"El Mossad, junto a la CIA y el FBI, actúan en Bakú"

El ex senior del Mossad y asesor de seguridad nacional israelí, Uzi Arad, hizo declaraciones que desmintieron los dichos del presidente Ilham Aliyev.

Redacción NOR SEVAN


Mientras Ilham Aliyev intenta demostrar que las relaciones entre su país e Israel son tan normales como las que mantiene con otros, su hermano mayor Erdogan acompaña la puesta en escena, ya que también ayuda a "despegar" a Turquía de Israel y mantener la creencia de que se trata de dos países enemigos.


Nada es como ellos dicen. Una prueba concreta la dio el ataque azerbaiyano iniciado el 27 de septiembre de 2020 sobre el pueblo de Artsaj (Nagorno Karabaj) y la posterior guerra de 44 días, en la que el gobierno de Aliyev contó con el inestimable apoyo de sus principales aliados: Turquía e Israel.


Sin embargo, y lamentablemente, hay quienes ven un mono y siguen diciendo que es conejo...


Pero en las últimas horas hubo una declaración contundente, que no sólo desmiente los dichos del presidente azerbaiyano, sino que pone luz sobre una situación que -entre otros- venimos denunciando desde hace mucho tiempo y tiene que ver con el accionar cada vez más destructivo en las regiones del Cáucaso y Medio Oriente, del imperialismo occidental (Estados Unidos, Europa, OTAN), del sionismo y del panturquismo, y el aporte que Azerbaiyán le hace a cada uno de ellos.


"El despliegue de agentes del Mossad junto con agentes de la CIA y el FBI en un piso del edificio del Servicio de Seguridad de Azerbaiyán no tiene precedentes en ningún otro país", le dijo Uzi Arad, ex agente del Mossad y reconocida figura de la política exterior y de seguridad de su país, respondiendo las preguntas del periodista Gil Hoffman, del "Jerusalem Post", publicada en su página web personal el 2 de noviembre.


El reportaje comienza con una introducción, donde se señala: "El ex senior del Mossad y asesor de seguridad nacional, Uzi Arad, ha pasado por innumerables momentos dramáticos en los 48 años que sirvió a Israel: operaciones secretas, ataques terroristas frustrados, la exposición de células terroristas, terroristas muertos y reuniones en estados enemigos. El punto culminante, dice, llegó hacia el final de su servicio público cuando se convirtió en la NSA del primer ministro y viajó con el presidente Shimon Peres a Azerbaiyán".


Una rara manera de presentar el "currículum" de un ex funcionario del Estado sionista ocupante de Palestina y ex agente de uno de los servicios secretos más sospechados de organizar o participar en una cantidad importante de los crímenes o atentados que ocurren en distintas partes del planeta.

Y continúa el relato de Arad: “El momento más emocionante fue con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en julio de 2009. Hablamos en Bakú, donde vivían algunas de las tribus judías más antiguas. Intercambiamos comentarios amables. Hablamos de la historia de los judíos en el sur del mar Caspio. Le pregunté si podía recitar la bendición judía. Me preguntó qué significaba, le expliqué y él respondió: 'Por supuesto'. A mi lado estaban el presidente Shimon Peres y el ministro de Infraestructura, Uzi Landau. Recité: 'Bendito eres Tú, Señor nuestro Dios, Rey del Universo, que has dado honor a la carne y la sangre'. Todos allí dijeron 'Amén'.


“Estás parado allí, como representante oficial de Israel, el país del que eran muchos antepasados ​​israelíes, diciéndote a ti mismo: 'Dios mío, qué momento histórico'. No tengo palabras para describir ese sentimiento".

Bakú, 2009, Shimón Peres junto a Ilham Aliyev

Luego de contar detalles del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Israel y Azerbaiyán, puntualizó: "Primero debo decir que establecer relaciones diplomáticas y, luego, mucho más con un país musulmán, no es muy simple. No solo que los azerbaiyanos son en su mayoría musulmanes, sino que el país también es vecino de Irán. Pero el lado bueno de la historia es que los altos funcionarios gubernamentales de Azerbaiyán, especialmente Heydar e Ilham Aliyev, no tienen ninguna simpatía hacia el Islam y desde el principio apreciaron las relaciones bilaterales con Israel".


Seguidamente, habló de su primera misión en Azerbaiyán y de sus relaciones con la familia Aliyev: "Estaba en una misión especial de seis meses en la embajada de Israel en Bakú. La hija de Ilham Aliyev, Leyla, a quien conozco personalmente, tenía un novio judío, Emin Agalarov, con quien se casó más tarde, a la madre de su novio le dijeron que es mejor si su hijo no declara públicamente que es judío. Ha tenido muy buenas relaciones con Jared Kushner. Para ser honesto, si nuestros rabinos permitieran que Leyla se convirtiera al judaísmo, lo haría con honor. Pero volviendo a tu pregunta, creo que estamos exactamente donde queremos estar y hemos logrado la mayoría de nuestros objetivos y el resto se logrará pronto".


Inmediatamente, Arad puso al descubierto una parte de las actividades israelíes en Azerbaiyán.


"Durante los últimos 24 años, más de 50 altos comandantes israelíes bajo los auspicios de la OTAN y en estrecha cooperación con Turquía han podido reconstruir la estructura militar de Azerbaiyán y organizarla. La venta de armas militares a Azerbaiyán, la construcción de plantas avanzadas de producción de drones, la celebración de 146 cursos de formación para altos mandos militares de Azerbaiyán y la realización de múltiples ejercicios militares conjuntos anuales secretos en el Mar Caspio, el sur de Azerbaiyán y a lo largo de sus fronteras con Armenia son entre las principales áreas de cooperación entre Tel Aviv y Bakú. ¿Puede nombrar algún país con el que hayamos tenido tales relaciones?", subrayó, antes de sincerar que "el despliegue de agentes del Mossad junto con agentes de la CIA y el FBI en un piso del edificio del Servicio de Seguridad de Azerbaiyán no tiene precedentes en ningún otro país".


Uzi Arad continúa la entrevista dejando en claro que "las embajadas de Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel en Bakú, son una coalición que persigue los mismos objetivos en los últimos 20 años". Y especificó que "el dominio de la coalición sobre Azerbaiyán y las decisiones políticas de los funcionarios de Bakú es similar al dominio de Israel sobre Cisjordania, con la diferencia de que en lugar de Mahmoud Abbas, un hombre civilizado llamado Ilham Aliyev está a cargo de la administración de Azerbaiyán".


Luego recordó que su "primera visita a Azerbaiyán tuvo lugar en 1994" y que luego viajó "con una delegación militar como Asesor de Seguridad Nacional del Primer Ministro de Israel, para preparar la visita de Shimon Peres". Y agregó que "desde 2017, intento pasar mis vacaciones en las playas de Bakú".


Para terminar la entrevista eligió una frase que muestra a las claras quiénes están detrás del gobierno de Aliyev: "La seguridad en Bakú para nosotros es tan importante como la seguridad en Tel Aviv".


Fuente: Gil Hoffman

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN