El dilema de las redes sociales

Este documental, disponible en Netflix desde el 9 de septiembre, cuestiona los métodos que utilizan plataformas como Facebook y YouTube para cautivar a sus “usuarios”.


"Solo hay dos industrias que llaman usuarios a sus clientes, el narcotráfico y la tecnología",

Edward Tufte, profesor de ciencias políticas, de la computación y de estadísticas


Por Emiliano Fidel Lomlomdjian


Saben todo. Qué miramos en el celular, en la computadora o en la tablet. Cuánto tiempo le dedicamos a un video, a una foto o a un meme. A quién o a qué le damos like. Qué compartimos y qué no. “El dilema de las redes sociales” (The Social Dilemma), del estadounidense Jeff Orlowski, expone los diferentes métodos que utilizan estas plataformas para volver adictos a sus “usuarios”.


El documental combina testimonios reales con ficción para reflejar como las redes sociales pueden condicionar el comportamiento de una persona. “Explora el peligroso impacto de las redes sociales en los humanos, con expertos en tecnología alertando sobre los riesgos de su propia creación”, aclara en su descripción oficial.


En general, podría decirse que el film aborda los temas que el común de la sociedad piensa como “teorías conspirativas”, pero aquí se expresan expertos fugados de Silicon Valley -corazón de Apple, Facebook y Google- sobre las diferentes problemáticas que de las redes sociales. Entre ellos, se destaca Tristan Harris, especialista en ética y ex trabajador de Google, que cuestiona por qué estas plataformas generan una gran adicción para las personas.


También, el ex ejecutivo de finanzas de Twitter Jeff Seibert declara: “Quiero que la gente sepa que todo lo que hacen online está siendo visto y seguido”. En “The Social Dilemma” se manifiesta el “capitalismo de vigilancia”, como describió la psicóloga social Shoshana Zuboff, que transforma la información personal en una mercancía sujeta a la compraventa futuro de las grandes empresas.


Las redes fueron creadas como herramientas para el ser humano, como una bicicleta para moverse. Pero con el correr del tiempo, el film muestra cómo se transformó y, ahora, son las personas las que están al servicio de estas compañías multimillonarias.

“Toma la experiencia humana como materia prima para traducirla en datos de comportamiento. Aunque algunos de estos datos se aplican a la mejora del servicio, el resto se declaran como un excedente de comportamiento del usuario, el cuál es introducido en procesos de fabricación avanzados conocidos como ‘inteligencia de máquina’ (machine intelligence) generando así productos de predicción que anticipan lo que ese usuario va a hacer ahora, luego y más tarde”, detalla Zuboff. “Estos productos de predicción se negocian en un nuevo tipo de mercado que yo llamo mercados de futuros de comportamiento”, detalla en el documental.


En definitiva, “El dilema de las redes sociales” pone en relieve los objetivos de estas compañías que controlan a miles y miles de millones de “usuarios” en el mundo. Y, hace repensar que es hora de que el ser humano utilice estas plataformas como herramientas, y no estas a la humanidad como otra mercancía más.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN