Desde Artsaj respondieron las polémicas declaraciones de Pashinian

Desde el presidente Araik Harutiunian hasta miembros de la sociedad civil se expresaron públicamente en contra de los dichos del primer ministro de Armenia.

Redacción NOR SEVAN


En una actitud como mínimo sospechosa y reprobable, el gobierno armenio continúa su acercamiento a Azerbaiyán, Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos, tratando de “empujar” a Rusia de la región, a pesar de que ya quedó en evidencia que, con sus más y sus menos, sólo Rusia se preocupa y ocupa por el destino de Armenia y de los armenios.


Una y otra vez insisten las máximas autoridades del país en señalar que “la solución del conflicto de Karabaj debe darse en el marco de la copresidencia del Grupo de Minsk de la OSCE”, cuando durante los 44 días de la última guerra fuimos testigos de la “inacción” de Estados Unidos y los países europeos mientras el ejército azerbaiyano -con la ayuda fundamental de Turquía e Israel- atacaba Karabaj, destruía ciudades y aldeas, y pisoteaba el derecho del pueblo de Artsaj a su autodeterminación.


“En la cuestión de Karabaj, Francia y Estados Unidos se negaron a cooperar con Rusia en el marco de la copresidencia del Grupo de Minsk de la OSCE”, denunció el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, agregando que sus “socios franceses y estadounidenses están en una carrera rusofóbica”. Para el canciller ruso, este es un enfoque “absolutamente irresponsable”, ya que parecería que “están dispuestos a sacrificar los intereses de la parte armenia”.


Pero los sectores antirrusos de Armenia -oficialistas y opositores- parecen no tomar nota de lo que dicen y hacen distintos funcionarios de países europeos y Estados Unidos, e intentan seguir su marcha “hacia los brazos de Occidente”. Mientras, el pueblo de Artsaj, a través de sus legítimas autoridades, ratifica una y otra vez el rumbo elegido. Es cierto que desde Stepanakert también a nivel oficial se menciona a los copresidentes del Grupo de Minsk, pero a diferencia de Ereván, no se lo contrapone jamás a Rusia ni, mucho menos, se pone en duda la importancia de la presencia de las fuerzas rusas de paz en la región como principal garantía de la seguridad de los armenios que viven en Karabaj.


Las polémicas declaraciones realizadas por el primer ministro Nikol Pashinian durante su intervención en la Asamblea Nacional de Armenia, encendieron una luz de alerta y aumentaron la preocupación de los distintos sectores de la sociedad de Karabaj. Rápidamente, el presidente de Artsaj, Araik Harutiunian, mantuvo reuniones con los mandos militares, con las distintas facciones del parlamento y con representantes de los partidos extra-parlamentarios y de las organizaciones sociales de Karabaj, quienes expresaron su descontento.


El presidente Harutiunian tomó nota y dijo que su gobierno “en ningún caso abandonará la lucha por el cumplimiento del derecho a la autodeterminación del pueblo de Artsaj”.

El mandatario karabají también se reunió con los ex presidentes de Artsaj, Arkady Jukasian y Bakó Sahakian, y también con el canciller David Babayan.


"Realmente estamos en la etapa más difícil de nuestra historia. Ahora no solo se está decidiendo el destino de Artsaj, sino el de todo el pueblo armenio. Si no salvamos a nuestro país seremos maldecidos desde todos los rincones, Dios nos maldecirá”, sentenció el Ministro de Relaciones Exteriores de Artsaj, David Babayan.


Artak Beglarian, ministro de Estado de Artsaj, señaló que “a pesar de las afirmaciones de Aliyev, el conflicto entre Azerbaiyán y Karabaj no se ha resuelto”, afirmando que “Artsaj nunca podrá ser parte de Azerbaiyán”.


Asamblea Nacional de Artsaj

“El estado legal y político actual de la República de Artsaj es la expresión de la voluntad del pueblo manifestada a través de tres referéndums”, dice la última Declaración oficial adoptada por la Asamblea Nacional de Karabaj.


Los armenios de Artsaj somos muy conscientes del precio de la paz. La condición de Estado de Artsaj, el derecho a vivir libre e independientemente en su patria histórica son valores absolutos e incluso la amenaza de guerra no puede alejarnos de ellos.


Con el acuerdo de paz entre Armenia y Azerbaiyán, cualquier proceso de negociación para que Artsaj sea anexada a Azerbaiyán, así como la firma de los documentos resultantes de esas negociaciones, socavan no solo la condición de Estado de Artsaj, sino también el derecho inalienable de los armenios de Artsaj a vivir en su patria histórica”, se señala con claridad en la Declaración firmada por los diputados de Karabaj.


Exigimos que las autoridades de la República de Armenia abandonen su trágica posición actual y se guíen exclusivamente por los valores menciones. Ningún gobierno está facultado, ni siquiera con el pretexto de buscar la paz, a negociar nuestro derecho a la autodeterminación, ni tampoco a imponernos un estatus inaceptable para nosotros.


En nombre de los armenios de Artsaj recurrimos…


…a los armenios de todo el mundo, a que en esta lucha se mantengan unidos e inquebrantables juntos a sus hermanos y hermanas de Armenia y Artsaj;


…a nuestros colegas de la Asamblea Nacional de la República de Armenia, para que no se desvíen de la decisión adoptada el 8 de julio de 1992 por el Soviet Supremo de la República de Armenia;


…al liderazgo de la Federación Rusa, para que durante la misión de mantenimiento de la paz, tan importante para nosotros, no permitan que nadie aproveche ciertas cuestiones emergentes para transformarlas en base para el cuestionamiento de la seguridad futura del pueblo de Artsaj;


…a los líderes de los países copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE , para que independientemente de las diferencias existentes, hagan los esfuerzos necesarios para mantener el único formato con mandato internacional para lograr la solución del conflicto de Nagorno Karabaj”, finaliza el llamamiento emitido por el parlamento de Artsaj.


En Ereván, el diputado Eduard Aghachanian, integrante del gobernante Partido Acuerdo Cívico y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento de Armenia, intentó explicar los dichos del primer ministro Pashinian, tratando de convencer que “será el pueblo de Karabaj el principal beneficiario del proceso de negociación”. para resolver el conflicto.


Al comentar la declaración emitida por el Parlamento de Artsaj, Aghachanian dijo que “los colegas de Artsaj no entendieron el contenido del discurso del primer ministro de Armenia Nikol PashinIan”, e insistió en que “todo el proceso actual tiene como objetivo realizar y proteger los derechos legítimos del pueblo de Artsaj”.


No opina lo mismo su colega opositora, la diputada Takuhí Tovmasian, del bloque de la Alianza Tenemos Honor, quien llamó a “detener inmediatamente el proceso de entrega de Artsaj a Azerbaiyán”. Para ella, “por mucho que el gobierno intente encontrar justificaciones a través de una retórica agradable, Armenia no podrá vivir en paz sacrificando a nuestra Artsaj natal y a los más de 100 mil karabajíes que viven allí”. “La agenda de paz es una farsa. Artsaj no puede ser parte de Azerbaiyán. Nunca”, sentenció Takuhí Tovmasian


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco