"Defender nuestros lazos fraternales"

El Partido Comunista de Rusia convocó al "hermano pueblo ucraniano" a no ceder ante los planes guerreristas de Occidente.

Redacción NOR SEVAN


En un mensaje dirigido al "hermano pueblo de Ucrania", el líder de Partido Comunista de Rusia, Guennadi Ziuganov, llamó a defender "los sagrados lazos de la camaradería" que unen a ambos pueblos.


"¡Queridos hermanos y hermanas! Cada uno de nosotros ya está oyendo los golpes de la desgracia en nuestras puertas. Ucrania y Rusia están enfrentando una terrible amenaza. Occidente sueña con llevar a cabo algo inimaginable", advirtió el máximo dirigente de los comunistas rusos, recordando que no es ésta la primera vez que atentan con la amistad ruso-ucraniana.


"En algunos momentos el enemigo se presentaba con el ropaje de los astutos legados papales, que intentaron atraer los principados del Sur de Rusia a la órbita del catolicismo. Luego, apareció la nobleza polaca que recurrió a la violencia y trató de extirpar la memoria secular sobre sobre nuestra unidad. Mediante las conquistas lo intentaron también turcos, suecos, franceses y alemanes. Hablaban diferentes idiomas, tenían banderas y uniformes distintos, pero siglo tras siglo intentaron cumplir sus oscuros objetivos, soñando con desunir y esclavizar a nuestros pueblos", enfatizó Ziuganov.


Seguidamente habló de "los planes extremadamente cínicos que alimentaban los ideólogos del fascismo", que con la ocupación de Ucrania tenían pensado "garantizar en el Este un espacio vital para la Gran Alemania" mediante la promesa de otorgales "la independencia nacional", creando una "poderosa base de materias primas para el Gran Reich Alemán”.


Ziuganov señaló que los banderistas (los fascistas ucranianos de hoy) intentan convencer a la gente de que "los hitleristas separaban a los ucranianos de los otros eslavos y los trataban mejor". Pero este intento de falsificación y tergiversación de lo sucedido choca con la verdad histórica que frevelan los archivos de aquella época, donde queda claro que el objetivo de los nazis era que "todos los habitantes de las zonas ocupadas de la URSS deberían ser asesinados o deportados a Siberia". Incluso, "Hitler dijo extualmente: vamos a tomar el sur de Ucrania… y la haremos colonia alemana. No será difícil expulsar a la población que allí vive… dentro de un siglo estará habitado por millones de campesinos alemanes”, destacó el presidente del PC ruso.


En otro párrafo de su intervención, Ziuganov dijo: "Los gobernantes occidentales buscan enfrentar a rusos y ucranianos. Los canallas internacionales provocaron más de una vez estos conflictos, mientras cada gota de la sangre derramada caía en el bolsillo del Tío Sam como monedas de oro. No hace mucho fue desgarrada la plurinacional Yugoslavia, floreciente y próspera. Ahora Washington trata de presentar como “inevitable” la guerra entre Rusia y Ucrania. Apenas Zelenski dijo que Moscú no está preparando un ataque, recibió una llamada "aleccionadora" de Biden. El ocupante de la Casa Blanca le explicó que tales cosas no se puede decir, ni siquera en voz baja".


"Pero, ¿nos hemos vuelto tan estúpidos como para dejarnos engañar por provocadores que fomentan la enemistad y el odio?", preguntó Ziuganov, y recordó la lucha común de ambos pueblos, que "rechazaron las falsas promesas y juntos comenzaron a construir su estado socialista". "En esos momentos el aviador Iván Kozhedub, el jefe de los guerrilleros Sidor Kovpak, los comandantes militares Timoshenko, Yeriomenko, Malinovski, Cherniajovski junto con Zhukov y Rokossovski, Meretskov y Bagramian se pusieron a la cabeza de la defensa de nuestra gran Patria Soviética", remarcó.


"Hace treinta años fuimos divididos por la fuerza en contra de la voluntad expresada en el referéndum nacional. Hemos sido divididos por fronteras y estamos siendo alimentados con la mentira de Rosenberg, de que los ucranianos y los rusos son enemigos desde hace mucho tiempo. Por supuesto, hablando de la tragedia de 1991, cada uno de nosotros puede culpar a Gorbachov y Kravchuk, Yeltsin y Yushchenko, Yanukovich y Saakashvili, Poroshenko y Zelensky... Pero, ¿y nosotros? Todos estamos eligiendo nuestro destino y forjándolo para las generaciones venideras. Es nuestra responsabilidad, de todos y cada uno, defender nuestra tierra y asegurar una vida feliz para nuestros hijos y nietos", enfatizó Guennadi Ziuganov.


El presidente del bloque de diputados comunistas recordó la participación de los Estados Unidos en el golpe de Estado en Kiev de 2014, las provocaciones y los asesinatos en Maydán, los trabajadores de Odessa que fueron quemados en la Casa de Sindicatos y los miles de ciudadanos de Donbás asesinados por militares, y aseguró que la eurointegración no fue más que un gran engaño y que el objetivo del Occidente fue, y es, saquear y sojuzgar a Ucrania para luego luchar contra Rusia e imponerle su voluntad a todo el mundo.

"Los ucranianos y los rusos se encuentran ante una encrucijada. La historia nos pone a prueba de nuevo. Occidente busca hacernos pelear y dividirnos. Quiere hacer inaceptable la sola idea de que Ucrania y Rusia puedan ser amigos, que pueden fortalecer esos lazos y conservar la memoria de nuestras victorias comunes, entre ellas, la más querida, la Gran Victoria sobre el Fascismo. ¿Dejaremos que nos engañen? ¿Seremos capaces de resistir? ¿Lograremos derrotar los planes del enemigo?", preguntó Ziuganov.


Seguidamente, el líder comunista ruso recordó los tiempos de la Unión Soviética y los esfuerzos que siguen realizando aquellos quienes "sueñan con extirpar de la conciencia de nuestros pueblos el hecho de que la Ucrania Soviética era respetada y querida en la Unión Soviética". "A todo el mundo le alegraban sus éxitos. Constituían el acervo común de la gran y poderosa nación, donde cada ciudadano no era enajenado por razones del idioma y nacionalidad. Donde la amistad de los pueblos permitía construir y restablecer de las ruinas la Central Hidroeléctrica de “Dneprogues”, izar la bandera de la Victoria sobre el Reichstag, conquistar el espacio cósmico. El trabajo honesto era entonces la causa de orgullo y honor. Es por eso que el Centenario de la Unión Soviética es un momento para el orgullo común y la multiplicación de nuestras fuerzas, y no para disputas y enemistades. Es el momento para hacer prevalecer los recuerdos positivos, las esperanzas claras y los planes serios", subrayó.


Para finalizar su mensaje, el líder del poderoso PC de Rusia, señaló:


"¡Hermanos! ¡Camaradas! !Nos miran nuestros antepasados! ¡Depende de nosotros el destino de las generaciones venideras! No podemos confiar nuestro destino a los titiriteros occidentales, ni a los oligarcas descarados, ni los funcionarios corruptos. Hemos visto como las avaricia de los ricos y la perfidia de la CIA hicieron estallar Kazajistán en cuestión de horas. A sus autoridades les gustaba alardear de la “estabilidad”. Pero las diferencias sociales y la injusticia llegaron hasta tal punto que generaron acciones bandidescas y fratricidio.


Nosotros, los comunistas estamos convencidos de que los muchachos de Jarkov, Sumy, Zaporozhie y Kiev no deben vivir en enemistad con los coetáneos de Riazan y Jabarovsk, Arjanguelsk y Moscú. Todos estos muchachos, al igual que nosotros, tienen los mismos nombres y apellidos, raíces y creencia comunes, nuestros familiares viven a ambos lados de la frontera. Extendamos entonces, nuestras manos de camaradería unos hacia otros en nuestra lucha contra los provocadores de todo tipo. Es hora de que juntos pongamos manos a la obra para cambiar los cimientos mismos de nuestra vida. ¡Ha llegado la hora de expulsar a todos los enemigos de nuestros pueblos!


Confiamos que la sensibilidad de los corazones femeninos, la férrea voluntad de los hombres, la sabiduría de los mayores y la luz de los ojos de nuestros niños nos ayudarán a encontrar una salida a esta encrucijada, mostrándole al mundo nuestros éxitos y logros. Vamos a probar nuevamente que somos capaces de integrarnos y unir fuerzas. Al aunar nuestros talentos y potenciales, seremos competitivos en cualquier mercado. Al ponernos en el camino de la creación, fortaleceremos nuestras posibilidades, garantizando una vida digna y pacífica. Y entonces, como antes, nuestras grandes hazañas y descubrimientos, nuestros grandes escritores y poetas, nuestras conmovedoras canciones, nuestros coloridos bailes folclóricos y logros deportivos serán conocidos y admirados en todo el mundo.


¡Seamos sabios, firmes y consecuentes!


¡Unámonos para derrotar al mal y la traición!


¡Hagamos todo por un futuro digno y glorioso para nuestros pueblos!".

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco