top of page

"Rusia no se va ni de la región ni de Armenia"

Importantes funcionarios rusos desmintieron los dichos de Pashinian y dijeron que algunas autoridades armenias "utilizan una retórica al borde de la grosería".

El presidente Putin junto a su vocero, Dmitry Peskov

Redacción NOR SEVAN


Si bien los dichos de ayer de Günther Felling sobre la necesidad de que los armenios se unan a la OTAN no son más que parte de una operación política de Occidente -a través de uno de sus “servicios 24 horas”-, si analizamos la situación en su conjunto de los últimos meses, surgirá ante nosotros una imagen más completa de lo que venimos denunciando en NOR SEVAN.


A principios de enero de este año, el primer ministro Nikol Pashinian anunciaba desde Ereván, que “este año, Armenia no considera apropiado realizar en el país ejercicios de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC)”. De esta forma, el gobierno armenio le bajaba el pulgar a las maniobras militares conjuntas con sus aliados militares, que son Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Bielorrusia.


En abril, el secretario de prensa de Ministerio de Defensa de la República de Armenia, Aram Torosian, informaba que Ereván planeaba participar en dos ejercicios organizados por el Comando del Ejército de los Estados Unidos en Europa: KFOR (Fuerzas para Kosovo) y Sabre Junction (United Strike). Para el Secretario del Consejo de Seguridad de Armenia, Armén Grigorian (uno de los más acérrimos militantes del pro-occidentalismo armenio), “la participación en tales ejercicios le permitirá a los militares armenios adquirir nuevos conocimientos y habilidades que, entre otras cosas, deberían servir al proceso de reformas de las Fuerzas Armadas”.


Sin embargo, a principios de mayo, poco antes del inicio de los ejercicios militares de la OTAN, el Ministerio de Defensa de Armenia publicaba la siguiente declaración: “En vista de la situación creada, representantes de las Fuerzas Armadas de Armenia no tomarán parte en los ejercicios militares de la OTAN 'Cooperative Longbow 09/Cooperative Lancer 09' en territorio de Georgia”.

A mediados de junio arribaban a Ereván la Gobernadora de Kansas, Laura Kelly, y el Comandante de la Guardia Nacional, General de brigada Michael Venerdy, en el marco del 20° aniversario de las relaciones de cooperación entre Armenia y el Estado de Kansas, que comenzaron en 2003 con la firma de un acuerdo entre ambas partes y el Pentágono (Departamento de Defensa de los Estados Unidos).

El primer ministro Pashinian recibe a la gobernadora de Kansas

En el transcurso de estos años, la Guardia Nacional de Kansas “cooperó estrechamente con el Ministerio de Defensa y otras agencias gubernamentales armenias”, tanto en el entrenamiento militar del personal, como en la preparación del mismo para actuar en emergencias, así como intercambios en los campos de aplicación de la ley, negocios, medicina, salud y educación públicas.


Y hay más. La semana pasada, el Gabinete de Ministros de Armenia envió a la Asamblea Nacional, para su ratificación, el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.


Recordemos que en el pasado mes de junio, el ministro de Justicia armenio Grigor Minasian había anunciado que el gobierno enviaría al parlamento un proyecto de ley para su ratificación. Antes, el 24 de marzo, el Tribunal Constitucional había dictado sentencia acerca de que el Estatuto de Roma no contradice la constitución del país, lo que provocó la reacción de Moscú, aliado estratégico de Armenia.


Desde Ereván señalaron que la ratificación del documento le brindará a la república la oportunidad de plantear la cuestión de la responsabilidad por los crímenes de los que se acusa al ejército azerbaiyano, y que para nada la decisión está dirigida contra Rusia. Sin embargo, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia informaron que la posible adhesión de Armenia al Estatuto de Roma podría tener consecuencias extremadamente negativas en las relaciones entre ambos países.


Al respecto, hoy en Moscú, la vocera de la Cancillería rusa, María Zakhárova, señaló: “Ya hemos pedido a la parte armenia una aclaración sobre este asunto y determinaremos nuestros próximos pasos en función del contenido de la respuesta de Ereván”.

Pero hay más. Ayer, echándole nafta a la fogata, el primer ministro armenio Nikol Pashinian dijo, durante un reportaje concedido al diario italiano La República -que fue transmitido en vivo por la TV Pública armenia, que “Rusia, independientemente de si toma o no medidas en el Cáucaso, se está alejando de la región”. Y no conforme con ello, agregó, de manera provocativa, que Rusia “no puede o no quiere mantener el control sobre el Corredor de Lachin”.


Consideramos inadecuado, erróneo e injustificado responsabilizar al contingente ruso para el mantenimiento de la paz en Nagorno-Karabaj por el actual contexto creado allí", enfatizaba hace una semana atrás la representante de la Cancillería rusa. Y hoy, fueron la propia Zakhárova y el vocero del presidente Putin, Dmitry Peskov, quienes respondieron a los dichos de Pashinian y de otras autoridades armenias.


“La Federación Rusa no quiere ni va a abandonar la región”, le dijo a los periodistas Dmitry Peskov, secretario de prensa del jefe del Estado ruso. “Respetamos al primer ministro de Armenia, pero no podemos estar de acuerdo con esta tesis. Rusia es una parte absolutamente integral de esta región, por lo que no puede salir de allí. Rusia no va a abandonar a Armenia”, enfatizó el portavoz del Kremlin, quien afirmó que Rusia seguirá desempeñando el papel de garante de la seguridad y la estabilidad en la región del Cáucaso, en particular en Nagorno-Karabaj.


Por su parte, María Zakhárova sostuvo que, recientemente, “algunos representantes de Armenia se han permitido utilizar una retórica al borde de la mala educación al hablar sobre la situación con el Corredor de Lachin”. Y agregó, que “si los políticos de Armenia quieren hablar con la parte rusa seriamente y en un buen nivel político, entonces siempre habrá oportunidades de hacerlo”.


Para concluir este panorama bastante extenso, pero no completo, debemos informar que, finalmente, los ejercicios militares "Hermandad de armas-2023", de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), comenzaron el pasado 1 de septiembre en Bielorrusia, con la participación de contingentes militares de Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, siendo Armenia el único país de la OTSC que no envió efectivos a las prácticas conjuntas.


Comentarios


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page