La Cumbre de la OTSC, la situación interna en Armenia y los planes de Occidente

Casi de manera coordinada, Estados Unidos, la Unión Europea, Azerbaiyán y los sectores pro-occidentales armenios lanzaron una nueva ofensiva antirusa.

Por Adrián Lomlomdjian


Se acerca la reunión cumbre de Jefes de Estado de países miembros de la OTSC (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva), que se realizará en Ereván el próximo 23 de noviembre, y las distintas fuerzas que tienen intereses en el Caúcaso o aquellas otras que siendo extra-regionales, siempre mantuvieron cierta presencia y protagonismo en la región, comienzan a mover sus fichas.


Por ejemplo, Occidente (Estados Unidos-Unión Europea-OTAN) coordinó sus acciones y realizó movidas tendientes a tratar de neutralizar este nuevo paso dado por Rusia, que a pesar de cierta lentitud a la hora de tomar decisiones o de algún que otro retroceso en distintas áreas, mantiene el protagonismo y la iniciativa regionales.


Desde Moscú, el vocero presidencial del Kremlin, Dmitri Peskov, confirmó que el presidente ruso Vladimir Putin tendrá una reunión por separado con el primer ministro armenio Nikol Pashinian. “Por supuesto que está previsto”, respondió Peskov a la pregunta sobre la posible reunión entre los líderes de los dos países.


El periódico y sitio de noticias armenio “Past” informaba el viernes que fuentes de la Cancillería armenia daban cuenta de un llamado telefónico no muy amigable que recibieron del Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, quien abiertamente se quejó de que Pashinian públicamente repite una y otra vez estar de acuerdo con las propuesta rusas para la paz.


Sin embargo, a pesar de esta posición pública asumida por Pashinian desde hace algunas semanas, no son pocos los que lo acusan de “decir una cosa y hacer totalmente lo contrario”. Prueba de ello, es el accionar de los funcionarios, dirigentes políticos, medios de comunicación y organizaciones sociales pro-occidentales armenias, muchos de ellos integrantes del partido de Pashinian y de sus fuerzas aliadas. Estos sectores, que cuentan -mayoritariamente- con el apoyo de la maquinaria estatal armenia, lanzaron una serie de inciativas y manifestaciones para expresar su rechazo a la llegada del presidente Putin y de los otros aliados militares de Armenia.


Daniel Ionnisian, de la ONG Unión de Ciudadanos Conscientes, y Tigrán Jzmalian, del Partido Europeo de Armenia -ambos aliados incondicionales de Pashinian-, ya convocaron a sendas concentraciones de protesta contra la llegada al país de Putin, Lukashenko y los otros aliados militares de Armenia. Uno propuso atacar los monumentos rusos y soviéticos que se encuentran en la ciudad, y el otro, recibir a los visitantes con banderas de los Estados Unidos y la Unión Europea. También convocaron a un acto de protesta los integrantes del ultra-nacionalista Partido Sasna Tsrer, quienes no ocultan ni su amor por occidente ni su odio a Rusia.


Casi como coordinando su accionar con el de los sectores anti-rusos armenios, dejando traslucir quizá un “trabajo en equipo” pensado y dirigido desde alguna capital occidental, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, dijo en Bakú que su país “tiene más amigos en la OTSC que Armenia”. Toda una provocación a Rusia y a los permanentes intentos de Moscú por lograr una solución justa, pacífica y duradera a las cuestiones y diferendos existentes.


Si bien la capacidad de llegada y movilización de los grupos pro-occidentales armenios no es siquiera preocupante, si lo es la manera en que se instalaron a lo largo de estas tres décadas en las distintas esferas del poder político, del sistema educativo y de los medios de comunicación, desde donde han logrado ciertos éxitos coyunturales y desde donde mantienen activa la formación de nuevos y jóvenes dirigentes, y la maquinaria antirusa.

Krikor Balasanian, jefe de la Cátedra de Relaciones Internacionales y Diplomacia de la Universidad Estatal de Ereván, dijo que si estos dirigentes y movimientos quieren realmente manifestarse contra Rusia, deberían pedirle a la ciudadanía que: no compre pan y otros derivados de la harina, porque mayoritariamente se importa desde Rusia; que no enciendan las luces en su casas, oficinas y negocios, porque la electricidad es rusa; que no llenen los tanques de sus autos con nafta o no utilicen el gas en sus hogares, por el combustible tambien viene de ese pais que catalogan como enemigo.

Eduard Sharmazanov, ex presidente de la Asamblea Nacional de Armenia y uno de los máximos dirigentes del Partido Republicano, escribió en su canal de Telegram, que “la realización de manifestaciones antirusas durante la visita de Putin no es más que una expresión en favor de la OTAN y beneficiosa para Azerbaiyán”.


Según Sharmazanov, “Bakú entendió que Moscú no tiene pensado retirar sus tropas de Artsaj (Karabaj) en 2025 y por eso, con la ayuda de Turquía, la OTAN y los quinta-columna armenios, pretenden debilitar la presencia de Rusia en Armenia y Artsaj”. Y preguntó: “¿Convocan a manifestaciones antirusas para complecer a Aliyev y a Erdogan? ¿No se dan cuenta que sólo gracias a Rusia es posible que hoy más de 120 mil armenios vivan en Artsaj (Karabaj)?”.

La Federación Rusa es el aliado estratégico de la República de Armenia y, a la vez, actualmente, el único garante de la seguridad de los armenios de Artsaj, por lo que cualquier insulto al liderazgo de la Federación Rusa en la República de Armenia equivale a golpear los intereses armenios”, dice una declaración pública emitida por el Movimiento Gamk para la protección de los valores armenios. Además, la organización le exigió a las agencias estatales de aplicación de la ley en Armenia, a la Policía, al Servicio de Seguridad Nacional y a otros organismos pertinentes, que tomen las medidas necesarias y eviten el acoso político contra los mandatarios y altos funcionarios de los países miembros de la OTSC, que visitarán Ereván.


En una declaración pública emitida hoy, el Partido Comunista de Armenia afirmó que “la República de Armenia se encuentra inmersa en una grave crisis socio-política”, similar a la vivida en 1920, ya que “una vez más, Estados Unidos y Occidente están utilizando al pueblo armenio como moneda de cambio en beneficio de sus propios intereses. Con hermosos discursos y promesas manipulan a nuestra gente, azuzando sentimientos antirusos”.


Para los comunistas armenios “no hay ningún país en el Cáucaso, Asia y Medio Oriente donde la OTAN haya entrado y allí se haya establecido la paz” y acusó de “miopes políticos” y “corrompidos” por Occidente a quienes afirman que se debe reemplazar a la OTSC por la OTAN, que en esa región está representada por Turquía. “Estamos profundamente agradecidos a todos los Estados que intentan ser útiles y apoyar a la nación armenia, pero debemos dejar constancia de que para la defensa del suelo armenio, además del soldado armenio, sólo se ha derramado la sangre del soldado ruso. Hoy, Armenia oriental existe gracias a Rusia”, enfatizaron los herederos de Shahumian y Miasnikian.


Cabe destacar que el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, liderará la Cumbre de Jefes de Estado de la OTSC, recién arribado de Túnez, donde participó de un nuevo Congreso Internacional de la Francofonía. Allí mantuvo encuentros con autoridades francesas y de otros países, cosechando las caracteristicas declaraciones formales de apoyo, que sólo sirven para “endulzar” oídos y mantener engañado a un sector de la sociedad.

La información oficial difundida desde la Oficina de prensa del premier la reunión mantenida entre Nikol Pashinian y el presidente francés Emmanuel Macron, destaca que los interlocutores apreciaron mucho la presidencia de Armenia de la Organización Internacional de la Francofonía y se trataron cuestiones relacionadas con las prioridades de la organización y los planes futuros. Dice la información que Nikol Pashinian y Emmanuel Macron también intercambiaron ideas sobre los resultados de la reunión cuatripartita de los líderes de Armenia, Francia, Azerbaiyán y el presidente del Consejo Europeo celebrada en Praga en octubre de este año. Se dialogó sobre la implementación de medidas para fortalecer la estabilidad y la seguridad en el sur del Cáucaso.


Por su parte, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, luego de reunirse con Pashinian, señaló: “Estamos comprometidos con el fortalecimiento de la democracia, el crecimiento de nuestras economías y la promoción de la paz y la seguridad en el Cáucaso. Esto es lo que discutimos hoy con el primer ministro armenio Nikol Pashinian. Continuaremos ampliando la asociación entre nuestros países”.


En Túnez, Pashinian también se reunió con el presidente del Consejo de Europa, Charles Michel.


Como podemos apreciar, nada que mueva el amperímetro en cuanto al compromiso de Francia -y Europa- con Armenia, sólo estorbar y tratar de quebrar las relaciones ancestrales fraternales y estratégicas entre Ereván y Moscú.


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco