Pashinian y Aliyev se reunieron con Putin en Moscú

Rusia reafirmó su rol mediador entre Armenia y Azerbaiyán. Turquía, a pesar de todo, no logró sentarse en la mesa de negociaciones.


Redacción NOR SEVAN


El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, llegaron hoy a la capital de Rusia, donde se reunieron por algo más de cuatro horas con el presidente Vladimir Putin. Cabe destacar que al ingresar al salón de reunión, los líderes políticos de Armenia y Azerbaiyán fueron saludados con un apretón de manos y un abrazo por el presidente ruso, pero entre ellos, Pashinian y Aliyev no se saludaron.


La reunión estuvo precedida por un alto grado de desconcierto, dudas y cuestionamientos, principalmente en Armenia, donde distintos sectores de la oposición argumentaban desde que este encuentro "sellaría la entrega de Artsaj y de territorios soberanos de Armenia" hasta que "Pashinian no representa los intereses del pueblo armenio".


Sin embargo, la reunión se realizó y fue extensa. Seguramente se tocaron distintas cuestiones que van desde el cumplimiento del acuerdo alcanzado el 9 de Noviembre de 2020 -que puso fin al enfrentamiento armado-, hasta los próximos pasos a tomar para arribar a una solución definitiva de la Cuestión de Karabaj, pasando por el presente y la situación de los prisioneros de guerra, los desaparecidos, la búsqueda de cadáveres en campo abierto y la pretendida -por el envalentonado Aliyev- "redemarcación" de las fronteras entre Armenia y Azerbaiyán, tratando de arrebatar algunas decenas de kilómetros de territorio soberano armenio, manteniendo la tensa situación interna y la crisis política en el país.

Tras las conversaciones en el Kremlin, Vladimir Putin, Nikol Pashinian e Ilham Aliyev firmaron una declaración conjunta relacionada al desarrollo de Karabaj.


Según el líder ruso, el plan para la implementación del acuerdo será presentado por los viceprimeros ministros de los tres países en un futuro próximo. Ellos dirigirán un grupo de trabajo tripartito que se ocupará de la restauración de los vínculos económicos, comerciales y de transporte, así como de la apertura de las fronteras en Nagorno Karabaj . Además, se formarán subgrupos de expertos en trabajo para abordar las distintas cuestiones.


La agencia de noticias rusa RIA NOVOSTI informó que según el sitio web del Kremlin, el grupo celebrará su primera reunión el próximo 30 de enero, después de la cual se creará una lista de las principales áreas de trabajo, siendo la prioridad las comunicaciones por ferrocarril y carretera.


Para el 1 de marzo de 2021, el grupo de trabajo presentará para su aprobación al más alto nivel, un listado y cronograma de las tareas de restauración y construcción de nuevas instalaciones de infraestructura de transporte necesarias para organizar el tránsito seguro del transporte internacional a través de Azerbaiyán y Armenia.


"Estoy convencido de que la implementación de estos acuerdos beneficiará tanto al pueblo armenio como al azerbaiyano y, sin ninguna duda, beneficiará a la región en su conjunto y, por lo tanto, a los intereses de la Federación Rusa", enfatizó Putin.

Por su parte, el primer ministro armenio coincidió en que los acuerdos alcanzados en la reunión de Moscú conducirán a obtener mayores garantías de seguridad en Karabaj y ayudarán a cambiar el mapa económico de la región. "Estamos listos para trabajar de manera constructiva en esta dirección", afirmó Pashinian.


"Luego de 30 años, Azerbaiyán estará conectada con la República Autónoma de Nakhichevan por tierra, a través de Armenia, y la República de Armenia tendrá conexión ferroviaria con Rusia e Irán a través de Azerbaiyán", señaló Aliyev.


“En general, me gustaría decir que la declaración conjunta del 9 de noviembre se está implementando con éxito. La mayoría de sus puntos se han cumplido, la misión de mantenimiento de la paz de Rusia está haciendo su trabajo con eficacia. Durante dos meses, excepto por incidentes menores, no hubo preocupaciones serias", sostuvo el presidente azerbaiyano, para quien "todo esto inspira confianza en que el conflicto de Nagorno Karabaj quedará en el pasado, debemos pensar en el futuro, en cómo convivir como vecinos".


Finalizado el encuentro, la voces de protesta se multiplicaron en Armenia, ya que desde el oficialismo habían asegurado que ningún acuerdo sería posible sin una solución al tema de los prisioneros de guerra armenios retenidos por Bakú. Sin embargo, durante una conferencia de prensa celebrada en Moscú una vez finalizada la reunión tripartita, Pashinian se lamentó: "Desafortunadamente, hoy no hemos podido resolver el tema de los prisioneros de guerra. Este es el tema más sensible y doloroso para nosotros. Y hemos acordado seguir trabajando en esta dirección".


Luego, durante su reunión privada con el presidente Putin, Pashinian le expresó que será difícil la aplicación de los acuerdos alcanzados en materia económica, mientras sigan sin resolverse varias de las cuestiones humanitarias relacionadas a Artsaj y su pueblo. "Lo más sensible y doloroso para nosotros son las cuestiones relacionados con el intercambio de prisioneros de guerra, las personas desaparecidas y los cuerpos de las víctimas", dijo Pashinian.


También, en su conferencia de prensa moscovita, el primer ministro armenio volvió a insistir sobre el retorno al formato de negociaciones enmarcadas en el Grupo Minsk de la OSCE, tratando de volver a brindarle algo de protagonismo a los Estados Unidos y la Unión Europea, que como ya sabemos, cumplieron un rol nefasto durante los 44 días que duró la agresión azerbaiyano-turca (con la asistencia militar y tecnológica del Estado de Israel) sobre el pueblo de Artsaj.


"Lamentablemente, este conflicto aún no se ha resuelto", dijo Pashinian, para quien se logró establecer un alto el fuego, pero todavía hay muchos problemas para resolver, entre ellos, el del estatus definitivo de Nagorno Karabaj.


"Armenia está lista para continuar las negociaciones en el marco de la copresidencia del Grupo de Minsk de la OSCE", enfatizó Pashinian, demostrando una vez más que su actual buena relación con Rusia no parte de sus convicciones ni de la defensa de los intereses del pueblo armenio, sino que llegó hasta allí condicionado por una situación límite -no deseada ni pensada por él-, en la que quedó abandonado por los poderes occidentales a quienes había servido y defendido con tanta vehemencia.



SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN