El HDP da a conocer la declaración "Llamado a la democracia, la justicia y la paz"

El Partido Democrático de los Pueblos presentó un documento con propuestas concretas para la resolución de conflictos y para promover el desarrollo democrático del país.

Redacción NOR SEVAN


El Partido Democrático de los Pueblos (HDP) ha anunciado su declaración titulada "Llamado a la democracia, la justicia y la paz", que incluye una hoja de ruta para el partido y perspectivas de solución a los problemas fundamentales de Turquía.


La declaración es el resultado de una serie de reuniones celebradas por el partido para debatir y determinar el camino del HDP en la próxima legislatura como parte de su campaña titulada "Somos el HDP, estamos en todas partes". La declaración se basa en las evaluaciones realizadas por los comités del partido, votantes, amigos y compañeros de lucha de la agrupación que une a los sectores de la izquierda y el progresismo de la minoría kurda con otras minorías nacionales y sociales del país.


Reunidos en un hotel del distrito Çankaya, de la capital Ankara, integrantes de la Asamblea del HDP, miembros de su Junta Ejecutiva, miembros de las Asambleas de Jóvenes y Mujeres, diputados y diputadas, consejeros y consejeras regionales, así como representantes del HDK, del DTK y otros partidos constituyentes del HDP, aprobaron el llamamiento y lo hicieron público a la sociedad a través de sus copresidentes, compañeros Pervin Buldan y Mithat Sancar.


Durante su mensaje, los líderes partidarios manifestaron:


"Como Partido Democrático de los Pueblos (HDP), en los últimos meses hemos recorrido todo el país y visitado ciudades, pueblos y aldeas, donde mantuvimos reuniones con ciudadanos de todas las profesiones y condiciones sociales -trabajadores, mujeres, jóvenes, comerciantes, líderes sociales, representantes de la sociedad civil y de organizaciones democráticas de masas-, con el objetivo de discutir y encontrar soluciones a los problemas políticos, económicos y sociales, y para construir un país democrático".


"Hemos observado que nuestros pueblos están llenos de esperanza y tienen la determinación de no doblegarse ante la opresión, de convertir la crisis en una oportunidad para ganar el futuro, de producir soluciones a los problemas políticos, económicos y sociales, y de allanar el camino que conduce a la democracia".


"El próximo período y las elecciones son considerados por nuestro pueblo como uno de los puntos de inflexión más importantes para el establecimiento de una república democrática. También hemos visto que nuestro pueblo considera las próximas elecciones como un nuevo comienzo y una oportunidad para la apertura de vías democráticas para resolver los problemas existentes. El hecho de que grandes segmentos de la sociedad destaquen que por su enfoque deliberativo el HDP es clave en el nuevo comienzo democrático, y también sobre la necesidad de que el HDP asuma y cumpla el papel de actor político fundador y fuerza de solución, aumenta nuestra responsabilidad".


"Bajo el lema de "Alianza por la Democracia" y sobre la base de la unidad de los pueblos por la paz, la solidaridad, el feminismo y la defensa de la ecología, estamos decididos a ampliar el terreno de la lucha colectiva y a lograr la mayor alianza con la oposición social y política y con los movimientos obreros, de mujeres y de jóvenes, comprometidos a mantener nuestra fuerte marcha en este camino. Enfatizamos que para las elecciones parlamentarias no buscamos un lugar en ninguna otra alianza que no sea la Alianza por la Democracia".


"Nuestro objetivo es sustituir este sistema autoritario y monista, que entrega todos los poderes y la última autoridad de decisión a un solo hombre, por una democracia fuerte, un sistema democrático pluralista. Independientemente de si el candidato presidencial está afiliado al HDP o no, creemos que es necesario debatir sobre los principios y los métodos, más que sobre los nombres de los posibles candidatos. La transformación democrática no puede lograrse a través de individuos; dicha transformación vendrá a través de las negociaciones y la creación de consenso sobre los principios y los métodos".


El llamamiento incluye 11 puntos, y en cada uno de ellos el Partido Democrático de los Pueblos de Turquía presenta su propuesta.


Para una DEMOCRACIA FUERTE, el HDP prevé "un sistema parlamentario democrático que garantice un parlamento pluralista con amplia autoridad, que garantice la separación de poderes y aplique un sistema eficaz de controles y equilibrios". También considera fundamental ampliar el principio de separación de poderes "para incluir a los gobiernos locales", ya que "sería imposible construir una democracia fuerte sin ellos".


Al hablar sobre un PODER JUDICIAL IMPARCIAL E INDEPENDIENTE, el HDP afirma que al estar el poder judicial bajo la tutela del poder ejecutivo "se ha destruido la justicia en todos los sentidos, rediseñando la política y la sociedad a través del poder judicial y convirtiendo a éste en un instrumento para liquidar a la oposición". El HDP sostiene que "deben anularse todos los juicios por motivos políticos, las condenas y sus consecuencias, como una necesidad para restablecer la justicia y la paz social".


En LA VOLUNTAD DEL PUEBLO EN LUGAR DEL RÉGIMEN DE LOS FIDEICOMISARIOS, el HDP enfatiza que se debe "poner fin al régimen de síndicos con el que han impregnado muchas instituciones, desde las autoridades locales y las universidades hasta las organizaciones de la sociedad civil", ya que con ello no sólo "se viola el derecho a elegir y ser elegido", sino que "se usurpa la voluntad del pueblo y desprecia la justicia electoral".


El Partido Democrático de los Pueblos de Turquía propone una RESOLUCIÓN DEMOCRÁTICA DE LA CUESTIÓN KURDA, asegurando que "está dispuesto a hacer todo lo posible para asumir un papel constructivo que tenga en cuenta los problemas y las preocupaciones de todos los segmentos de la sociedad turca". Para el HDP, "en lugar de políticas de negación y represión, se deben tomar medidas para una resolución democrática y pacífica". "Teniendo en cuenta los intereses de los pueblos de Turquía y su futuro, todos deben hacer los sacrificios necesarios y actuar. Nuestro principio es resolver nuestras diferencias mediante el diálogo y la negociación, en lugar de la violencia", señala el documento


Se destaca también la necesidad de UNA POLÍTICA EXTERIOR PACÍFICA, con "estrategias que favorecen la paz en el país, en la región y en el mundo, basadas en la cooperación a largo plazo".


En cuanto a la LIBERTAD E IGUALDAD PARA LAS MUJERES, el HDP sostiene que "es necesario luchar contra la violencia masculina sistemática hacia las mujeres y los feminicidios", y "volver a promulgar el Convenio de Estambul y aplicarlo plenamente, eliminando las barreras políticas, administrativas, económicas y culturales que existen frente a la igualdad de género".


En lo económico, el HDP propone elaborar un "Programa de redistribución justa, que erradique el desempleo y la pobreza", para movilizar los recursos presupuestarios "para lograr el bienestar económico del pueblo en lugar de invertirlos en palacios, guerras y sobornos". Tal como se hizo en Bolivia, se propone declarar la electricidad, el gas natural, el agua e Internet como derechos esenciales, y por ello "deben ser proporcionadas gratuitamente a los sectores más necesitados". Se puntualiza que "se debe garantizar la sindicalización, la negociación colectiva y el derecho a la huelga, de acuerdo con las normas universales".


En otros puntos se hacen propuestas sobre el manejo de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, el RESPETO A LA NATURALEZA y la necesidad de garantizar LIBERTAD PARA LOS JÓVENES, destacando, en este caso "que hay que respetar las preferencias vitales de los jóvenes, que deben poder expresarse y vivir libremente. Para garantizarlo, deben erradicarse todas las barreras en los ámbitos económico, social y político, prestando especial atención a la educación y la cultura".


El HDP convoca a la redacción de una NUEVA CONSTITUCIÓN DEMOCRÁTICA, "basada en la igualdad de la ciudadanía y respetando las diferentes culturas, identidades, credos y lenguas nativas, formas de vida y modo de vida secular".

Este LLAMAMIENTO A LA DEMOCRACIA, LA JUSTICIA Y LA PAZ "tiene como objetivo avanzar hacia una democracia fuerte, un sistema de justicia que esté a la altura de las normas universales y una paz duradera", subrayando que desde el HDP están dispuestos "a hablar y negociar con todos los partidos sociales y actores políticos que están a favor de la aplicación de los principios citados anteriormente, a caminar junto a ellos, a seguir la lucha".


El documento partidario concluye con el siguiente párrafo: "Este es nuestro llamamiento a todas las instituciones, organizaciones y partidos que se preocupan por el futuro de Turquía, así como por el de sus ciudadanos. Asumamos la responsabilidad todos juntos. En lugar de cálculos personales y pragmatismo partidista, hagamos que el sentido común y la construcción conjunta sean nuestros principios rectores. Los pueblos de Turquía no están obligados a políticas y administraciones que no producen soluciones y se alejan del sentido común, ni a la discriminación, el discurso del odio y la polarización social. Todos juntos por la democracia. Todos juntos por la justicia. Todos juntos por la paz".


Fuente: ANF español



SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN