Un año de impunidad: "Florencia era una revolución en sí misma"

Se cumple el primer aniversario del brutal femicidio de la referenta y militante del Partido Comunista, Florencia Gómez. La causa lleva un año estancada y la justicia no admite a la agrupación política como querellante.


El 12 de octubre del 2020, Florencia Gómez, referenta de la Federación Juvenil Comunista (FJC), salió a caminar por su pueblo, San Jorge, ubicado en el oeste de la provincia de Santa Fe. Horas más tarde encontraron su cuerpo con claros signos de abuso en un cañaveral.


Un año después de su femicidio, el expediente de la causa suma hojas con testimonios y pericias, pero la justicia no logra dar con ningún sospechoso. Hasta el momento, se realizaron 32 estudios de ADN en búsqueda del posible femicida, pero todos los resultados fueron negativos.


Según sus camaradas, Florencia era una militante ejemplar y un cuadro nacional del Partido Comunista (PC). En su pueblo se dedicó a trabajar junto a las infancias bajo la premisa de que a nadie debería faltarle un plato de comida. Ayelen Beigbeder, dirigenta de la FJC y amiga de Florencia, la describe como “una columna vertebral” de la organización.


“Era una militante de un proyecto político muy claro, era feminista y abolicionista, luchaba por la legalización del aborto y por que se trabaje la Ley Micaela en el municipio, y sobre eso nadie quiere hablar”, dice Beigbeder a Notas, al mismo tiempo que añade que la investigación está “igual que el primer día”.

Este martes, en el primer aniversario de su femicidio, familiares, vecinos, amigues y compañeres de Flor se movilizaron para pedir justicia, y para denunciar que el fiscal a cargo de la causa, Omar De Pedro, se niega a aceptar al Partido como querellante. Además, destacan que es necesario que se incorpore la perspectiva de género para abrir nuevas hipótesis en el marco de la investigación, actualmente abocada al “círculo íntimo” de la militante. Por eso exigen que la causa sea intervenida por la Fiscalía especializada en género y que se le asigne un mayor presupuesto.



El PC pide ser querellante de la causa porque, en palabras de Ayelén, sienten que el femicidio de Florencia los involucra. “Queremos garantizar que la justicia avance a fondo, y no solamente obtener el resultado de un femicida, sino que el juicio se desarrolle con las características que necesitamos, porque todo el tiempo estamos sentando precedentes”, señala.


Por otro lado, la camarada de Florencia asegura que el PC tiene “una larga experiencia en todo lo que tiene que ver con derechos humanos”, y que también fueron “parte central de la construcción del ‘nunca más’ en Argentina”. “En esas querellas, demostramos cuáles son los roles de los partidos revolucionarios”, apunta.


“Nosotras sabemos qué es lo que sufrimos, cuáles son las violencias con las que el sistema constantemente nos azota, y es por eso que entendemos que los femicidios son crímenes políticos, porque nos atemorizan, porque son una forma de acallamiento”, continúa.



A lo largo de su trayectoria militante, Flor luchó por la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, por la aplicación de la Educación Sexual Integral en las escuelas, por la declaración de emergencia por violencia de género en la provincia de Santa Fe, y durante sus últimos años de vida se dedicó a coordinar la aplicación de la Ley Micaela en el Consejo de San Jorge.


“Parece que las mujeres no somos sujetos políticos ni sujetos de derecho, y Florencia era una persona que no era solamente un sujeto político, sino que era una revolución en sí misma, y así la conservamos en nuestras retinas”, destaca Ayelén.

Y completa: “Nosotros vamos a sostener nuestra lucha en las calles, en las calles que pisó Flor y las que tuvo que haber pisado en absolutamente todo el mundo un cuadro del tamaño de ella, hasta que no logremos garantías de no repetición, que es la única justicia que podemos esperar”.


Por la noche de este martes, los habitantes de San Jorge marcharon hacia la Fiscalía local, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires se realizaba una movilización en Plaza de Mayo. Durante el fin de semana, los vecinos de Flor realizaron distintas actividades lúdicas y artísticas en la Placita del Che, donde la militante comunista desarrollaba sus proyectos barriales.


“Extrañamos muchísimo a Flor. Nos duele mucho tener que estar pidiendo justicia por ella, tener que ver su cara en banderas y no al lado nuestro, pero el corazón roto no nos va a detener jamás”, concluye su amiga y camarada.


-


Fuente: Notas

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN