Respeto al derecho a la autodeterminación del pueblo de Artsaj

La Unión Cultural Armenia y su Juventud se expresaron hoy frente a la escalada bélica de Azerbaiyán sobre el territorio de Karabaj. "La solución del conflicto es el reconocimiento del pueblo de Artsaj a su autodeterminación".


Declaración completa de la UCA y JUCA


El intento –frustrado- de toma de posiciones fronterizas armenias realizada el último domingo por parte de unidades militares azerbaiyanas, provocó una escalada de violencia que hasta hoy dejó un saldo de más de una veintena de militares, soldados y civiles muertos, otros tantos heridos, bombardeo a poblados civiles, destrucción de propiedades y mobiliario público y de particulares, todo, a uno y otro lado de la frontera.


Otra vez muertes y destrucción, para que nada cambie. O mejor dicho, para que una vez más las autoridades de Armenia y Azerbaiyán se culpen entre sí y azuzen falsos sentimientos nacionalistas; para que nuevamente los mediadores exijan cumplir el alto el fuego y volver a la mesa de negociaciones; para que las potencias internacionales y las Naciones Unidas expresen públicamente, y por milésima vez, su preocupación ante una posible escalada de la violencia.


La hipocresía en su máxima expresión. Quienes fabrican y venden armas; quienes invaden, ocupan y saquean territorios ajenos; quienes permiten asentamientos ilegales (por ejemplo en Palestina y en el Saharaui) y bloqueos criminales (como al que está sometido Cuba), ellos son los preocupados y los que llaman a poner fin a los enfrentamientos. Claro que antes se encargaron de armar a ambos ejércitos con lo más moderno y sofisticado del arsenal mundial.


La solución del denominado conflicto de Nagorno-Karabaj es el reconocimiento del pueblo de Artsaj (Karabaj) a su autodeterminación.

Cuando las 15 repúblicas que conformaban la Unión Soviética decidieron separarse -de acuerdo a lo establecido por la Constitución de la URSS- lo mismo decidió el pueblo de Karabaj-Artsaj, por entonces Región Autónoma dependiente administrativamente de Azerbaiyán. Nada más, ni nada menos.


Si el mundo le dio la bienvenida a las quince repúblicas, también lo debía haber hecho con la naciente República de Artsaj, con Osetia, Donetsk y otras. Pero no. Y hoy, a 30 años de la desintegración de la URSS, hay repúblicas reconocidas y pueblos que se pueden autodeterminar, y otras repúblicas y pueblos para quienes esos derechos están negados.


Desde la Unión Cultural Armenia y la Juventud de la Unión Cultural Armenia, somos militantes de la Paz y luchamos por ella, apostamos a la confraternidad y la solidaridad entre los pueblos, y hacemos de ello nuestra práctica política cotidiana. Por eso, somos partidarios de los Estados plurinacionales, donde este garantizada la convivencia y el desarrollo pacífico de todas las identidades que los conforman.


Exigimos: ¡Inmediato alto el fuego! ¡Reconocimiento y respeto al derecho a la autodeterminación del pueblo de Artsaj! ¡Sí a la Paz, No a la Guerra!


¡La causa de los pueblos es una sola!

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina