Los sionistas y el origen del panturquismo

El abogado e investigador Gaspar Derderian escribió el libro “Las relaciones entre el sionismo y el panturquismo. Y la amenaza a la existencia de Armenia”, que fue presentado en Beirut en 1990.


Mustafa Celalettin Pasha

Por Adrián Lomlomdjian La pandemia del nuevo coronavirus, que sumió a casi todo el planeta en una crisis no sólo sanitaria, sino estructural, trastocó radicalmente el día a día de una gran parte de la sociedad humana, aislándonos en nuestros hogares y haciéndonos agudizar el ingenio para aprovechar positivamente cada segundo de este encierro que, mayoritariamente, cumplimos y cumpliremos de manera consciente. Es en este contexto que igualmente van sucediéndose los acontecimientos políticos y pasando fechas de festejos o conmemoraciones históricas, que mucho tienen que ver con el presente y las posiciones que vamos adoptando individual y colectivamente cada uno de nosotros. En algunos días más se cumplirá un nuevo aniversario, el 105°, del genocidio de armenios –y también de otras nacionalidades- planificado y perpetrado por el gobierno de los Jóvenes Turcos, tal como se los conocía y se los sigue nombrando hasta ahora.


Talaat, Enver, Djemal, Dr. Nury y otros, son los nombres propios de algunos de los genocidas que recordamos quienes nos adentramos en aquella trágica historia, ya sea porque la sufrieron en carne propia nuestros antepasados, o porque somos militantes por la vida, la paz, la solidaridad entre los pueblos y la plena vigencia de todos los derechos humanos. Pero esos y otros nombres propios tienen antecedentes y llegaron allí, a ese lugar y momento de la historia de la humanidad, habiendo recorrido un camino acorde a los ideales y objetivos de vida que cada uno de ellos trazó particular y colectivamente. No se despertaron un día y decidieron masacrar o deportar poblaciones enteras de armenios. Tampoco descubrieron de la noche a la mañana diferencias entre fanáticos musulmanes y cristianos –o de cualquier credo- y las azuzaron para poder homogeneizar rápidamente a la población del imperio bajo un mismo dios. Mucho menos fueron dirigentes bondadosos que de golpe vieron que en su imperio existían diferencias insalvables entre los distintos pueblos e intentaron proteger a los débiles e indefensos trasladándolos a lugares más seguros. Nada de eso. Los Talaat, los Enver, fueron cientos de personas moldeadas y formadas políticamente para cumplir con los objetivos que se habían trazado, es decir, para hacer lo que hicieron. Y en ese camino de cumplir con lo decidido establecieron amistades a diestra y siniestra, se aliaron a unos y enfrentaron a otros, pero mientras tanto acordaban algunas cuestiones con los otros a costa de los unos, ¿se entiende? Así, fueron cumpliendo las distintas etapas de ese sueño llamado “panturquismo” o “panislamismo” (nosotros, elegimos la primera denominación, para no involucrar a decenas de otras nacionalidades mayoritariamente islámicas, pero que también fueron y son víctimas del Estado turco).

El origen del panturquismo


Armin Vambery

El abogado e investigador Gaspar Derderian, presidente del Círculo de Escritores Armenios del Líbano, escribió el libro “Las relaciones entre el sionismo y el panturquismo. Y la amenaza a la existencia de Armenia”, que fue presentado en Beirut el 18 de noviembre de 1990.


En el capítulo “¿Quiénes son los creadores del Panturquismo?”, el autor afirma que “quienes comenzaron con la difusión del panturquismo fueron judíos sionistas húngaros, polacos, franceses y alemanes, quienes escribieron las obras fundacionales de esta corriente en el último cuarto del siglo XIX, a diferencia de los autores de origen turco, que recién escribieron al respecto hacia fines de la década del 20 en el siglo XX".


En ese mismo capítulo, el Dr. Derderian cuenta: “Entre los años 1873-1874, fueron publicados en Londres los libros ‘Bujara’ y ‘Viaje al Asia Central’, del sionista Arminius Vambery, donde se alaba la supremacía de la raza turca y su antigua gloria. En 1877, en Leipzig, publica un libro el judío sionista austríaco Franz von Werner, con su seudónimo Murat Effendi, donde se predicaba la inevitabilidad del renacimiento de la raza turca y se bosquejaba el gran proyecto político del panturanismo. En 1889, en París, se publica el libro ‘Los antiguos y modernos turcos’, el polaco judío sionista Konstanty Borzęcki, pero con sul seudónimo de Mustafa Celalettin Pasha, donde este judío sionista vestido con trajes turcos e idealizando la masculinidad y la supremacía racial de los ‘antiguos’ turcos, lamenta la destrucción de los ‘modernos’ turcos, irritándose por su ambición tribal y mostrándoles el camino para restablecer el imperio infinito de la mítica Turquía. En 1896, se publica el libro ‘Introducción a la historia de Asia: turcos y mongoles, desde sus orígenes hasta 1405’, del judío sionista León Gahun, donde el autor de libro le canta loas a Gengis Khan y a Lenktimur por ser los creadores del antiguo y gran imperio turánico, pero que por haber aceptado el islam fueron destruidos y retrocedieron”.

Por otro lado, Derderian detalla que, sin embargo, fue el judío sionista alemán Moiz Cohen el teórico más importante y productivo del programa político-expansionista panturquista y panturanista. Bajo el seudónimo de Munis Tekinalp escribió varios libros en idioma alemán, que no sólo estaban dirigidos a los políticos e intelectuales turcos otomanos, sino a los hombres de Estado alemanes, a los militares y empresarios, a quienes les mostraba las bases ideológicas que sostendrían en esta etapa la avanzada del imperialismo alemán hacia Oriente. De esta forma, disfrazado como Tekinalp, Cohen escribió en alemán y turco una serie de libros, de los cuales Derderian enumera “Turquismo y Panturquismo”, “Reflexiones sobre la naturaleza y el proyecto de la Gran Turquía” y “El paso de la economía de la guerra la paz”. Consultadas distintas fuentes, escritos e investigaciones, podemos completar lo que nos brinda el Dr. Gaspar Derderian, con algunos breves datos más de cómo vivieron sus vidas los ideólogos y difusores del panturquismo: Moiz Cohen nació en 1883 en Vilayeto de Salónica en el Imperio Otomano. El escritor y filósofo fue ideólogo del movimiento Panturquista. De familia judía, más tarde cambió su nombre a Munis Tekinalp y fue enterrado en el cementerio judío de Niza.

Konstanty Borzęcki nació en 1826 en Modrzewiec, Condado de Piotrków. En 1848 participó en el Levantamiento de la Gran Polonia. Después, emigró al Imperio Otomano y se alistó en su Ejército. Allá, adoptó un el nombre de Mustafá Celalettin Pasha y se convirtió al Islam en 1849.

Franz von Werner, mejor conocido por su seudónimo musulmán Murad Effendi, nació en 1836 en Viena. Fue un escritor noble y después diplomático del Imperio Otomano.Durante la Guerra de Crimea, fue oficial del Ejército turco y se convirtió al Islam.


Ármin Vámbéry, también conocido como Arminius Vámbéry, nació en 1832 en Hungría. También de familia judía, fue un viajero turcomólogo.


Halide Edib Adıvar

La investigación de Derderian sobre la estrecha relación entre el panturquismo y los sionistas agrega, entre otras personas, a la escritora Halide Edib Adivar, líder nacionalista turca y autora del libro “Nuevo Turán”. A pesar de ser recordada por muchos como una defensora de los derechos de la mujer, cumplió un rol nefasto durante el gobierno de los Jóvenes Turcos. En las escuelas de Damasco, Siria, realizó las tareas políticas de asimilación y turquificación de las niñas árabes y de miles de huérfanos armenios. Para Derderian, “frente a los gigantes sionistas, en cuanto a la elaboración y la propagación del panturquismo, sus ahijados turcos parecen enanos”. Entre los autores turcos nombra al sociólogo, escritor, poeta y político Mehmed Ziya, que adoptó el seudónimo de Gökalp (héroe del cielo). Aprovechando su lugar de influencia durante el gobierno de Atatürk, abogó por la turquificación del país, imponiendo el idioma y la cultura turca a todos los habitantes del país, entre ellos armenios, kurdos, griegos, asirios y otras nacionalidades. El autor del libro “Las relaciones entre el sionismo y el panturquismo, y la amenaza a la existencia de Armenia”, puntualiza que, después de 50 años (entre 1873 y 1923) de que los principales difusores del panturquismo fueran autores sionistas de Europa, sale a la luz el primer trabajo de un turco al respecto y es el de Ziya Gökalp: "Los Principios de turquismo".

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina