top of page

El PC de Rusia denuncia la barbarie nazi en Ucrania

Ziuganov evidenció las similitudes del comportamiento actual de Occidente con el que tuvo antes de la Segunda Guerra Mundial.

Redacción NOR SEVAN


Declaración del 15 de marzo de 2022 del Presidente del Comité Central del Partido Comunista de la Federación Rusa y líder del bloque de diputados del PCFR, Guennady Zyuganov, en la Duma Estatal de la Asamblea Federal (Cámara Baja) de Rusia.


"El curso de la operación especial del ejército ruso en Ucrania revela cada vez más claramente la profundidad del drama de la situación actual. Numerosas confirmaciones de la naturaleza criminal de las acciones de los grupos banderistas llegan regularmente. Para las personas bienpensantes y honestas, no hay forma de dudar de que en Ucrania se ha lanzado una lucha contra el neonazismo.


Hace unos días, el avance de las tropas de la República Popular de Lugansk (RPL) descubrió una fosa común de ejecución masiva de civiles en la ciudad de Popasnaya. La gente fue asesinada por los banderistas en retirada. Les quitaron la vida por no estar dispuestos a servir como escudo humano para los nazis, por el hecho de que querían alejarse de los combates en Donetsk.


El 14 de marzo, los nazis cometieron otra monstruosa atrocidad. Un misil Tochka-U fue lanzado desde el territorio ocupado de Donbass al centro de Donetsk. Murieron más de 20 civiles, incluidos niños. Decenas de vecinos resultaron heridos. Este tipo de bombardeo de la ciudad se ha convertido en una realidad familiar.


En total, se dispararon 15 misiles mortales contra Donetsk. El peso de cada ojiva supera los 160 kilogramos. Los nazis utilizan cohetes con municiones en racimo capaces de impactar contra todo ser vivo en un área de 7 hectáreas. Fue este tipo de munición de racimo prohibida en el mundo la que estaba en el cohete que impactó en Donetsk. Este crimen de guerra vincula directamente a sus organizadores y perpetradores con las acciones de los nazis durante la Gran Guerra Patriótica.


Cada día se agrava la catástrofe humanitaria en Mariupol. Cada vez que el mando de las tropas de la República Popular de Donetsk (RPD) abre corredores humanitarios para la salida de sus civiles de la zona de batalla, los banderistas de "Azov" impiden la evacuación y disparan a quienes intentan salir de la ciudad. Cientos de miles de personas son utilizadas como rehenes, privadas de calor, agua y alimentos. Al mismo tiempo, los oficiales de Kiev y sus titiriteros occidentales están tratando de responsabilizar a las tropas de la RPD por lo que está sucediendo.


El comportamiento cínico de Occidente es comprensible. Los agresores de la OTAN creían que estaban a medio paso de la completa y definitiva esclavización de Ucrania. Estaban dispuestos a recurrir aquí a los servicios de la más vil basura nazi para llevar a cabo planes de dominación mundial. Uno de los ejemplos más llamativos de decadencia política y moral fue la creación de laboratorios biológicos por parte del Pentágono en Ucrania. En esencia, estamos hablando del desarrollo de armas biológicas mortales contra los eslavos étnicos.


Al mismo tiempo, bajo la sombra del "paraguas occidental", se levantó un paquete de ayudas a los banderistas, capaces de cualquier cosa. Ahora, han tomado el relevo de sus compañeros, matones albanokosovares en la nefasta práctica del tráfico de órganos humanos. La diferencia es que en Ucrania estos órganos se extraen no solo de los cuerpos de los prisioneros de guerra, como fue el caso de Kosovo, sino incluso de militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania que murieron o resultaron gravemente heridos. Por supuesto, nadie pide el consentimiento de los propios heridos o de los familiares de los muertos. Los actos inhumanos se cometen con total desprecio por el derecho internacional y las normas de humanidad.


Es bien sabido que una de las principales características del fascismo es el anticomunismo salvaje. Las víctimas de la represión política en Ucrania fueron, en primer lugar, comunistas y miembros del Komsomol. En Kiev, fueron capturados el primer secretario de la Unión de la Juventud Comunista Leninista de Ucrania, Mikhail Kononovich, y su hermano Alexander. Actualmente, se encuentran en las mazmorras del Servicio Secreto Ucraniano (SBU).

Todo lo que está pasando confirma que la lucha contra el fascismo en Ucrania se ha convertido en un imperativo eterno. Después de 2014, la ideología de odio de Bandera se arraigó rápidamente. Esto sucedió con el apoyo franco de los Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países de la OTAN. Recuerden que la misma cantidad de tiempo, 8 años, le tomó a Hitler convertir a Alemania en un estado fascista. Esta experiencia histórica es bien conocida y extremadamente clara: la falta de rechazo al nazismo por parte de las "democracias" europeas condujo entonces a una devastadora guerra mundial.


La situación en la etapa actual parece extremadamente peligrosa. Desde el principio, Occidente ignoró el hecho del surgimiento de organizaciones fascistas en Ucrania. Entonces no se dio cuenta de cómo las fuerzas reaccionarias más sombrías comenzaron a tomar el control de la sociedad ucraniana. Bajo la presión de los globalistas, muchas organizaciones internacionales cerraron los ojos ante los actos de genocidio en el Donbass y el terror político en toda Ucrania. Ahora no reaccionan ante la toma de rehenes de millones de civiles en el territorio de uno de los países más grandes de Europa.


El Partido Comunista de la Federación Rusa está convencido de que la comunidad mundial ya no puede aceptar humildemente la presión de los "socios occidentales" y hacer la vista gorda ante toda una ola de crímenes. Es hora de decidir. Hacemos un llamado a todos a condenar enérgicamente las acciones de los nazis en Ucrania. Es inaceptable permanecer en silencio, permitir que se repita la tragedia del siglo pasado. Esto significaría convertirse en cómplices silenciosos de una política criminal.


El nazismo, que levantó la cabeza, debe ser derrotado. El destino de esta victoria está principalmente en manos de la sociedad rusa. Es necesario unir al país frente a las amenazas más agudas. El estado de cosas impone muchas obligaciones. El intento de Yeltsin de ir a la zaga de Occidente le costó caro al país. El potencial económico y militar de la Madre Patria, forjado por generaciones de soviéticos, se vio gravemente debilitado. Queda mucho por hacer. Los juicios históricos exigen una mejora decisiva de la sociedad. Es imperativo acabar con todas las manifestaciones de colaboracionismo, superar la escisión social y movilizar al país para un desarrollo acelerado y soberano".

Comments


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page