Escándalo en el Patriarcado Armenio de Jerusalén

Concesiones y otorgamientos para explotación comercial de las ancestrales tierras armenias de Jerusalén, involucran al Patriarca y a otros sacerdotes.

Redacción NOR SEVAN


Hace algunas semanas atrás, se filtró una noticia alarmante sobre una transacción secreta e ilegal del Patriarcado Armenio de Jerusalén. Este nuevo escándalo involucra al Patriarca de la Iglesia Apostólica Armenia en Jerusalén, Arzobispo Nourhan Manouguian, y al Director del Departamento de Bienes Raíces del Patriarcado, Rev. Padre Baret Yeretsian.


La historia comenzó en 2019 cuando circularon rumores sobre un acuerdo de bienes raíces entre el Patriarcado Armenio de Jerusalén y la Municipalidad de Jerusalén, según el cual parte del Barrio Armenio se alquilaría a la Municipalidad por 5 años. En marzo de 2020, el Patriarca Manouguian y el Rev. Padre Yeretsian firmó un contrato de 10 años con la Municipalidad de Jerusalén, regalando el área denominada "Goveroun Bardez", ubicada en el histórico Barrio Armenio, para ser utilizada como un estacionamiento para los judíos que se dirigen al Muro Occidental en la Ciudad Vieja. Este nuevo estacionamiento se inauguró oficialmente en mayo de 2021.

En julio de 2021 se firmó un nuevo contrato entre el Patriarcado Armenio y un empresario australiano llamado Dany Rubinstein, según el cual "Goveroun Bardez", que es toda la sección suroeste del Barrio Armenio, sería arrendada por 99 años a ese empresario. El plan es construir un hotel en ese terreno dentro de los próximos 5 años, a cambio de un porcentaje muy pequeño de las ganancias para el Patriarcado Armenio.


Según fuentes verificadas de Tierra Santa, el Patriarca y el P. Yeretsian negociaron y finalizaron el trato sin el consentimiento del Sínodo, que no fue convocado durante los últimos 3 años y no votó a favor de este acuerdo. Así, pasaron por alto los procedimientos legales y jurisdiccionales, y las leyes que gobiernan el Patriarcado.


El Patriarca Manouguian parece estar entender que el Barrio Armenio en la Ciudad Vieja de Jerusalén le pertenece y que él puede hacer cualquier cosa en asuntos relacionados con la tierra más antigua y sagrada de la Diáspora armenia. Por su propio bien, debería desprenderse de esa falsa noción.

Él, es el 97º administrador de los bienes inmuebles armenios de Tierra Santa, mandato temporal que le confió la Iglesia Apostólica Armenia y su comunidad en la ciudad de Jerusalén. De hecho, el Barrio Armenio y otras propiedades inmobiliarias -“propiedades del Patriarcado”- ni siquiera pertenecen a la Iglesia Armenia o a la Hermandad de St. James. Son posesiones de la nación armenia. Hasta el último centímetro de la propiedad armenia de Tierra Santa se compró a través de las donaciones de los peregrinos, la nobleza, los reyes y las organizaciones caritativas armenias durante un milenio. Dos veces en los últimos siglos, el Patriarcado Armenio de Jerusalén estuvo en quiebra y estuvo a punto de perder todos sus bienes raíces. Fue rescatado por comerciantes armenios y patriotas.


Cada centímetro de Tierra Santa se rige por estrictas leyes locales e internacionales, por lo que nadie tiene derecho a dividir esa entidad en diferentes partes comerciales. El Patriarca, hoy fuera de la ley, debería convocar el Sínodo de la Hermandad de Santiago que, según fuentes fidedignas, rechazaría el contrato de arrendamiento ilegal firmado por el Patriarca junto con su mano derecha el Rev. Padre Baret Yeretsian, y bajo coacción del Arzobispo Sevan Gharibian.


Fuente: keghart.org

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN