Harutiunian: "Ahora amenazan nuestra patria y nuestra existencia"

El presidente de Artsaj aseguró que las fuerzas azeríes están a cinco kilómetros de Shushí. En un mensaje grabado, manifestó que la lucha es por la defensa de la "dignidad nacional".

Redacción NOR SEVAN


"Como en 1992, cuando nuestra marcha hacia la victoria comenzó con la liberación de Shushí, hoy nuestra victoria está condicionada por la defensa de Shushí", manifestó hoy el presidente de Artsaj Arayik Harutiunian. Desde la bombardeada ciudad, envió un mensaje a todo el pueblo armenio de Karabaj.


El líder karabajtsí dijo que las Fuerzas de Azerbaiyán están a solo unos cinco kilómetros de la principal ciudad de Artsaj. "El objetivo principal del enemigo es capturar a Shushí... como dicen, quien gobierna Shushí, gobierna Artsaj", aseguró porque "no es solo una ciudad, es un símbolo de la determinación del pueblo armenio de vivir en su cuna, un símbolo de las victorias del pueblo armenio".


"Estuve en Shushí por primera vez en mi vida el 8 de mayo de 1992. Fui uno de los primeros en entrar a la iglesia Ghazanchetsots y besar la cruz. Hoy recé y encendí una vela por nuestra victoria", exclamó Harutiunian.

Por otro lado, el presidente de la República de Artsaj declaró que el pueblo armenio debe unirse, luchar, avanzar en el frente y "castigar al enemigo justo a las puertas de Shushí". "Cumplamos nuestra mayor misión, por el bien de la patria, por el bien de nuestro futuro, por el bien de nuestras generaciones", continuó.


Además, denunció que "las bandas turco-azerbaiyanas y los terroristas atacaron con el objetivo de exterminar o expulsar a los armenios de Artsaj que han vivido en su tierra natal durante miles de años". "Estamos luchando a muerte en condiciones desiguales", señaló.


Para cerrar, Arayik Harutiunian advirtió: "Amenazan nuestra patria y nuestra existencia". "Como Comandante en Jefe de Artsaj, una vez más les pido que se unan y defiendan nuestra Shushí, nuestro Artsaj y nuestra dignidad nacional", finalizó.



En la madrugada del 27 de septiembre, Azerbaiyán atacó Artsaj. El Ejército azerí arremetió y avanzó sobre los territorios de Karabaj, bombardeando posiciones militares y civiles. Esto provocó la resistencia tanto de Artsaj como de Armenia y una escalada bélica en la región sin precedentes en las últimas tres décadas. En las Repúblicas de Armenia y Artsaj se declaró la ley marcial y la movilización general. Azerbaiyán, que cuenta con la complicidad político-militar de Turquía y de Israel, decretó la ley marcial y el toque de queda en varias regiones de su país. El 3 de octubre el Presidente de Artsaj tomó la decisión de ir al frente de batalla.


El 10 de octubre en Moscú con la mediación del canciller ruso, los Ministros de Relaciones Exteriores de Armenia y de Azerbaiyán acordaron el primer cese de hostilidades humanitario. El 17 de octubre en París, ambas partes realizaron un segundo acuerdo. El 26 de octubre en Washington, se resolvió una tercera tregua humanitaria. Pero, estos tres ceses al fuego fueron violados por el gobierno de Aliyev, que bombardeó en reiteradas oportunidades Artsaj. Hay miles de muertos, heridos, daños de todo tipo y la guerra continúa.

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, en su formato digital mantiene los objetivos y principios de sus fundadores aportando su granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina