Azerbaiyán atacó el campamento arqueológico de Tikranaguert

Las fuerzas invasoras azeríes bombardearon hoy este patrimonio histórico cultural de Artsaj. Antes, ya habían atacado la catedral armenia de Shushí y la antigua mezquita de la misma ciudad.


En su desesperación ante la falta de logros visibles en el enfrentamiento armado y también ante el deterioro cada vez más evidente de su imagen a nivel nacional e internacional, el gobierno azerbaiyano presidido por Ilham Aliyev parece no tener límites ni en lo que declaran las máximas autoridades del país, ni en las acciones que lleva adelante.


A las ya seis semanas de bombardeos permanentes sobre poblaciones civiles de Artsaj, reconocido incluso por Aliyev, y a la utilización de armas prohibidas como las bombas de racimo y el fósforo blanco, el agresor azerbaiyano-turco le agregó el ataque artero a objetivos considerados patrimonio histórico, como la catedral armenia de Shushí, la antigua mezquita de la misma ciudad, y ahora, el campamento arqueológico en la antigua ciudad de Tigranaguert, emplazado a 43 kilómetros de la capital Stepanakert, y donde se llevan a cabo excavaciones desde el año 2006.


Según informó el jefe de la expedición arqueológica, Hamlet Petrosian, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán dispararon contra el campamento, provocando graves daños en los sitios de trabajo, tal como se ve en las fotos subidas a las redes sociales por el propio Petrosian.


Y esta acción agresiva constante está acompañada por declaraciones basadas en la tergiversación de la realidad y en la mentira descarada. Por ejemplo, esta semana Aliyev y otras autoridades azeríes aseguraron haber tomado Shushí, no haber atacado Stepanakert y otras ciudades y aldeas, no tener mercenarios en sus filas, haber malherido al presidente de Artsaj, que Rusia le manifestó oficialmente a Armenia que no la ayudará, que Rusia acusó sin pruebas a Azerbaiyán de recibir mercenarios, que Azerbaiyán está dispuesta a brindarle a Artsaj la autonomía deseada, y así, podríamos seguir enumerando una tras otras las mentiras que salen de las bocas de los funcionarios e Azerbaiyán.


Fuente: La voz armenia


En la madrugada del 27 de septiembre, Azerbaiyán atacó Artsaj. El Ejército azerí arremetió y avanzó sobre los territorios de Karabaj, bombardeando posiciones militares y civiles. Esto provocó la resistencia tanto de Artsaj como de Armenia y una escalada bélica en la región sin precedentes en las últimas tres décadas. En las Repúblicas de Armenia y Artsaj se declaró la ley marcial y la movilización general. Azerbaiyán, que cuenta con la complicidad político-militar de Turquía y de Israel, decretó la ley marcial y el toque de queda en varias regiones de su país. El 3 de octubre el Presidente de Artsaj tomó la decisión de ir al frente de batalla.

El 10 de octubre en Moscú con la mediación del canciller ruso, los Ministros de Relaciones Exteriores de Armenia y de Azerbaiyán acordaron el primer cese de hostilidades humanitario. El 17 de octubre en París, ambas partes realizaron un segundo acuerdo. El 26 de octubre en Washington, se resolvió una tercera tregua humanitaria. Pero, estos tres ceses al fuego fueron violados por el gobierno de Aliyev, que bombardeó en reiteradas oportunidades Artsaj. Hay miles de muertos, heridos, daños de todo tipo. La guerra continúa.

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina