top of page

Masiva celebración del Centenario del Centro Armenio de la República Argentina

El pasado domingo 3 de septiembre, con iglesia y Sala Siranush desbordadas, la colectividad armenia festejó los cien años del Centro Armenio y los ochenta y cinco años de la Catedral San Gregorio el Iluminador.


Redacción NOR SEVAN


El Centro Armenio de la República Argentina concluyó las actividades celebratorias de su Centenario con un Almuerzo-Madagh realizado el pasado domingo 3 de septiembre de 2023, en la remozada Sala Siranush, que vio desbordada su capacidad por la presencia de más de 400 personas.


Previamente, se ofició la tradicional misa de los días domingo en la Catedral San Gregorio el Iluminador, que también estaba de festejo, pero cumpliendo “apenas” 85 años. La ceremonia religiosa fue presidida por el Archimandrita Shaheenian, acompañado por el Arzobispo Kissag Mouradian y los Reverendos Padres Ieghishé Naazrian y Mesrob Nazarian.


La iglesia se vio colmada desde temprano por cientos de fieles, que fueron a sumar su presencia a estos merecidos homenajes a aquellos cientos, miles de sobrevivientes del genocidio, que a pesar del dolor y el sufrimiento que cargaban sobre sus espaldas y en sus corazones (para siempre), supieron poner los cimientos de la colectividad armenia de la República Argentina, creando las distintas escuelas, iglesias e instituciones, que continúan con sus actividades hasta nuestros días.


Tanto en la Catedral San Gregorio el Iluminador como en la Sala Siranush, acompañaron a los directivos del Centro Armenio de la Argentina representantes de todas las instituciones armenias de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires, así como de las comunidades armenias de Córdoba, Rosario, Mar del Plata y Berisso.

Estuvieron presentes en la sala el Embajador de la República de Armenia, Hovhannés Virabyan; el Arzobispo Kissag Mouradian; Monseñor Pablo Hakimian, Exarca Apostólico para los armenios católicos de América Latina; la presidenta de la Colectividad Armenia de Córdoba, Lilian Balian; el presidente del Centro Armenio de Rosario, Juan Danielian; el directivo de la Asociación Residentes Armenios de Mar del Plata, Jorge Topalian, y el presidente de la Colectividad Armenia Región capital de la Provincia de Buenos Aires, Gustavo Hovakimian.

Los presidentes de la mayoría de las organizaciones armenias dijeron presente en esta histórica celebración, entre ellos, Adrián Lomlomdjian (Unión Cultural Armenia), Antonio Sarafian (Unión General Armenia de Beneficencia), Sergio Nahabetian (Asociación Cultural Tekeyan), Sergio Tchabrassian (Unión Cultural Sharyum), Alex Kalpakian (Fondo Nacional Armenio-Argentina), Ricardo Vaneskeheian (Unión Compatriótica Armenia de Marash), Alfonso Tabakian (Fundación Consejo Nacional Armenio) y Juan Berberian (Unión General Armenia de Cultura Física).


La conducción del acto estuvo a cargo de Akabi Panossian. La velada contó con la participación artística del Coro Gomidás, con la dirección de Mkhitar Kudusian; de la soprano Alla Avetisyan; del violinista Vartán Stepanian; del conjunto de danzas armenias Masís, del Arzobispado de la Iglesia Apostólica Armenia; y de los alumnos y alumnas del quinto año del Instituto San Gregorio El Iluminador, quienes además de interpretar una danza armenia, contaron a los presentes la inolvidable experiencia de su viaje a Armenia.

Representantes de la Unión Cultural Armenia, la JUCA y Kaiané, junto a las autoridades del Centro Armenio y la Iglesia Armenia

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del Locum Tenens de la iglesia Apostólica Armenia, Archimandrita Arén Shaheenian, quien previamente había bendecido el almuerzo, dando así inicio a la actividad. También trajo su mensaje Monseñor Pablo Hakimian, Exarca Apostólico para los armenios católicos de América Latina, quien se dirigió a los presentes destacando la importancia de sostener la actividad comunitaria.


La intervención central le correspondió al flamante presidente del Centro Armenio de la República Argentina, Aram Karaguezian, que sucede en el cargo a Carlos Varty Manoukian, quien cumplió con dicha responsabilidad a lo largo de varios años.


"El Centenario del Centro Armenio, que nació en 1923 con el nombre de Centro Comunitario Armenio como cristalización de las ilusiones de la generación fundadora sobreviviente del genocidio, no podía obviar en su programa de actos una reunión cuyo significado y cuyos orígenes se remontan a las fuentes de la nacionalidad y ha sido adoptada por nuestra iglesia", comenzó señalando Aram Karaguezian, haciendo mención al Madagh, "una de las tradiciones más antiguas de nuestro pueblo, que se reúne en torno de la mesa solidaria para compartir la comida bendecida en el altar, como ofrenda de amor y respeto".

Aram Karaguezian, presidente del Centro Armenio de la República Argentina

Seguidamente, y focalizando este tramo de su intervención en la fe de los armenios, describió lo que él mismo denominó "los objetivos institucionales supremos", a saber: "El mantenimiento del culto, la difusión de las enseñanzas de la Iglesia, la educación de las nuevas generaciones según la doctrina de nuestra versión de la fe cristiana, la administración de los sacramentos, bautismos, casamientos, celebraciones religiosas, tradiciones de la iglesia, bendición de los hogares, visitas sacerdotales, sepelios, relaciones con el culto católico y otras confesiones cristianas y no cristianas, la participación en movimientos ecuménicos y la relación con la Santa Sede". "Nuestra presencia en el Registro Nacional de Cultos creó un vínculo indisoluble entre la institución y la Cancillería Argentina, de la que depende la Secretaría de Culto de la Nación. El Arzobispado representa una autoridad reconocida y respetada", enfatizó el presidente del Centro Armenio.


Luego de realizar una recorrida por la extensa trayectoria de la institución en las áreas educativa y cultural, Karaguezian hizo referencia clara al posicionamiento político del Centro Armenio. "Nuestro único objetivo ha sido, es y será servir a la conservación de lo armenio y a través de ello acercar la colectividad a la Madre Patria. Por ello no perseguimos fines sectoriales ni partidarios, nos impulsa el respeto al pueblo de Armenia y al pueblo de Artsaj, que son los únicos que en su rol protagónico se sacrifican día a día y deben pagar las consecuencias de sus errores y desaciertos, si los hay. Nos queda a nosotros aplaudir su progreso, sus logros y conquistas", subrayó.


"Estamos convencidos, hoy más que nunca, que desde la tranquilidad y el bienestar de nuestras comunidades no es correcto proponer estrategias que no protagonizamos y cuyas consecuencias no nos afectan en nuestra vida cotidiana. Es la instancia en la que debemos demostrar solidaridad absoluta con quienes sufren y se aferran a la tierra milenaria para conservarla y defenderla también para nosotros", reflexionó el presidente del Centro Armenio.


Para finalizar, llamó a "aunar esfuerzos para que las ilusiones de nuestros fundadores no se vean malogradas y consagren nuestra presencia activa en el país". Alertó sobre las dificultades que atraviesan numerosas familias e individuos, cuyas posibilidades se vieron disminuidas por las crisis políticas y económicas que se han venido sucediendo en la Argentina. "Debemos estar todos juntos para enfrentar las adversidades", dijo, agregando que con las becas de estudio que se otorgan, desde el Centro Armenio colaboran activamente en mitigar las dificultades de muchas familias.


Durante esta intervención, reconocida por los presentes a través del cerrado aplauso brindado al concluir, se produjo lo que fue quizás la única ovación de la jornada. Y fue para el Arzobispo Kissag Mouradian, quien hace poco más de un año cesó en sus funciones como Primado de la Iglesia Apostólica Armenia para la Argentina y Chile. Cuando el actual presidente del Centro Armenio habló de la Catedral San Gregorio el Iluminador e hizo mención al trabajo desarrollado a lo largo de sus ochenta y cinco años, destacó la actividad llevada adelante por el Arzobispo Mouradian desde el primer día que llegó a nuestro país, allá por 1975, y durante las décadas que cumplió con la misión de dirigir los destinos de la iglesia armenia en estas latitudes. Allí fue donde la concurrencia, de manera espontánea, aplaudió de manera ininterrumpida por casi dos minutos a nuestro querido Srpazan, quien emocionado agradeció el gesto y el cariño recibido.

Si bien fueron incontables los mensajes de salutación recibidos por el Centro Armenio a lo largo de la semana y el mismo domingo - provenientes de ámbitos oficiales nacionales, provinciales y municipales, así como de organizaciones sociales y de otras colectividades-, durante la actividad hicieron entrega de plaquetas recordatorias del Centenario del Centro Armenio y de los 85 años de la Catedral San Gregorio el Iluminador, la Unión General Armenia de Beneficencia, el Instituto Isaac Bakchellian, el Colegio Arzruní, la Unión Cultural Armenia y la Colectividad Armenia de Córdoba. Las mismas fueron recibidas por el presidente de la institución, Aram Karaguezian, y por el Archimandrita Arén Shaheenian.

Antes de finalizar la celebración, el Centro Armenio convocó al Embajador Virabyan, al Arzobispo Mouradian, a Monseñor Hakimian, al Archimadrita Shaheenian, a los representantes institucionales y benefactores allí presentes a participar de la tradicional ceremonia de encendido de velas, mientras los cientos de asistentes entonaban felices el cumpleaños felíz dedicado a esta institución centenaria, que logró albergar en su seno una parte muy importante de la historia colectiva armenia en estas tierras.

Porque fueron la Catedral San Gregorio el Iluminador, el Salón Centro Armenio (hoy, Sala Siranush) y el Colegio Arslanian, donde miles de armenios y sus descendientes de distintas generaciones, protagonizaron momentos inolvidables que resultaron fundamentales para forjar está comunidad, que a pesar del inexorable paso del tiempo, sigue desafiando exitosamente aquellas sentencias que una y otra vez auguraron que “en pocos años no hay más colectividad armenia”.


¡Salud Centro Armenio, por estos cien años y el brillante presente!


Salud y felicitaciones para cada una de nuestras instituciones, para quienes conforman sus cuerpos directivos y para su inquebrantable militancia, que con mucho esfuerzo sigue manteniendo viva la llama de la armenidad, aquella encendieron con enorme sacrificio nuestros abuelos y padres, dejándonos un legado que aceptamos y estamos dispuestos a no abandonar y a traspasarlo en las mejores condiciones a las generaciones venideras.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page