La victoria de los pueblos

A 75 años de la Victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi y a 28 años de la Liberación de Shushí y la creación del Ejército de Artsaj, declaración de la Unión Cultural Armenia y su Juventud.


El 9 de Mayo es, desde siempre, la fecha en la que los pueblos del mundo celebramos la Victoria de la Unión Soviética sobre el nazi fascismo alemán, liderado por el genocida Adolfo Hitler.

Después de la trascendental victoria lograda por las fuerzas armenias en Shushí el 9 de mayo de 1992, la fecha se transformó para la armenidad en una triple celebración: la Victoria sobre la Alemania nazi, la liberación de Shushí y la creación del Ejército de Artsaj. Por eso, en las Repúblicas de Armenia y Artsaj (Karabaj), el 9 de mayo es el Día de la Victoria y la Paz, fecha patria y día no laborable.

Y muy a pesar de lo que algunos pensaban, la desintegración de la Unión Soviética (URSS) y la caída de la Armenia Socialista no significaron un cambio de paradigmas en este sentido. Los pueblos de Armenia y Artsaj se sienten orgullosos de sus mayores por haber combatido y vencido al fascismo, reivindican aquella gesta de la que formaron parte junto a los otros pueblos soviéticos, la toman como ejemplo y la transmiten de generación en generación.

Este mensaje que año tras año nos transmiten los ciudadanos de los dos Estados armenios es una clara actitud no sólo contra el olvido, sino también contra los intentos negacionistas sobre el rol de la Unión Soviética en dicha contienda, y contra aquellos que quieren falsear y tergiversar la verdad, incluso elucubrando y difundiendo historias alejadas de toda veracidad, una especie de “fake news” de los acontecimientos históricos.

Esta conducta clara y sensata de todos los pueblos de la ex URSS confronta con una poderosa maquinaria propagandística –y bélica- que está en manos de las potencias imperialistas y del sionismo, quienes pretenden adaptar la historia a sus intereses actuales, justificando invasiones, saqueos y ataques militares, entre otros.

Desde lo particular, el aporte de los armenios a la Victoria sobre el fascismo fue grande, ya sea por los cientos de miles de armenios que integraban las distintas divisiones del Ejército Rojo, como así también por las decenas de miles de combatientes que se sumaron a los movimientos de resistencia en la Europa ocupada.

Fueron 5 los Mariscales armenios del Ejército Soviético: Hovannés Baghramian, Hamazasp Babachanian, Armenak Jamberiants, Serguei Aghanov y Hovannés Isahakian. 70 mil armenios recibieron condecoraciones por su heroísmo y 27 soldados rasos fueron galardonados con la Medalla de Honor, mientras que 105 armenios recibieron la máxima distinción de Héroes de la Unión Soviética. A ellos debemos sumarle a Missak Manoushian, Héroe Nacional de Francia, y a otros verdaderos héroes en Grecia y otros países.

Los armenios del Ejército Soviético participaron en batallas cruciales no sólo para echar al invasor nazi del territorio soviético, sino para liberar países como Polonia, Eslovaquia, República Checa, Austria y Rumania. Mismo, la 89° División Armenia Tamanian como parte del Ejército de la URSS llegó hasta Alemania, donde combatió al enemigo en las calles de Berlín y festejó al ritmo del "Kocharí" de la Victoria junto a los muros destruidos del Reichstag alemán.

Hoy, cuando muchos, incluso los llamados “países civilizados del occidente europeo”, tratan por todos los medios de denostar a la Unión Soviética y lavarle la cara a los colaboradores del fascismo alemán, nosotros reivindicamos la valentía y el coraje de los pueblos soviéticos y manifestamos nuestro eterno agradecimiento a cada uno de ellos, por el inestimable aporte que realizaron para derrotar a la maquinaria genocida alemana.

26 millones de soviéticos muertos, más de un tercio de sus ciudades y aldeas destruidas –con todos sus objetivos gubernamentales, económicos, industriales, culturales y sociales- dan cuenta de ello. La mitad de las víctimas fatales de la Segunda Guerra Mundial fueron soviéticas (entre ellas, más de 300 mil armenios), cuando en las distintas operaciones militares participaron más de 25 países.

Y así como ayer se pudo enfrentar y derrotar a la todopoderosa maquinaria genocida nazi y al fascismo con ideas y objetivos claros, y con la unidad de todos los pueblos del mundo, también podremos hacerlo ahora.

El nuevo fascismo ya no usa traje militar ni bigote, tampoco se peina con gomina. Se viste como nosotros, habla nuestro mismo lenguaje, se mimetiza ante cada situación, pero tiene los mismos objetivos que en el pasado: dominar el mundo, someter a los pueblos y estructurar un poder político-económico-ideológico que parezca invencible. Y para lograrlo, utiliza todas las metodologías, desde las elecciones hasta los genocidios.

Por eso, en el 75° aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria y en el 28° aniversario de la creación del Ejército de Artsaj y la liberación de Shushí, reafirmamos nuestro compromiso de seguir enfrentando al fascismo y seguir aportando nuestra actividad y militancia a la construcción de una sociedad y un mundo sin explotadores, sin opresores, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.


Unión Cultural Armenia y su Juventud (la Juca) Ciudad de Buenos Aires, 8 de mayo de 2020

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina