Putin, la URSS, Polonia, los nazis y la abuela ucraniana

Mientras en Rusia ya es delito comparar la URSS con la Alemania nazi, en Polonia decidieron quitar la simbología soviética de los lugares históricos liberados de los fascistas.

Por Adrián Lomlomdjian


Esta semana, la maquinaria comunicacional de Occidente -que alimenta a la gran mayoría de la prensa y las redes sociales de esta parte del planeta- se vio casi que "sorprendida" por la decisión del presidente ruso Vladimir Putin, quien firmó la entrada en vigor del decreto que tipifica como delito la equiparación de las acciones realizadas durante la Segunda Guerra Mundial por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la Alemania nazi.


La nueva ley contempla multas de hasta 5 mil rublos (equivalentes a 60 dólares) o arresto de hasta 15 días para individuos, además de multas de hasta 100 mil rublos (mil 238 dólares) para una entidad que cometa algún intento público de equiparar los roles de la URSS y el nazifascismo. Esta decisión es un acto de justicia.


Cerca de allí, hubo otra que contrasta, y es la tomada por el gobierno de Polonia, que decidió quitar la simbología soviética que aún queda en su país, principalmente en aquellos sitios donde cientos de miles de prisioneros fueros rescatados de las mazmorras fascistas.


El gobierno polaco, aliado del líder ucraniano Zelensky y de las milicias nazis que lo mantienen en el poder -junto a Occidente-, no escatima ningún paso que ayude a demostrar su antirrusimo, anticomunismo y antisovietismo acérrimo y militante.


Por eso no resulta nada extraño que de los 6 mil 824 mercenarios reclutados por Ucrania, la mayor cantidad proceda del país de Juan Pablo II y Lech Walesa. A estos mil 717 nazis polacos hay que agregarle 1.500 llegados desde Estados Unidos, Canadá y Rumanía; 300 del Reino Unido de Gran Bretaña, otros 300 desde Georgia y 193 desde los territorios sirios ocupados por Turquía.


El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, mayor general Ígor Konashénkov, aseguró que el número de mercenarios disminuye de manera constante y en estos momentos son cuatro mil 877. "Las Fuerzas Armadas rusas eliminaron mil 35 en operaciones de combate y otros 912 mercenarios se negaron a participar en los combates y huyeron del país", puntualizó el funcionario militar ruso.


También ayer, sábado 16, Konashénkov informó que "las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional de Ucrania perdieron 23 mil 367 efectivos y mercenarios extranjeros, desde el inicio de la operación militar", y calificó de “mentiras” las recientes declaraciones del presidente Vladimir Zelensky, quien manifestó que desde el 24 de febrero su ejército tuvo entre dos mil 500 y tres mil bajas. "Solo en Mariúpol, las pérdidas humanas de las fuerzas ucranianas ascendieron a más de cuatro mil personas", afirmó el General Konashénkov.


Mientras tanto, el Comité de Investigación de Rusia informó que dispone de datos sobre los suministros de armas a Ucrania procedentes de 25 países, entre ellos 21 Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El Comité de Investigación subrayó que cuenta con numerosas pruebas de que las tropas ucranianas colocaron lanzamisiles Grad y equipos militares en zonas residenciales, utilizando guarderías, escuelas y hospitales como refugios y puntos de disparo, así como de los bombardeos sistemáticos contra infraestructuras civiles.


En medio de la operación especial para la desmilitarización y desnazificación de Ucrania, la Cancillería rusa no dudó en calificar como "deplorables y desagradables" las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, respecto a la suspensión de su país del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.


En un comunicado oficial difundido el viernes 15, Moscú rechazó el "ataque antirruso" del 7 de abril por parte de Lapid, señalando que era "un mal intento para aprovechar la situación en torno a Ucrania y desviar la atención de la comunidad internacional de uno de los conflictos no resueltos más antiguos, el palestino-israelí". Y recordó que violando numerosas decisiones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU, "Israel continúa la ocupación ilegal de los territorios palestinos".


"Más de dos millones y medio de palestinos en Cisjordania viven hoy en enclaves aislados del mundo exterior. La Franja de Gaza se ha convertido esencialmente en una prisión a cielo abierto, cuya población de dos millones se ha visto obligada a sobrevivir bajo el bloqueo marítimo, aéreo y terrestre impuesto por Israel durante 14 años", se enfatiza en el documento oficial de la cancillería rusa, agregando que dicha política se lleva a cabo con la connivencia tácita de los principales países occidentales y el apoyo real de Estados Unidos.


En un mundo donde la hipocresía y la mentira se han vuelto cotidianas y dominantes a partir del control que ejercen sobre las sociedades occidentales los medios masivos de desinformación; donde decir una cosa y hacer todo lo contrario se transformó en "natural"; donde los principios humanistas y la coherencia progresista intentan ser convertidas en piezas de museo por la globalización liberal posmodernista y fascista, la firme actitud de la abuela ucraniana que salió a recibir a los soldados ucranianos (pensando que eran los rusos) con la bandera de la Unión Soviética, es quizá la demostración más clara de que aún no está dicha la última palabra. Ella, la abuela, al ver que el soldado ucraniano tiro la bandera de la URSS al suelo y comenzó a pisotearla, le devolvió la bolsa con alimentos y le dijo: "No quiero tu pan, llevátelo. Mis padres dieron sus vidas por esa bandera que vos estás pisando".


De un lado están ellos: Estados Unidos, la Unión Europea, la OTAN, el Banco Mundial, el FMI, el sionismo, el panturquismo... Del otro lado estamos nosotros. Sólo resta tomar conciencia de esto y volver a poner manos a la obra. Porque otro mundo es posible, necesario y urgente.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco