top of page

¿Existe algún conflicto solucionado por Europa?

Desde Rusia volvieron a advertir que la intromisión de la Unión Europea en el Cáucaso traerá mayores problemas y tensará aún más la situación.


Por Adrián Lomlomdjian


Por cada uno de los 705 europarlamentarios hay 17 lobistas inscritos en Bruselas, es decir, "intermediarios" que intentan ganar "de cualquier forma" y, muchas veces, "a cualquier precio", la voluntad -"el voto positivo"- de los europarlamentarios, que luego se presentan al mundo como portadores del gen inmaculado que los hace potavoces y defensores de las libertades de todo tipo, de la igualdad, la democracia, los derechos humanos, etc.


Algunos -funcionarios de Estado, políticos, empresarios, gente de a pie-, en distintos países de los cinco continentes, disfrutan saboreando este chupetin que les venden a diario, ya sea por creen que les gusta de verdad o, simplemente, por lo que reciben para saborearlo satisface sus ambiciones. Pero hay otros, como el ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, que no dudan en patear el tablero.


"La confianza en el Parlamento Europeo es prácticamente igual a cero", dijo el canciller húngaro durante una entrevista con la emisora Kossuth, contrariando aquella versión que se intenta imponer que todo lo que viene de Europa y lo que resuelve su asamblea parlamentaria es "palabra santa". No conforme con lo dicho y haciendo alusión a los varios escándalos relacionados con la corrupción, que involucran a diputados de distintos colores y posiciones, el ministro de Hungría enfatizó que el Parlamento Europeo es "una de las organizaciones más corruptas del mundo".


A nosotros no nos sorprende en nada lo que dice el funcionario húngaro, ya que está hablando de los parlamentarios que desde hace un año (por poner una fecha) han sumido a su continente y a sus pueblos en una guerra que sólo favorece a quien hoy es su mandamás: los Estados Unidos, sumergiendo a cada uno de sus países en una crisis económica y social sin precendentes para "tiempos de paz".


Mientras llenan sus bolsillos aprobando sanciones contra Rusia, resoluciones y declaraciones antirusas, y sellando la venta de distintos tipos de armas a la Ucrania gobernada por los nazis, estos eurodiputados parecen no darse cuenta que "el embrujo no durará eternamente" y llegará el momento en el que deberán rendir cuentas por "la obediencia debida" puesta de manifiesto al servicio de la principal potencia genocida del planeta.

Ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto

Sabiendo, por experiencia propia, lo que es capaz de hacer Occidente en su conjunto (Unión Europea, Estados Unidos, Gran Bretaña, OTAN), y particularmente la Unión Euroepea y sus distintas estructuras, el presidente de la Duma (Parlamento) de la Federación de Rusia, Viacheslav Volodin, advirtió que la intromisión del Parlamento Europeo y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) en el proceso de solución de Nagorno Karabaj creará nuevos problemas. Lo dijo durante una reunión mantenida el lunes 13 con la presidenta del Parlamento azerbaiyano, Sahiba Gafarova.


"Antes de apelar al Parlamento Europeo y arrastrar a este organismo a resolver algunos problemas, debemos responder esta pregunta: ¿se ha resuelto algún problema agudo o situación de conflicto con la participación del Parlamento Europeo o de PACE? No hay ejemplos de esto", aseguró Volodin, quien recordó las recientes declaraciones -confesiones- de la excanciller alemana Angela Merkel y el expresidente francés François Hollande sobre las negociaciones entre Ucrania y el Donbass. "Resulta que engañaron al mundo entero, mintieron, y una vez desatada la guerra admitieron que sólo negociaban para darle tiempo a Ucrania para prepararse para la guerra", agregó.


Lo mismo se podría decir sobre Artsaj, agregamos nosotros. Fueron años de negociaciones en el marco del Grupo de Minsk de la OSCE (el mismo que preparó la guerra en Ucrania) mientras Azerbaiyán se armaba. Cuando vieron que Bakú ya estaba lista, prepararon el Golpe de Estado en Armenia (llamada "revolución de terciopelo"), que trajo al gobierno a un hombre que durante décadas se formó al amparo de la USAID, que sostuvo económicamente su diario y sus actividades. Y para que no estuviera desprotegido, lo rodearon de "nuevos dirigentes" formados en las distintas universidades occidentales, que fueron financiados por servicios secretos extranjeros a través de las decenas de organizaciones sociales (no gubernamentales) que diseminaron por todo el territorio armenio.


En septiembre de 2020 pensaron que ya podían ir por todo y le dieron la orden a Aliyev para que comenzara la guerra. El objetivo: anexar Karabaj a Azerbaiyán, sacar a Rusia de la región, instalar a Turquía como gendarme y representante de Occidente, tener el control regional para que el sionismo y Occidente pudieran arrasar con Irán, y seguir saqueando a los países y sometiendo a los pueblos del Cáucaso y del Medio Oriente.


Pero algo les salió mal. Rusia frenó la guerra antes de la toma de Stepanakert y la pérdida total de Karabaj, logró mantener para la población armenia 3.300 kilómetros cuadrados de los 4.400 de la histórica Reión Autónoma de Nagorno Karabaj (URSS), estableció sus fuerzas de paz en la frontera entre Karabaj y Azerbaiyán, e hizo fracasar "el plan perfecto ideado por Occidente".


Pashinian, Aliyev, Erdogan, Israel y Occidente no se dieron por vencidos, comenzaron una nueva aventura guerrerista contra Rusia en Ucrania y tratan de seguir golpeándola en distintos frentes para debilitarla y derrotarla. Pero no les resulta nada fácil...

El presidente del Parlamento ruso dijo que, ahora, el pueblo ucraniano no es más que "material prescindible" para Europa y un país "lleno de armas y deudas". "Está muriendo una gran cantidad de gente, Ucrania está perdiendo su condición de Estado, está perdiendo su cultura, se está pisoteando la religión y se está dividiendo la Iglesia, se sustituye su idioma por el inglés, se está convirtiendo en una colonia de los Estados Unidos de América", aseveró Volodin.

Recordando el ataque sobre Yugoslavia, el bombardeo criminal sobre Belgrado y la situación actual en Ucrania, el líder parlamentario ruso reiteró que "si se quiere involucrar al Parlamento Europeo y PACE, debemos pensar diez veces y reflexionar sobre cómo puede terminar esto".


"Quienes quieran la paz, quienes quieran arreglar la situación, no solo deben mantenerse alejados de estos cuasi-parlamentos, el PACE y el Parlamento Europeo, sino que deben entender claramente que su participación empeorará la situación, creará más y más problemas. Si lo hacen, deben asumir la responsabilidad de las consecuencias", enfatizó Viacheslav Volodin. (ver nota ¿Se viene la OTAN?)


En este sentido, el político instó a basarse en las decisiones de los líderes de Azerbaiyán, Armenia y Rusia sobre el arreglo de Nagorno Karabaj y ponerlas en práctica. "Aquellos que hacen declaraciones en dirección a las instituciones europeas, simplemente pueden perder el país" reflexionó en voz alta el presidente de la Duma Rusa.


Queda claro que el objetivo de Occidente no es garantizar la seguridad de Armenia -como sucedió a lo largo de la historia-, sino debilitar las posiciones de Rusia en el Sur del Cáucaso y avanzar en su plan de desmembrar la Federación Rusa y derrotarla (como pudo hacerlo con la URSS), para luego sí quedarse con todas sus riquezas naturales y con el control geopolítico regional, para lanzar una ofensiva contra China.


Mientras Azerbaiyán -que tiene grandes negocios y acuerdos con Europa, Gran Bretaña, Israel y Turquía- mantiene formalmente su vínculo respetuoso con Rusia, Armenia -su actual gobierno-intenta constantemente transferir todos los procesos a Occidente, no importa si es Washington, Bruselas o París. Esto profundizó seriamente el conflicto geopolítico en la región, haciendo que el sur del Cáucaso se vuelva altamente inestable, con todo lo que ello significa en cuanto a las consecuencias de una supuesta confrontación geopolítica directa allí.


Pero a pesar de los sucesivos y cada vez más grotescos desaires de Ereván para con su aliado estratégico, Moscú no le suelta la mano a Armenia, ya sea por la lógica defensa de sus propios intereses, como por el respeto a los tradicionales y fraternos lazos de amistad, solidaridad y cooperación mutua que unen a ambos pueblos desde hace más de tres siglos.






SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page