Personalidades y organizaciones solicitaron derogar la resolución sobre antisemitismo

El gobierno argentino aceptó la definición que equipara el antisionismo con el antisemitismo. Organismos de derechos humanos y de solidaridad se expresaron en contra de esta medida.

El canciller Felipe Solá junto al presidente de Israel Benjamín Netanyahu

"El gobierno nacional introdujo hoy en el ámbito del sector público nacional la definición de antisemitismo aprobada por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés) hace cuatro años, con el fin de 'contribuir a la lucha en todas sus formas' contra esa actitud'", informó el 8 de junio la agencia oficial de noticias TÉLAM.


"La norma reafirma que la lucha contra cualquier forma de discriminación, incluyendo el antisemitismo, es una de las políticas de Estado más importantes y por ello la Argentina participa activamente en todas las iniciativas internacionales y regionales destinadas a combatir ese flagelo. En esa dirección, destacaron que 'ese compromiso fue reiterado y reafirmado' por el presidente Alberto Fernández en su viaje a Israel, en el marco del Quinto Foro Mundial del Holocausto, titulado "Recordando el Holocausto: combatiendo el antisemitismo", que tuvo lugar en Yad Vashem, en el bosque de Jerusalén, el 23 de enero pasado para conmemorar el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz y el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto".


La nueva definición puntualiza que "el antisemitismo es una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto”.


Al otro día, la agencia judía de noticias publicó que "Israel aplaudió la decisión del gobierno argentino de adoptar para el sector público nacional la definición de antisemitismo de la IHRA como así también de instar a los poderes del Estado como organismos autónomos a adherir a la resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto".


Así lo transmitió el director general de la Cancillería israelí, Yuval Rotem, quien felicitó al gobierno argentino como al Ministerio de Relaciones Exteriores "por la importante decisión de adoptar la definición de la IHRA de antisemitismo". "Espero que más países sigan a nuestro amigo Argentina en su actuación para combatir el antisemitismo", expresó el diplomático.


Mientras los sionistas festejaban, numerosas organizaciones políticas, sociales, gremiales, estudiantiles y comunitarias, y personalidades de la Argentina elaboraron un documento unitario, expresando el rechazo a la decisión tomada por el gobierno de Alberto Fernández. El mismo será presentado en la Canicllería al ministro Felipe Solá.


Declaración completa:


Desde nuestra total condena al antisemitismo, solicitamos derogar la Resolución 114/2020.


El pasado 8 de junio el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Argentina, con la firma del Canciller Felipe Solá, dio a conocer la resolución 114/2020 “mediante la cual se adopta la Definición de Antisemitismo de la Alianza Internacional para la Rememoración del Holocausto (IHRA por sus siglas en inglés)”. La definición aprobada en 2016 por la IHRA y que ahora asume el Estado argentino señala textualmente que el antisemitismo es «una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto”.


Por su parte, un comunicado suscrito por el Director de Relaciones Internacionales del Centro Simón Wiesenthal, Dr. Shimon Samuels declaró que “La adopción por parte de Argentina de la definición que equipara antisionismo con antisemitismo va en la dirección correcta, como la decisión de calificar a Hezbollah como grupo terrorista de hace un año. Esperamos que el resto de los países de América Latina puedan emular este camino en ambos temas.”


Por esta resolución se invita a los restantes poderes e instituciones públicas y privadas de la Nación a utilizar la definición para luchar “contra el Antisemitismo en todas sus formas, colaborar en la construcción de una cultura de prevención de la hostilidad y la violencia a que llevan los prejuicios y la intolerancia, promover la educación para la pluralidad y reforzar la tarea de garantizar el cumplimiento del objetivo de la educación, la memoria y la investigación del Holocausto y de sus lecciones para nosotros y las generaciones venideras.”


Tomando estos datos del documento oficial y comparándolos con el comunicado del Centro Wiesenthal no queda muy claro por qué se considera que esto significa que la definición de antisemitismo se equipara con antisionismo. No es ilógico pensar que esto podría dar lugar a una serie de interpretaciones que –como ha sucedido en muchas ocasiones- lleva a impedir denuncias sobre violaciones de derechos humanos, ocupación ilegal de territorios o aplicación de políticas avasalladoras de la dignidad humana, como viene ocurriendo desde hace más de siete décadas con el caso del pueblo palestino, entre otros temas. No lo decimos solo nosotros y nosotras sino que sectores importantes de la sociedad israelí ahora mismo se están movilizando contra las políticas guerreristas y anexionistas de su gobierno. ¿Pueden ser tipificados ellos también de antisemitas?


Las reacciones desmedidas de las organizaciones más radicalizadas de la comunidad judía cuando se ejerce el derecho de la defensa de los pueblos sometidos a una situación colonial incumpliendo las resoluciones de Naciones Unidas, como sucede en el caso palestino, parecen destinadas a impedir el derecho de libre expresión. Y también pone la mira sobre cualquier opinión en contrario que pudiera reivindicar la importante comunidad de origen árabe o de religión musulmana que habita en Argentina desde hace siglos.


Los abajo firmantes somos testigos de una verdadera persecución política por parte del gobierno israelí y sus organismos locales, en sus interpretaciones sobre antisemitismo que han afectado a decenas de periodistas, a organizaciones de derechos humanos, dirigentes sociales y políticos, a escritores como el caso de José Saramago, a innumerables escritores judíos no sionistas como Ilán Pappé, a músicos como Daniel Barenboim, Gilad Atzmon o más recientemente Roger Waters. Incluso se llegó a criticar en términos similares al ex canciller Héctor Timerman. Hace muy pocos días el propio Centro Wisenthal acusó de nazi a una de nuestras figuras científicas más importantes como fue el doctor Ramón Carrillo, respetado en todo el mundo.


Nos preguntamos entonces: ¿No acordar con el sionismo es antisemitismo? Desde donde se lo analice esta definición es gravemente peligrosa debido a las “interpretaciones” o como dice el texto oficial, a “esa cierta percepción”, totalmente subjetiva, que han hecho tanto daño en Argentina. Especialmente con el caso AMIA cuya investigación ha sido obstaculizada en forma permanente y no por los argentinos precisamente sino imponiendo culpables sin prueba alguna, violando todos los derechos internacionales a la verdad.


Desde nuestra probada vocación democrática rechazamos el antisemitismo en todas su formas, más aún si consideramos que también son semitas los miembros de la comunidad árabe. Pero de la misma manera nos oponemos a la judicialización de nuestra derecho a opinar negativamente sobre el sionismo o cualquier idea política racista, discriminadora y colonialista contra cualquier ciudadano o pueblo del mundo.


Desde este pensamiento es que solicitamos respetuosamente al señor Canciller Felipe Solá que deje sin efecto la resolución 114/2020 ya que su aplicación en los términos manifestados tanto en el texto dado a conocer como en el documento del IHRA, significan una abierta invitación a la censura y persecución de ideas, algo que no admite desde ningún punto de vista la Constitución Argentina".


El documento lleva, entre otras, las firmas de las siguientes personalidades y organizaciones: Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Stella Calloni, periodista, escritora; Atilio Boron, politólogo; Norman Briski, actor, dramaturgo; Beinuz Schmuckler, Presidente Consultivo de la Asociación Americana de Juristas; Fernando Dondero, Secretario General Sindicato de Prensa de Buenos Aires; Vicente Zito Lema, poeta, escritor; Julio Durval Fuentes, Presidente de la Confederación Latinoamericana y el Caribe de Trabajadores Estatales; Carlos Aznárez, periodista; Sebastián Salgado, periodista; Sheij Abdul Karim Paz. Religioso musulmán; Sheij Mosen Ali, Casa de Difusión del Islam; Tamara Lalli, periodista; Paula Ferré, trovadora; Jorge Alberto Kreyness, Partido Comunista de la Argentina; Claudio Yacoy Presidente del Foro Nacional de Derechos Humanos y Acción Humanitaria /Secretario de DDHH de la Municipalidad de Avellaneda; Saúl Sandoval, Mesa Nacional Agrp. Envar El Kadri Peronismo de Base – APDH Lomas; Alfredo Grande, psiquiatra; Daniel Devita, músico; David Mario Comedi, Profesor universitario e investigador en Física; Ana María Ramb, escritora; Lucas Rubinich, sociólogo UBA; Nora Podestá, Liga Argentina por los Derechos Humanos; María Torrellas, Documentalista; Gabriel Sivinian, Coordinador Cátedra Edward Said; Eliana Wassermann, actriz, abogada; Telma Luzzani, periodista; Maria Elena Naddeo, docente; Unión Cultural Armenia y Juventud de la Unión Cultural Armenia; Cátedra Libre de Estudios Palestinos ‘Edward Said’ (Facultad de Filosofía y Letras- UBA); Movimiento de los Pueblos: Por un socialismo feminista desde abajo; Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional; Izquierda Latinoamericana Socialista; Agrupación Envar El Kadri Peronismo de Base; Encuentro Antiimperialista de Caba; Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados/as – UTEP; Red Argentina de Solidaridad con Palestina; Secretaria de DDHH de APA Personal Aeronáutico CTA; y siguen las firmas.

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina