La primavera revela la belleza de la isla de Akhtamar

En el lago Van se encuentra la iglesia Santa Cruz, uno de los legados históricos más famosos del pueblo armenio. Con la nueva estación, los almendros florecen de forma encantadora y alegre en las tierras del Ararat.


Desde el año 908 hasta el 1021, la isla de Akhtamar fue parte del Imperio armenio Vaspurakan, con su entonces capital Vostan. Según la leyenda, el nombre de la isla deriva de la hija de un rey armenio llamada Tamar. Denominada "la isla de los monasterios", Akhtamar es especialmente reconocida por su iglesia Santa Cruz (Աղթամարի Սուրբ Խաչ եկեղեցի).


La iglesia forma parte del complejo de monasterio y palacio construido entre 915 y 921 por el arquitecto y antiguo escultor Manuel, por encargo del rey de Vaspurakan Gaguik Arzruni. Decorado con relieves, el edificio es una obra maestra del tallado en piedra armenio.


Las paredes exteriores muestran, sobre todo, escenas e historias del Antiguo Testamento, como las de Adán y Eva, Jonás y la ballena, o David contra Goliat. Además, en los relieves de la iglesia se descubrieron treinta especies de animales, algunas de las cuales se han extinguido o están a punto de hacerlo.


Las decoraciones reflejan la fauna de la época en Anatolia. Una decoración escultórica tan rica era desconocida en aquella época. En Occidente, la escultura en edificios no empezó a desarrollarse hasta unos 100 años después. En la isla, todavía se conservan los restos de un asentamiento y un cementerio histórico.


Hasta 1895, la iglesia de Akhtamar sirvió de catedral patriarcal para la Iglesia Apostólica Armenia. Tras la muerte del último Catolicos Khachatur III (1864-1895), la sede quedó vacante. En 1910, la diócesis de Akhtamar aún contaba con 130 parroquias, 203 iglesias y más de 70 mil creyentes.


En el genocidio de 1915, el monasterio fue destruido, la iglesia saqueada y los monjes asesinados. Casi un año y medio después del comienzo de la masacre contra el pueblo armenio, asirio y griego póntico, el catolicosado de Akhtamar fue derogado por una resolución del Ministerio de Justicia y Cultura otomano. No fue hasta 2005 cuando el gobierno turco decidió restaurar la estructura de mil años de antigüedad.


En 2007, la iglesia de Akhtamar fue reabierta como monumento cultural. Hasta ahora, el gobierno turco sólo permitió ocho ceremonias religiosas. El primer servicio -después de 95 años- tuvo lugar en septiembre de 2010 con más de cuatro mil participantes. El último fue celebrardo por los creyentes cristianos en el otoño pasado.



-


Fuente: Kurdistan América Latina

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN