Repudios por el Parque del Horror inaugurado en Azerbaiyán

El presidente azerí Ilham Aliyev se paseó por los cascos de los soldados armenios muertos durante la última guerra de Karabaj. Desde Armenia, Artsaj y la diáspora rechazaron este acto vergonzoso.

El dictador azerbaiyano recorrió el nuevo "Parque de los Trofeos Militares" en Bakú.

Por Emiliano Lomlomdjian


El presidente azerí Ilham Aliyev inauguró, el pasado 12 de abril, el "Parque de los Trofeos Militares" en Bakú, donde se exhiben los cascos de los soldados armenios caídos en la última guerra y maniquíes en representación de estos en posiciones humillantes. Tras pasear por este "museo a cielo abierto del horror", el autoritario líder de Azerbaiyán se reunió con los militares que invadieron la región de Karabaj y los felicitó por los ataques. "Asediamos al enemigo todos los días y nuestras fuerzas no han dado un paso atrás durante 44 días", exclamó al lado de un cartel que decía: "Karabaj es Azerbaiyán".


En la tarde de ayer, Aliyev continuó con su discurso xenófobo y belicista contra el pueblo armenio. Durante la charla "La nueva mirada hacia el Cáucaso Sur: el fomento y la cooperación del posconflicto", amenazó con un posible ataque sobre Ereván: "En 1920, hace 101 años, Zangezur fue anexada a Armenia. Antes, este territorio nos pertenecía a nosotros. El lago Goyche, que ellos denominan el lago Sevan. Es una realidad. Es bastante ver el mapa del inicio del siglo XX. Al observarlo, no podrán ver Sevan. Verán el lago Goyche. La misma situación es con Ereván. Ellos arrasaron la parte histórica de Ereván. Es un hecho claro. Los azerbaiyanos, incluso mis bisabuelos, vivían allí. No dije que volveríamos allí con tanques. Dije que volveríamos. Si volvemos al corredor de Zangazur, si usamos este camino, por qué no regresamos a Ereván. Llegará el tiempo, lo haremos".


Siguiendo con la línea del régimen de Bakú, la Cancillería azerí atacó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia: "Los intentos de Armenia de chantajear a Azerbaiyán no tienen límites". Además, defendieron la exposición de los maniquíes que representan a los armenios humillados: "Con respecto a los maniquíes de militares armenios que participaron en la guerra exhibidos en el parque, existe la experiencia de exhibir maniquíes en museos militares en muchos países del mundo".


Ante este gesto grotesco de la parte azerbaiyana que desafía permanentemente la plena vigencia de los derechos humanos y la paz en la región del Cáucaso Sur, llegó la respuesta de los armenios. El defensor del Pueblo de Artsaj Guevorg Stepanian expresó que la apertura de este parque es otra manifestación de la armenofobia de las autoridades azerbaiyanas y un acto fascista. "Frente al mundo, Aliyev insulta públicamente con cinismo fascista, humilla la dignidad de toda una nación e inflige deliberadamente sufrimiento a los familiares de los soldados muertos, desaparecidos y prisioneros de guerra", denunció a través de una declaración.


Además, señaló: "No es tan sorprendente la falta de respeto del dictador de Azerbaiyán, sino la indiferencia de la humanidad civilizada". "En lugar de dar el pésame y hablar sobre la universalidad de los derechos humanos, la comunidad internacional debe evaluar adecuadamente las atrocidades cometidas por Azerbaiyán y responsabilizarla por sus crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra", manifestó Stepanian.


Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia resaltó que con este parque "Azerbaiyán consolida su posición como centro mundial de intolerancia y xenofobia". "La ceremonia de apertura y las declaraciones del Presidente de Azerbaiyán demuestran que la acción mencionada tiene como objetivo degradar públicamente la memoria de las víctimas de la guerra, las personas desaparecidas y los prisioneros de guerra, violando los derechos y la dignidad de sus familias", aseveró. "Estos pasos ponen de manifiesto lo lejos que se encuentra el liderazgo azerbaiyano de sus propias declaraciones sobre la paz regional y la reconciliación", emitió en un comunicado.


Por otra parte, la diáspora armenia alzó su voz contra este "Parque del Horror". El presidente de la Unión Cultural Armenia, Adrián Lomlomdjian, dijo: "Resulta verdaderamente vergonzosa y reprochable desde todo punto de vista la decisión del gobierno azerbaiyano de crear un parque de la victoria, exhibiendo armas, transporte y vestimenta pertenecientes al pueblo de Artsaj y a sus unidades de Autodefensa". "Finalmente, no hace más que mostrar su verdadero rostro y los objetivos que persiguen, más allá de los discursos y mensajes de ocasión que brinda en distintas oportunidades y donde destaca el inicio de una nueva etapa en las relaciones entre los pueblos y Estados de la región", resaltó el dirigente de la UCA.


"Se acerca un nuevo aniversario del Genocidio Armenio y a más de un siglo de aquel crimen de lesa humanidad, que marcó para siempre a los armenios occidentales, las víctimas y victimarios se repiten casi de manera exacta", recordó Lomlomdjian. Y siguió: "Por un lado, los pueblos de la región, que más allá de sus particularidades nacionales, étnicas, religiosas e ideológicas, aspiran a vivir y convivir en paz y solidaridad. Por el otro, los proyectos expansionistas del imperialismo occidental (Estados Unidos y Europa), el panturquismo y el sionismo, que continúan con el saqueo y la apropiación de las riquezas materiales y naturales de la región, sometiendo a los pueblos y enemistándolos entre sí, para garantizar así su dominio". "Por más que a veces se nos presenten como enemigos, queda más que evidente la alianza entre Estados Unidos, Europa, Turquía y el sionismo", expuso el militante de la Unión Cultural Armenia.


También, el Centro Armenio de la República Argentina repudió la inauguración del Parque de Trofeos de Guerra en Bakú: "Es ridículo y morboso". "El dictador de Azerbaiyán posa para las fotos vestido de soldadito junto a cascos de jóvenes armenios abatidos en la guerra, entre otros grotescos y sádicos sectores con que cuenta este “parque”, como un gran cartel con la frase “Karabaj es Azerbaiyán”, junto al cual se fotografía levantando el dedito; o un rincón con muñecos de soldados armenios con los ojos saltones y ensangrentados", denunciaron.


"Además de genocida y criminal de guerra, que es lo verdaderamente grave y por lo que deberá rendir cuentas este siniestro personaje de las cavernas, su mal gusto y sadismo no tienen límites. Desde el Centro Armenio aseguraron que Aliyev utiliza "este supuesto autoproclamado 'triunfo' militar para sacar rédito político, intentando sostener con eso su dictadura, ya que es el único 'logro' que exhibe, mientras el descontento popular y las penurias económicas en su país son cada vez mayores".


Por último, bregaron por "un mundo de convivencia pacífica entre los pueblos, hermandad y diversidad, donde triunfen la justicia, la verdad, la solidaridad y no el poder de las armas y las bombas". "Un lugar donde el ultranacionalismo, la xenofobia y el odio, es decir personajes como Aliyev y Erdogan, no tengan cabida. Y estamos convencidos: tarde o temprano, este será nuestro triunfo y el de todos", finalizaron en su comunicado difundido por las redes sociales.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN