Ganó Pashinian. ¿Y ahora?

El abstencionismo fue del 50%, pero, sorpresivamente, Pashinian logró ganar y constituir mayoría parlamentaria. Garantizar la seguridad nacional y la preservación del Estado siguen siendo los grandes desafíos.

Por Adrián Lomlomdjian


El pasado domingo 20 de junio se realizaron en Armenia las elecciones parlamentarias anticipadas para elegir nuevo gobierno.


Estaban habilitados para ejercer su voto 2 millones 591 mil 316 ciudadanos. El abstencionismo volvió a ser superior a los votantes, ya que participó activamente ejerciendo su derecho sólo el 49,4% del padrón, es decir 1 millón 282 mil 411 personas.


Por región, la concurrencia fue la siguiente: Ereván (capital) 51.55%, Aragatsodn 50%, Ararat 50.87%, Armavir 44.47%, Guegharkunik 45.47%, Lorí 46.73%, Kotayk 50.08%, Shirak 41.24%, Siunik 60.38%, Vayots Dzor 56.05% y Tavush 53.48%.


El lunes a la mañana la Comisión Electoral Central informó sobre los resultados preliminares de las elecciones y las dudas se transformaron en certezas, pero no dejaron de sorprender a nadie. El Partido Acuerdo Civil (PAC) obtuvo el 53.92% de los votos, la Alianza Hayastán el 21.04% y la Alianza Tenemos Honor el 5.23%. De acuerdo a las leyes vigentes, estas tres fuerzas serán las únicas que tendrán representación parlamentaria. Las otras fuerzas políticas con posibilidades -según las encuestas previas-, no lograron superar el piso del 5% y quedaron afuera, como los Partidos Armenia Próspera y Armenia Luminosa, que tuvieron sus propios bloques en la última Asamblea Nacional. Esta vez, el PAP obtuvo el 3.95% y el PAL el 1.22%. Por su parte, el Congreso Nacional Armenio del ex presidente Levón Ter Petrosian, alcanzó el 1.54% de los votos emitidos.


Es decir, de los 26 partidos que presentaron candidatos, sólo tres estarán representados en la nueva Asamblea Nacional. Y de acuerdo a las previsiones, el PAC de Pashinian tendrá un bloque de 71 diputados sobre un total de 105, por lo que podrá conformar gobierno sin precisar de las otras fuerzas parlamentarias.


Un dato a tener en cuenta es que ninguna de las encuestas realizadas -incluidas las de Gallup Internacional y de otras consultores europeas y rusas- previó este escenario. Todas coincidían en que el abstencionismo sería importante, que ninguno lograría superar el 50%, que habría paridad entre los partidos de Pashinian y Kocharian, y que en el parlamento estarían representadas como mínimo cinco fuerzas políticas. Pero en lo único que acertaron fue en el abstencionismo, que superó el cincuenta por ciento. Tampoco, en ninguna de las consultas publicadas a días de las elecciones Pashinian apareció sobre Kocharian en la preferencia del electorado. Si bien la diferencia entre ambos era mínima -entre 2 y 4%-, ninguno superaba el 30% y siempre estaba adelante la opositora Alianza Hayastán. La realidad le dio una cachetada a las encuestadoras, a gran parte de la sociedad y ¿al futuro de Armenia?


El día después


Durante la jornada electoral fueron muchas las denuncias recibidas por la Comisión Electoral Central y por el Defensor de los Derechos Humanos, no sólo sobre irregularidades cometidas en los colegios electorales, sino también sobre el accionar de las fuerzas policiales y del Servicio Nacional de Seguridad, que realizaron allanamientos en locales partidarios y en varias casas de dirigentes y militantes opositores, amedrentando a algunos y deteniendo a varios de ellos.


Sin embargo, la opinión de las distintas misiones de observadores internacionales fue en general positiva, más allá que todas destacaron la existencia de irregularidades, que por su supuesta escasa magnitud no influyeron ni en el normal desarrollo del proceso eleccionario ni en los resultados generales...

Observadores de la Comunidad de Estados Independientes (ex URSS)

"La misión de observadores de la Comunidad de Estados Independientes (CEI- ex Unión Soviética) no ha registrado durante las elecciones parlamentarias anticipadas del 20 de junio ninguna violación que pueda incidir en los resultados finales", dijo el jefe de la misión, Ilhom Nematov, durante una conferencia de prensa realizada el lunes en Ereván.


Recordó que los observadores de la CEI estuvieron en 700 colegios electorales y que la misión a su cargo estuvo integrada por 96 personas provenientes de Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Moldavia, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán. También hubo representantes de la Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) y de la Unión Rusia-Bielorrusia.


"El proceso electoral se llevó a cabo de acuerdo con los requisitos del Código Electoral. Nuestros observadores no han registrado ninguna violación que pueda afectar los resultados de las elecciones", enfatizó Nematov.


"Estados Unidos felicita al pueblo de Armenia por sus elecciones parlamentarias del 20 de junio", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado difundido el lunes 21 de junio. "Acogemos con satisfacción la evaluación general positiva de la Misión de Observación Electoral de la OSCE", se lee en la declaración, donde se destaca que "los derechos humanos y las libertades fundamentales de los votantes se respetaron en general". El representante del Departamento de Estado dijo que "Estados Unidos está comprometido en fortalecer su asociación con Armenia sobre la base de valores democráticos compartidos" y alentó a Armenia "a que continúe por este camino, en consonancia con las aspiraciones del pueblo armenio, expresadas en la primavera de 2018".


"Nuestra conclusión general es que las elecciones parlamentarias del 20 de junio fueron competitivas y, en general, bien gestionadas en un plazo breve, dijo la jefa de la delegación de observadores de la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, Kari Henriksen, durante la conferencia de prensa brindada el lunes. La dirigente europea señaló que "las elecciones se caracterizaron por una intensa polarización y se vieron empañadas por una retórica cada vez más incendiaria entre los principales contendientes". También dijo que las reformas al Código Electoral "fueron adoptadas muy cerca de las elecciones, lo que generó cierta inseguridad jurídica". Pero a pesar de estas consideraciones, la líder de la misión de observadores de la OSCE aseguró: "La inmensa mayoría de nuestra misión, en general, evalúa positivamente el día de las elecciones, incluido el recuento de votos".


"Agradecemos la información de la Comisión Electoral Central de Armenia sobre las elecciones realizada en el país y los resultados. Vemos que el partido de Pashinian ha logrado una victoria segura. Felicitamos al pueblo armenio por la elección. Por supuesto, es nuestro deseo que las mismas ayuden al pueblo armenio a superar los desafíos que enfrenta y los conduzca hacia un camino de desarrollo sostenible", dijo Dmitry Peskov, vocero del presidente ruso Vladimir Putin.


"Las elecciones parlamentarias anticipadas en Armenia se celebraron de conformidad con la legislación nacional del país y con las normas internacionales. Las irregularidades menores registradas por los observadores no pueden afectar los resultados de la votación", dijo el senador ruso Víctor Smirnov.


"El recuento de votos se evaluó positivamente en la mayoría de los colegios electorales donde estuvieron nuestros observados y hubo un alto nivel de transparencia", dijo el jefe de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo (PACE), George Katrougalos, quien también expresó su esperanza de que los resultados sean aceptados por todas las fuerzas políticas que participaron.


Eoghan Murphy, de la Oficina de Derechos Humanos de la OSCE, sostuvo que "se brindó a los votantes una amplia gama de opciones y, en general, se respetaron los derechos y libertades fundamentales, y los concursantes pudieron hacer campaña libremente".


En su muro de Facebook, el diputado armenio en la Asamblea Nacional de Turquía, Garo Paylan (HDP), felicitó al primer ministro interino de Armenia por su victoria en las elecciones. "Felicito a Nikol Pashinian y su partido, que nuevamente ganó las elecciones parlamentarias anticipadas en Armenia y obtuvo la mayoría para formar nuevo gobierno", escribió Paylan en las redes sociales.


El Partido Armenia Luminosa, de Edmon Marukian, que no logró superar el piso electoral y quedó afuera del nuevo parlamento, emitió un comunicado saludando al partido triunfante y destacando que el PAL "respeta la decisión del pueblo y anuncia al mismo tiempo que seguirá manteniendo en la agenda el tema del restablecimiento de la solidaridad política interna, reafirmando la convicción de que es a través de la unidad nacional la única forma de superar los desafíos que enfrenta nuestro país".


También el presidente de Artsaj, Araik Harutiunian, felicitó a Nikol Pashinian por la victoria obtenida en las elecciones, pero en este caso, el saludo protocolar no fue bien recibido por un sector de la sociedad karabajtsí, que se reunión en la Plaza del Renacimiento de Stepanakert para pedir la renuncia de Harutiunian. "El habitante de Artsaj no puede felicitar a Pashinian. Nosotros no perseguimos ningún objetivo político ni pertenecemos a algún partido. Vinimos por nuestra cuenta y elaboramos volantes que dicen: 'Usted debe renunciar porque no expresa la voluntad del pueblo de Artsaj'", dijo una de las manifestantes.

Mitin en Artsaj luego del saludo de Harutiunian a Pashinian

La oposición no acepta los resultados


La Alianza Hayastán, que llevó como primer candidato al ex presidente Robert Kocharian, anunció su intención de impugnar los resultados de las elecciones parlamentarias del 20 de junio y hará una presentación ante el Tribunal Constitucional. También se manifestaron en igual sentido el Partido Patria Armenia y el Partido Verelk.


"Tenemos serios motivos para considerar ilegítima esta elección, para declarar que con tales resultados la Asamblea Nacional no reflejará el necesario equilibrio de poder", dijeron hoy los máximos dirigentes de la Alianza.


Según ellos, las irregularidades y violaciones al Código "comenzaron mucho antes de la jornada electoral", y aseguran que las denuncias realizadas por sus representantes y fiscales desde los distintos colegios electorales constituyen prueba fehaciente "que se trata de una falsificación sistemática y planificada de antemano de los resultados electorales".


La oposición denunció los cortes de luz producidos a lo largo de todo el día en distintas regiones del país, que dejó a oscuras a muchísimas escuelas donde se votaba y que se encontraban lejos de los centros regionales, por lo que el control allí se hizo casi imposible. También denunciaron la presencia de muchos extranjeros en esas poblaciones y la participación masiva de militares y soldados votando en las regiones fronterizas.

En un comunicado conjunto, los Partidos Patria Armenia y Verelk señalaron que "las elecciones se vieron empañadas por obvias irregularidades, que tuvieron un impacto directo en los resultados de la votación", por lo que estos partidos "no reconocen los resultados de las elecciones del 20 de junio de 2021 y los consideran ilegítimos, ya que no expresan la voluntad del pueblo". Por eso, ambas fuerzas políticas anunciaron que se presentarán "ante la Corte Constitucional, dentro de cinco días, con una demanda solicitando declarar inválidos los resultados de las elecciones del 20 de junio de 2021".

La Alianza Hayastán anuncia que no reconoce los resultados

"Finalizó una nueva etapa crucial para nuestro país. Lamentablemente, como predijimos, estas elecciones no se convirtieron en el inicio de un proceso para garantizar nuevamente la seguridad de Armenia y Artsaj, restaurar la soberanía del Estado y recuperar la dignidad perdida. Estos resultados no son una luz al final del túnel, sino, desafortunadamente, más oscuridad", dice la declaración de la Alianza Tenemos Honor, que en otro párrafo destaca que "estas vergonzosas elecciones no resolverán los problemas de nuestro pueblo, sino que crearán nuevos y más difíciles obstáculos para el futuro seguro, estable y digno de Armenia y Artsaj, y las autoridades capitulantes seguirán subordinando nuestro interés nacional a los intereses foráneos".


El Partido Armenia Próspera se manifestó a través de su vocero de prensa. “Se han registrado cientos de violaciones al Código e irregularidades, cuyas fotos y videos se difunden en las redes sociales, muchas son verdaderamente graves. Esperaremos los resultados de las investigaciones y luego expresaremos nuestra opinión oficial", dijo Arman Abovian.


Otras fuerzas menores que participaron de las elecciones, como el Partido 5165, el Partido Nacional Cristiano Zartonk y el Partido Democrático Nacional, tampoco reconocieron los resultados, expresaron públicamente su condena a las numerosas irregularidades y violaciones cometidas antes y durante las elecciones, y aseguraron estar analizando la posibilidad de presentarse ante la Corte Constitucional para pedir la nulidad de los comicios del 20 de junio.


Estas elecciones no le fueron ajenas a Echmiadzin, donde se encuentra la sede de la Iglesia Apostólica Armenia y donde reside su máxima autoridad, el Katolicós Karekín II.


“Por la misericordia de Dios, a pesar de las tensiones preelectorales, las fuertes contradicciones y algunas violaciones e irregularidades, las elecciones parlamentarias fueron relativamente pacíficas y transcurrieron sin incidentes graves", comienza señalando en comunicado difundido por la Santa Sede de la iglesia armenia.


Para Echmiadzín "es muy importante que la fuerza política que gobernará el país pueda brindar y garantizar soluciones patrióticas a los problemas relacionados con la seguridad de Armenia, Artsaj y nuestro pueblo", "que brinde protección a los valores que hacen a nuestra identidad nacional", además de apoyar la educación y la cultura, y recomponer el tejido solidario en la sociedad.


Algunas certezas


-Existieron irregularidades de todo tipo y como sucedió a lo largo de estos treinta años, la fuerza gobernante utilizó todos los resortes del poder y la estructura del Estado para garantizarse "como sea" la victoria;


-El abstencionismo del 50% demuestra que a pesar de la situación crítica, un sector importante de la sociedad descree de las propuestas presentadas, está desilusionada y cansada del capitalismo de las mil máscaras y un sólo rostro;


-A Pashinian lo votó la mayoría -de los que participaron-, más allá de la veracidad del porcentaje final reconocido por la Comisión Electoral Central;


-Los ex presidentes son eso, ex presidentes, y así los ve la sociedad;


-A pesar de que la mitad de la población sobrevive en la pobreza y la marginalidad, que la desocupación ronda el 25-30%, que ya no son gratuitos los sistemas públicos de educación y salud, que la emigración masiva continúa, se sigue eligiendo personas y no proyectos, predominando el voto "en contra de" y no "a favor de una propuesta política y un programa de gobierno";


-La FRA-Tashnagtsutiún, que pensó que de la mano de Kocharian llegaría a co-gobernar el país, se deberá conformar con ocupar un par de bancas parlamentarias y así recuperar algo de protagonismo político, ya que como muchas otras fuerzas, de haber ido sola no hubiera logrado superar el piso electoral, tal como sucedió en 2018;


-Una vez más hubo ausencia de una fuerza de izquierda con un proyecto de liberación nacional y social, que haga que la mayoría de la sociedad vuelva a creer en la política, en sus propias fuerzas y en el país;


-El Partido Comunista y otros partidos que abrazan los ideales socialistas, aún no comprenden la situación extrema del país y la necesidad de dejar a un lado sus diferencias, para comenzar a transformarse en alternativa real de poder.


A modo de reflexión final


Si alguien pensó que estas elecciones eran el final de un período trágico de la historia más reciente del pueblo armenio, se equivocó. Si alguien piensa que la victoria de Pashinian revalida sus "atributos" de liderazgo y podrá avanzar con cierta tranquilidad así en las decisiones que tome de ahora en adelante, también se equivoca.


Lamentablemente, el debate sobre algunas de las cuestiones fundamentales para el futuro de Armenia y su pueblo no sólo estuvo ausente en la campaña electoral, sino que lo está en el día a día del país y las comunidades diasporianas, a excepción de sectores que ya lo hacen, pero que sin embargo no lograron involucrar en ese intercambio a otros sectores políticos del colectivo nacional armenio.


El nuevo gobierno del mismo Pashinian reasumirá el poder en un país que presenta condiciones extremas en varios aspectos, particularmente en el de la seguridad nacional y el socio-económico, y durante la campaña no acercó ninguna propuesta concreta para salir de esta crisis. Esto nos hace prever que muy pronto el descontento volverá a ganar las calles, más allá de que algunos opositores que "anidaron en el parlamento", lograrán financiar desde el Estado su actividad política y pretenderán brindar la "gobernabilidad" necesaria para seguir "dentro de la estructura", y por eso, intentarán "enfriar" las calles...


Seguramente, en algunos días habrá importantes novedades políticas en Armenia y comenzarán a vislumbrarse las respuestas a algunas de las cuestiones e interrogantes planteados en esta nota.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN