Escándalo internacional por el software israelí Pegasus

Lo utilizan gobiernos y agencias de inteligencia para espiar opositores políticos, movimientos de derechos humanos, periodistas y empresarios.

Redacción NOR SEVAN


"El programa Pegasus, desarrollado por la empresa tecnológica israelí NSO Group, es el eje central de una investigación hecha por The Washington Post, Amnistía Internacional y Forbidden Stories, entre otros. Juntos revelaron que más de 50.000 líneas telefónicas de activistas, periodistas y políticos fueron espiadas mediante Pegasus, en nombre de una docena de estados. Algunos de los números intervenidos son de corresponsales extranjeros de France 24". Con este párrafo comienza la noticia publicada el pasado lunes 19 de julio por la agencia francesa en su página web.


"Miembros de familias reales árabes, líderes de empresas, activistas de los derechos humanos, periodistas, políticos, funcionarios gubernamentales –incluidos jefes de Estado y de Gobierno–, ministros y diplomáticos, hacen parte del grupo de personas cuyas líneas telefónicas fueron intervenidas con el programa Pegasus, un software desarrollado por la tecnológica israelí NSO Group, usada para el espionaje", continúa detallando la nota, que agrega que "esta revelación hace parte del 'Proyecto Pegasus', la investigación publicada este domingo por un consorcio internacional de más de 80 periodistas de 17 medios y 11 países diferentes, coordinado por la organización francesa sin fines de lucro Forbidden Stories, con el apoyo técnico del Laboratorio de Seguridad de Amnistía Internacional (AI)".


Por su parte, el sitio digital PiensaChile puntualiza que la israelí NSO Group fue "creada en 2010 por Shalev Hulio y Omri Lavie y afincada en Herzliya, al norte de Tel Aviv", señalando que "la empresa israelí NSO suele recibir críticas por su programa Pegasus". Según el medio chileno, "este programa de espionaje no solo sirve para acceder a los datos de un teléfono móvil inteligente, sino que también toma el control de la cámara y del micrófono".


Forbidden Stories y Amnistía Internacional tuvieron acceso "a una lista con más de 50.000 números telefónicos de muchos países del mundo. La información fue entregada a los medios de comunicación que hicieron parte de una pesquisa de varios meses. De los números publicados en la lista, se confirmó que por lo menos 37 fueron infiltrados con el spyware que, si se logra descargar en un teléfono, es capaz de recuperar mensajes, fotos, contactos, activar a distancia la cámara y el micrófono, e incluso escuchar las llamadas de su propietario o propietaria", se lee en el artículo publicado por la agencia France 24.


El primer ministro francés Jean Castex dijo hoy, miércoles 21, que el presidente Emmanuel Macrón ordenó la apertura de una investigación en torno al supuesto espionaje contra periodistas y políticos -según trascendió, él estaría incluído entre los espiados- con la utilización del software israelí.


Según el diario argentino Ámbito, "el caso lleva a los analistas a poner los ojos sobre el anterior Gobierno israelí de Benjamín Netanyahu porque la exportación de ese tipo de software requiere en ese país autorización del Ministerio de Defensa".

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó que “si las recientes acusaciones sobre el uso de Pegasus son ciertas solo en parte, entonces una línea roja fue superada una y otra vez con total impunidad”.


La ex presidenta chilena enfatizó que "sin un marco normativo que respete los derechos humanos, existen demasiados riesgos de que estas herramientas se utilicen indebidamente para intimidar a los críticos y silenciar a los que disienten”.


Según el Kremlin, los teléfonos de las máximas autoridades del país están a salvo del accionar malicioso de los software como Pegasus, ya que el Jefe de Estado, los ministros, el gabinete presidencial y otros organismos estatales "utilizan un sistema especial de comunicaciones, que cuenta con una fuerte protección", aseguró Dmitry Peskov, vocero del presidente Vladimir Putin.


Este lunes, en Praga, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se mostró preocupada por el supuesto espionaje a periodistas con el software israelí Pegasus, calificándolo de "absolutamente inaceptable".


"Lo que hemos leído hasta ahora, y debemos verificar, es que si esto en realidad ocurrió, es absolutamente inaceptable y está en contradicción con cualquier regla de la Unión Europea", declaró la jefa del Ejecutivo comunitario europeo.


La investigación internacional llevada adelante permitió determinar que NSO tiene contratos vigentes con 45 países y entre sus clientes se encuentran los gobiernos de Azerbaiyán, Bahrein, Hungría, India, Indonesia, Kazajstán, México, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita, Togo y los Emiratos Árabes Unidos.



SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN