Críticas de los representantes armenios en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa

Las y los diputados armenios denunciaron el doble estándar dominante en la mayoría de los grupos parlamentarios.

Redacción NOR SEVAN


La delegación de diputados y diputadas armenias -oficialistas y opositores- participó en las distintas reuniones que se llevan a cabo en el marco de la sesión de verano de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE).


En esta oportunidad, los y las representantes de Armenia no dudaron en criticar con dureza el desinterés y la actitud ambigua, y muchas veces timorata, asumida por los parlamentarios de los distintos partidos europeos con respecto a la cuestión de Karabaj y a las violaciones a los derechos humanos que fueron denunciadas por años en el recinto.


"La paz era sólo una ilusión. Incluso en tiempos aparentemente pacíficos y seguros, la guerra siempre ha estado dentro y alrededor de Europa, los desastres han estado con nosotros, pero hemos hecho la vista gorda ante ellos. ¿Por qué fuimos indiferentes y sordos frente a los conflictos armados en Chipre, los Balcanes, Moldavia, Georgia, Tayikistán, Kosovo, Nagorno Karabaj, Libia, Siria, Irak, Turquía y otros lugares?", enfatizó desde el estrado el diputado Vladimir Vardanian, del gobernante Partido Acuerdo Civil.


"Durante años pensamos que por fin estábamos disfrutando de paz y tranquilidad en Europa. Realmente creímos que después de la trágica experiencia de la Segunda Guerra Mundial, al menos nuestra generación estaría protegida de cualquier conflicto armado y catástrofe global. Pero hoy, todos están preocupados porque la guerra volvió a Europa", puntualizó.


El diputado Vardanian había comenzado su intervención diciéndole a sus colegas que no se preocuparan, porque no iba a hablar del conflicto de Karabaj, sino que haría referencia a la ceguera y sordera dominantes en PACE.

Vladimir Vardanian

"Estas agresiones, guerras, conflictos armados y guerras civiles se notaban menos porque muchos de nosotros pensábamos que ocurrían lejos de nosotros. Queríamos creer que estas guerras solo están en la televisión. Con solo cambiar de canal, la gente podía ignorar esa realidad. Pero la situación internacional y los acontecimientos recientes nos hacen dar cuenta de que ningún Estado está protegido de la guerra, incluso los más ricos y poderosos", puntualizó Vardanian.


"Con demasiada frecuencia, cuando abordamos temas relacionados con el conflicto de Nagorno Karabaj, constato a través del silencio y la indiferencia, que algunos de mis colegas admiten estar cansados ​​de esas discusiones", le dijo a los diputados y diputadas europeas el parlamentario armenio, quien aclaró que no hablará específicamente de Karabaj, pero sí de cómo la ceguera ante la violación de los denominados principios básicos europeos, del estado de derecho, de los valores democráticos y de los derechos humanos, conduce a catástrofes globales.


"Estimados y estimadas colegas, esta plataforma no es sólo un espacio para dar discursos, sino también para escuchar. No seamos ciegos, no nos quedemos callados y, por favor, no seamos sordos cuando se denuncia la violación de los valores fundamentales del Consejo de Europa", sentenció el diputado armenio Vladimir Vardanian.

También la diputada Arusiak Chulhakian intervino en la sesión plenaria de PACE en la que se debatió el tema "Desafíos recientes para la seguridad europea y el rol del Consejo de Europa".


Para ella, la democracia es fundamental para garantizar la paz y la seguridad global, subrayando que "el conflicto de Nagorno Karabaj surgió como una cuestión de derechos humanos" y aún hoy permanece así, sin resolverse, porque uno de los actores involucrados es un régimen autoritario (Azerbaiyán) que no está dispuesto a resolverlo, sino que genera nuevos conflictos.


"Entre las democracias, incluso los problemas más difíciles pueden resolverse fácilmente, porque el objetivo de ambas partes es la paz", señaló la diputada armenia, aclarando que "por eso es tan difícil para las sociedades democráticas lograr la paz en un conflicto con un estado autoritario".


Otra diputada armenia, Sona Ghazarian, comenzó señalando que "los partidos políticos, entre otros actores, son los encargados de combatir el discurso del odio, el racismo y la xenofobia. Sin embargo, lo que vemos a menudo es que hoy, muchos partidos políticos construyen sus campañas electorales sobre la retórica, y a veces, incluso, sobre acciones de odio, racismo y xenofobia". Y agregó: "Esto sucede en Europa y también más allá de Europa".


Seguidamente, y a modo de reflexión, Ghazarian dijo: "Luego, estos partidos políticos y sus líderes caen en su propia trampa. Pregonan, acumulan y construyen tanto odio, que luego no saben cómo controlar y lidiar con la cantidad de odio que ellos mismos sembrado".

Para la diputada armenia "esto es especialmente peligroso cuando el odio pregonado es contra una sociedad que vive muy cerca" y se torna aún más peligroso "cuando hay un conflicto sin resolver que necesita un proceso de paz sólido".


Sona Ghazarian recordó que la Corte Internacional de Justicia ya emitió una decisión provisional en la que pide a Azerbaiyán que "tome todas las medidas necesarias para prevenir la incitación y promoción del odio racial y la discriminación, incluso por parte de sus funcionarios e instituciones públicas, contra personas de nacionalidad u origen étnico armenio".

Sona Ghazarian

La diputada reiteró que la Corte Internacional de Justicia fue muy clara al señalar que "son los funcionarios y las instituciones públicas de Azerbaiyán los que incitan y promueven el odio contra los armenios", y pidió al Consejo de Europa y a su Asamblea Parlamentaria "ser elocuentes y directos, llamar las cosas por su nombre cuando se trata de combatir el discurso de odio, el racismo y la xenofobia a nivel estatal".


Por su parte, el diputado Armén Guevorguian hizo referencia al papel tradicional del Consejo de Europa, asegurando que "aborda y se preocupa por los derechos de las minorías, la igualdad de género y la diversidad, entre otros temas importantes", pero no considera con la profundidad necesaria "dos cuestiones fundamentales para las sociedades democráticas, como la protección del derecho a la vida y el derecho de los pueblos a la autodeterminación".


"Me parece que hemos comenzado a tratar el destino de una persona de manera bastante selectiva y muy a menudo en el contexto de algunos intereses geopolíticos", sentenció.

Guevorguian continuó su alocución afirmando que "los debates en esta Asamblea muestran que nos guiamos en gran medida por la conveniencia política. Así, hacemos que el sufrimiento de algunos europeos sea más importante que el sufrimiento de otros, y que el derecho de algunos pueblos europeos a la libre determinación sea incondicional y para otros, solo declarativo".


El diputado armenio recordó que desde el Consejo de Europa se hicieron muchos esfuerzos para abolir la pena de muerte en los países miembros, "pero hacemos la vista gorda ante cómo la industria militar de alta tecnología crea nuevas armas mortales que se venden libremente en el mercado". Y criticó la utilización de armas prohibidas por algunos Estados miembros, como Azerebaiyán que utilizó bombas de fósforo blanco contra el pueblo de Karabaj. "Quedó demostrado que con fuerza y dinero se pueden resolver ciertas cuestiones, ignorando los derechos y las libertades fundamentales", enfatizó.


"Intento pero no puedo entender cómo el Parlamento Europeo puede hablar el idioma de los valores y los derechos humanos, adoptando un lenguaje y resoluciones apropiados, por ejemplo, sobre el conflicto de Nagorno Karabaj, mientras que el Consejo de Europa y sus órganos, incluido esta Asamblea, se esconden detrás de la corrección política, miran y no llaman a las cosas por su nombre", les dijo desafiante el diputado Armén Guevorguian al resto de los y las parlamentarias del Consejo de Europa.


Los mensajes de las y los diputados armenios fueron, ni más ni menos, la reacción lógica ante la permanente actitud hipócrita asumida por la mayoría de los gobiernos y las organizaciones regionales europeas para con la lucha y el justo reclamo del pueblo de Artsaj.


Hoy mismo, Ereván se convirtió en escala casi obligada para la "visita" de altos funcionarios de las potencias y algunos otros Estados occidentales, que no llegan hasta allí preocupados por la inseguridad y los peligros que acechan al "primer Estado cristiano del planeta", sino para ver como entorpecen las relaciones armenio-rusas y cumplen sus propios objetivos y el de sus aliados (Turquía y Azerbaiyán).

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco