronta y el legado artístico cultural que nos inculcó, para poder establecer la relación que existió, existe y se mantendrá a lo largo de los años, con el trabajo que logra cada día la Compañía argentina de danzas folklóricas armenias Kaiane.


Lo señalado formó parte de mi propia historia. Y no estoy haciendo referencia solamente a lo personal, sino por lo vivido colectivamente por las distintas familias y compañeros que formaron la UCA y la JUCA.


Esta organización permitió desarrollar el vínculo de muchos jóvenes con la danza y cultura armenia. Fue así como gracias a las profesoras Rosa Chakedjian, Mirta Vartanian, Alicia Antreassian, y en esta última etapa al maestro Raffi Grigoryan y al Colectivo de Dirección Artística, logramos este año celebrar 63 años de vida ininterrumpida de nuestro querido Kaiane.


Es importante destacar el trabajo mancomunado y de búsqueda permanente en la superación de cada proyecto, queriendo siempre plasmar con nuestras danzas la lucha y el renacimiento que reivindica el 29 de noviembre de 1920. Solo un pueblo que mantiene y fomenta su cultura, que no niega su historia, que valora al ser humano en todas sus dimensiones y la amistad entre los pueblos, llega a conquistar logros como aquellos que nos dejaron los 70 años de la República Socialista Soviética de Armenia.


Y en esta pequeña síntesis histórica institucional, desde ya que nuestros jóvenes tiene su papel preponderante. Horas de dedicación y esfuerzo en cada día de ensayo, en cada puesta en escena de cada coreografía, en pesar la mejor iluminación, vestuario, maquillaje y todo lo necesario para que nuestro Kaiane brille y nos enorgullezca en cada presentación.

Cabe destacar que esa superación permanente a la cual hice referencia, nos llevó a incorporar a la Orquesta de la UCA, que con la invalorable dirección del maestro Andy Istephanian, se convirtió en el sueño cumplido de generaciones de integrantes, directivos y, en especial, de nuestra querida Alicia Antreassian.



Todo lo expuesto es el marco que quiero dar para hacer mención de compañeros y compañeras, integrantes del Conjunto Kaiane, que no solo recibirán una distinción por su trayectoria de varias décadas ininterrumpidas en su permanente compromiso con la danza, sino también con los valores de entrega y lucha diaria que toda institución requiere, en especial, la Unión Cultural Armenia.


Aquí me resulta importante destacar la entrega de horas/trabajo que hizo cada uno de los integrantes, así como también el colectivo institucional, en la obra de remodelación que hicimos en nuestra casa, logrando que esté como hoy la disfrutamos.


Felicito a cada uno de los bailarines y bailarinas por mantener y fomentar la cultura armenia, por su lucha diaria y el trabajo codo a codo que hace que cada año nos emocionen en cada presentación y participación artística a nivel comunitario y nacional.

Les pido un fuerte aplauso para cada uno de ellos y ellas.


Muchas gracias”.


Recibieron diplomas por más de treinta años en el Kaiane, los compañeros Carlos Agaya, Natalia Akgulian y María Eva Apikian; por treinta años en el Conjunto, la compañera Marcela Boyadjian; por más de veinticinco años, los compañeros Sebastián Leblebidjian y Daniela Reinone; por más de veinte años, los compañeros Pedro Agaya y Agostina López; por veinte años Ezequiel Keshishian y Nicolás Kouyoumdzian; y por diez años, la compañera Daniela Landaburu.


Finalizada la ceremonia de entrega, fue el turno de uno de los platos fuertes de la celebración: Kaiane. Así es, sus integrantes, en un escenario improvisado, deleitaron a la concurrencia con cuatro danzas -Donagán, Zankezur, Kocharí y Azkakragán-, recibiendo las sucesivas ovaciones de los presentes y logrando hacer crecer el clima festivo predominante en la sala.


Seguidamente hizo uso de la palabra el compañero Adrián Lomlomdjian, quien agradeció al Kaiane su compromiso y entrega permanentes, y a los presentes, su acompañamiento y apoyo a las actividades e iniciativas institucionales. Hizo un poco de historia, contando particularidades de Armenia Soviética, y subrayó el significado fundamental que tienen el 29 de Noviembre de 1920 y el Renacimiento Nacional y Social del pueblo armenio, no sólo en el pasado y presente institucional, sino también a la hora de proyectar y delinear el futuro.


El presidente de la UCA habló de las relaciones institucionales y puntualizó que las diferencias no son un obstáculo a la hora de encarar iniciativas conjuntas, ya sean coyunturales o a largo plazo, ya que la verdad y la sinceridad son dos elementos fundamentales en el ida y vuelta con los dirigentes de otras instituciones.


Lomlomdjian subrayó los principios que guían el accionar institucional desde su fundación, afirmó que la UCA es una organización política, pero no partidaria, enumeró los frente de trabajo y las distintas actividades que se desarrollan, y destacó la solidaridad activa y la cooperación práctica con otras instituciones como componentes fundamentales del quehacer de la organización.


Recordó que desde siempre, los dirigentes de la UCA trabajaron por la unidad. “A veces sale, otras no, pero nunca dejamos de intentarlo”, dijo, destacando la necesidad de profundizar en la búsqueda de nuevos caminos que permitan aunar criterios y acercar posiciones. En ese marco, propuso celebrar el 28 de Mayo de 1918 como Día del Nacimiento de la República de Armenia, el 29 de Noviembre de 1920 como Día del Renacimiento Nacional y Social del pueblo armenio y el 21 de Septiembre de 1991 como el Día de Armenia, ya que se aseguró la continuidad de su existencia. “Debemos debatir y ver si es posible. Seguramente habrán más propuestas en base a otras miradas, pero lo importante es hacer el intento”, puntualizó.


Llamó a condenar públicamente la política criminal que lleva adelante Israel y a exigir el inmediato cese de la agresión al pueblo palestino, que sufre desde hace más de siete décadas los horrores del plan genocida perpetrado por los sucesivos gobiernos sionistas.

“Siempre nos encontrarán solidarios, luchando por la paz y la amistad entre los pueblos, trabajando por la armenidad, pero sosteniendo nuestro internacionalismo militante. Y siempre festejaremos el 29 de Noviembre de 1920, Día del Renacimiento Nacional y Social del pueblo armenio”, concluyó su intervención el compañero Adrián Lomlomdjian.



Otro momento emotivo lo brindó el Grupo Garodalí, de la UCA. “Fue creado por la profesora Alicia Antreassian en 2007 para ex integrantes del Kaiane, pero después se empezaron a sumar varias chicas que no lo eran, pero que ahora estaban con ganas de hacer baile armenio, y así fuimos dándole forma”, dijo Rogelia Corvaglia, dirigente de la Unión Cultural Armenia y actual integrante del Grupo Garodalí. Daniela Reinone, la “profe” del Grupo, contó sintéticamente sobre la actividad que desarrollan a lo largo y sobre el trabajo realizado en esta etapa por ella y anteriormente por Agostina López.


Finalmente, Graciela Dakesian, integrante del Grupo Garodalí, emocionó a la concurrencia, recitando una poesía de su autoría: “Cierra los ojos, el viento lleva tus pasos. Escucha su fresca melodía, alza los brazos y baila con las hojas perdidas. Ráfagas de ternura sueltan las trenzas. Con el nevado cabello, la brisa borda memorias de lágrimas lejanas. Mientras tú, Garodalí, bailas atravesando los tiempos”. Y finalizó diciendo: “Por nosotras, por ustedes, por los que pasaron y por los que vendrán. Sigue bailando Garodalí”.


Y llegó el momento esperado, la presentación del Coro Aram Khachaturian. Desde hace algunos meses, la UCA venía anunciando su relanzamiento e invitando a formar parte del mismo. Y mientras comenzaban los ensayos y la idea se iba transformando en una hermosa realidad, el Coro ya tenía uno de sus primeros logros: el logo propio, realizado por el joven Lucas González, integrante del Conjunto Kaiane y de la Juca, pero que se inició en la institución desde que era niño, formando parte del alumnado de la Escuela Integral de Cultura Armenia.



El secretario de la UCA, compañero Carlos Agaya, expresó de manera sintética la importancia de este momento y lo sintetizó en una frase: “Cuando queremos que las cosas sucedan, aquí suceden”, poniéndole palabras al compromiso del colectivo institucional a la hora de cumplir un objetivo.


Seguidamente, ingresaron los y las integrantes del Coro Aram Khachaturian, que bajo la dirección del maestro Andy Istephanian, se presentó por primera vez en la segunda etapa de su existencia artística. Veinticuatro coreutas divididos en cuatro voces, acompañados en piano por el director, en flauta por Araxi Berberian y en dhol por Miguel Samuelian, constituía toda una incógnita para los presentes, que si bien conocían la idea se había llegado hasta la Casa de la Cultura Armenia para ver de qué se trataba.


Y guiándonos por las ovaciones y vivas después de cada tema, no nos equivocamos al asegurar que fue “prueba superada” -y con creces-, una vez más, por la UCA y su nueva apuesta cultural en favor de la armenidad.


Dos temas en idioma armenio relacionados a la celebración -“Ashjor unenk” (Tenemos jornal) y “Abarán” (dedicado a la vida en un poblado en épocas del Renacimiento)- y un tema en castellano vinculado a la historia y presente en Nuestra América -“Por qué cantamos”, poesía de Mario Benedetti- fueron interpretados correctamente, con mucha alegría y pasión -según lo que correspondiera-, pero por sobre todo, con mucho compromiso por quienes integran el Coro Aram Khachaturian, que no es más que una renovada herramienta cultural de una institución que hizo y hace mucho para preservar, desarrollar y difundir distintas disciplinas del arte y la cultura armenias.


Entre los presentes en la sala se encontraban Elena Arabian, integrante del Coro en su primera etapa, allá por la década de los 50 y 60 del siglo veinte, y Mirta Vartanian, quien siendo pequeña también integró el Coro junto a sus hermanas.


También acompañaron con su presencia el reverendo Padre Drtad Ohanian, cura párroco de la Iglesia Armenia Surp Kevork de Vicente López, y dirigentes de distintas instituciones amigas, entre ellos, Aram Karaguezian, Carlos Varty Manoukian, Juan Sarrafian, Aleksan Markaryasoglu, Sergio Tchabrassian, Ani Mouchian, Juan Zoulalian, Claudio Egiaian, Daniel Karamanian, Alejandro Strasak, María Ana Lis, Paola Gallo, Jorge Kantor y Rosa Grushka.


¡Fue 29 de Noviembre y hubo fiesta en la Casa de la Cultura Armenia!



Comments


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page