top of page

Se llevó a cabo la ceremonia de traspaso de mando en la Catedral San Gregorio el Iluminador

Cientos de personas colmaron casi en su totalidad la capacidad de la Catedral armenia de Buenos Aires, acompañando al ahora ex Primado, Monseñor Kissag Mouradian, quien transfirió sus responsabilidades al Archimandrita Arén Shaheenian.


Redacción NOR SEVAN


Es cierto, simplemente fue un reemplazo contemplado en los estatutos que rigen la actividad de la Iglesia Apostólica Armenia. Con la obligatoriedad de presentar su renuncia al haber alcanzado su edad jubilatoria, Monseñor Kissag Mouradian concluyó formalmente sus responsabilidades como líder espiritual de las colectividades armenias de Argentina y Chile. En su reemplazo, el Consejo Supremo Espiritual de San Echmiadzín designó, a propuesta de su Santidad Karekín II, al Archimandrita Arén Shaheenian, quien llegó a nuestro país hace algo más de cuatro años y se sumó a las actividades pastorales de la Arquidiósesis.


Sin embargo, esta obligatoriedad -que presupone un cambio de timón- es el fin de un largo ciclo de actividad comprometida y responsable como líder espiritual para uno y el comienzo de una nueva etapa con mayores responsabilidades para el otro. E incluía una ceremonia formal, que dejó de ser tal, desde el momento en que los sentimientos de muchos confluyeron en ella.


No nos equivocamos al afirmar que la ceremonia de traspaso de la administración espiritual de la Arquidiócesis de Argentina de la Iglesia Apostólica Armenia fue una verdadera demostración colectiva de cariño, respecto y solidaridad hacia nuestro querido Srpazan, Monseñor Kissag Mouradian, quien a partir de ese momento dejaba su cargo y sus funciones, luego de cumplir por cinco décadas de manera intensa con su misión pastoral.

La Comisión Directiva del Centro Armenia de la Argentina, encabezada por su presidente Carlos Varty Manoukian, estuvo acompañada por dirigentes de las distintas instituciones de la colectividad armenia, entre quienes se encontraban Adrián Lomlomdjian y Adriana Cámara Kasbarian, de la Unión Cultural Armenia; Mihran Dicranian y Rubén Kechichian, de la Unión General Armenia de Beneficencia; Sergio Tchabrassian, de la Unión Cultural Armenia Sharyum; Agustín Analian y Alfonso Tabakian, de la Asociación Cultural Armenia; Alex Kalpakian, del Fondo Nacional Armenia; Mario Oundjian, presidente de la CD del Colegio Armenio Arzruní; y Aleksan Makaryasoglu, de la CD de la Iglesia Armenia de Vicente López.


Acompañaron y participaron de la ceremonia todos los eclesiásticos de la Iglesia Apostólica Armenia en Argentina; el Eparca de San Gregorio de Narek en Buenos Aires y Exarca Apostólico para los armenios católicos de América Latina y México, Monseñor Pablo Hakimian; el Arzobispo Metropolitano de la Sacra Arquidiócesis de Buenos Aires y Sudamérica de la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla, Monseñor Iosif Bosch; el Arzobispo de la Iglesia Siriana Ortodoxa de Antioquía en Argentina, Crisóstomo Juan Gassali; el Archimandrita de la Iglesia Católica Apostólica de Antioquía, Padre Demetrios; el representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa del Patriarcado de Moscú; el Superintendente y Pastor designado de la Primera Iglesia Metodista, Presbítero Carlos Amarillo; la cónsul de Armenia en Argentina, Ani Hakobyan; el Dr. León Arslanian y otros benefactores y referentes comunitarios.


La ceremonia contó con un oficio religioso, tras lo cual el Reverendo Padre Ieghishé Nazarian dio lectura a la decisión tomada durante la última sesión de principios de noviembre de 2022 del Consejo Espiritual Supremo de la Santa Sede de Echmiadzin, en la que acepta la renuncia al cargo del Primado de la Iglesia Apsotólica Armenia para la Argentina y Chile, Monseñor Kissag Mouradian -quien cumplió la edad máxima establecida en el estatuto para ocupar el cargo- y se nombra a cargo de sus funciones al Archimandrita Arén Shaheenian.


Posteriormente hizo uso de la palabra el Arzobispo Kissag Mouradian, quien en su intervención resumió sus vivencias a lo largo de estas cinco décadas en nuestro país y contó algo de las sensaciones que lo atravesaban en este momento. Srpazan emocionó a los presentes, quienes lo despidieron de pie y con un apaluso de varios minutos, expresando así el respeto y cariño hacia su persona.


Monseñor Pablo Hakimian, quien leyó la carta enviada por el Papa Francisco con motivo del traspaso de mando, dijo que conoció a Monseñor Kissag Mouradian ni bien llegó al país y lo describió como una persona humilde, sincera, respetuosa, responsable y honesta. Y lo mismo dijeron cada uno de los líderes religiosos que hicieron uso de la palabra para saludar a Monseñor Mouradian.


El archimandrita Shaheenian, quien a partir de ahora cumplirá con las funciones de líder religioso de la arquidiócesis de la Iglesia Armenia de Argentina y Chile, se refirió a la parábola del buen pastor y afirmó que centrará su actividad en tratar de acercar a más gente a la Iglesia y a sus actividades. También agradeció a Monseñor Kissag Mouradian y a los directivos del Centro Armenio todo el apoyo brindado y la confianza depositada en él.


Finalizada la ceremonia, se sirvió un vino de honor en la sede del Arzobispado de la Iglesia Apostólica Armenia, durante la cual los presentes tuvieron la oportunidad de saludar a Monseñor Kissag Mouradian y al Archimandrita Arén Shaheenian.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page