Desde casa gritamos: ¡memoria, verdad y justicia!

El aislamiento preventivo social y obligatorio no impidió que la Unión Cultural Armenia recuerde el mes de los derechos humanos y reivindique la lucha de los pueblos.

Afiche conmemorativo del genocidio armenio, 2020, Unión Cultural Armenia

Por Emiliano Fidel Lomlomdjian


Allá por el 16 de marzo, la Unión Cultural Armenia de Argentina (UCA) informaba que, “siguiendo las resoluciones del gobierno nacional y las sugerencias de la OMS”, suspendía todas sus actividades “hasta el 31 de marzo”. Ya pasaron 191 días de aquel comunicado y la institución, como toda la Ciudad de Buenos Aires, sigue en cuarentena.


Este año está marcado por los aniversarios redondos que involucran a la UCA. Se cumplen 100 años de la República Socialista Soviética de Armenia, 60 años de la fundación de la Compañía argentina de danzas folklóricas armenias Kaiane y 10 años de la Escuela Integral de Cultura Armenia. Y aunque no se puedan festejar presencialmente, se está trabajando en la construcción de grandes eventos para el próximo año.


Más allá de estas actividades centrales, el “aislamiento preventivo social y obligatorio” no impidió que se desarrollara el mes de los derechos humanos para recordar el 44° aniversario del golpe genocida en argentina y el 105° aniversario del genocidio del pueblo armenio cometido por el Estado turco.

En ese mes, la Juventud de la Unión Cultural Armenia (JUCA) visitó a la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, compañera Hebe de Bonaffini, con quien compartió un muy “cálido encuentro”. El 24 de marzo, se realizó un “pañuelazo” en la casa de cada militante para seguir luchando por un mundo donde haya memoria, verdad y justicia. Además, se publicó un comunicado institucional que reflexionaba: “Esta vez, la acción por el bien del colectivo es quedarnos en casa. Pero que nadie se ilusione. El coronavirus pasa, pero la memoria queda. Queda la resistencia y, sobre todo, quedan las luchas y los proyectos por los que peleaban los y las 30 mil”.



En abril, la JUCA participó activamente en la elaboración del discurso de los Jóvenes de la Comunidad Armenia de Buenos Aires. “No es viable un mundo dominado por el individualismo, el negacionismo y las desigualdades raciales, de clase y de género. Paradójicamente, nos encontramos distanciados pero más unidos que nunca en nuestras acciones colectivas. Ya sea frente a la embajada, desde nuestras instituciones o desde nuestras casas seguiremos diciendo: TURQUÍA ESTADO GENOCIDA. El Genocidio Armenio es asunto de todos. Nunca más genocidios. Contagiemos memoria, verdad y justicia. Una vez más digamos NUNCA MÁS”, se denunció.


A 105 años del genocidio perpetrado por el Estado turco, se organizaron dos charlas virtuales en Facebook: “El genocidio armenio y los derechos humanos”, a cargo del sociólogo Gabriel Sivinian, y “El genocidio armenio y Armenia Soviética”, a cargo del presidente de la UCA Adrián Lomlomdjian. También, se participó de una charla organizada por el Movimiento Nor Zartonk de Estambul, con quienes se publicó una histórica declaración conjunta entre ambas instituciones hermanas y compañeras, en conmemoración de esta fecha: “Por causas ajenas, la sociedad democrática de Turquía no debe rehuir el uso de la calificación de genocidio ni retroceder. A pesar de todo, nosotros, guiados por el ejemplo de Hrant Dink, no dudaremos en imaginar una Turquía diferente. Así como no es posible ocultar la verdad, tampoco es posible distorsionarla. Debemos trabajar para disminuir la presión negativa sobre el presente y el futuro, y juntos debemos luchar por una Turquía justa y democrática”.



La Unión Cultural Armenia y su Juventud recordaron que “el desafío en este 24 de abril consiste en derribar los muros que intentan dividirnos para construir los puentes que nos unan, nos complementen y enriquezcan nuestras culturas. Para que la diversidad sea la definición de la propia identidad, encontrando en lo diverso todo aquello que nos falta, sabiendo que el otro no es más que el espejo de todo lo que no somos, pero que lo necesitamos para reconocernos”.


Por último, se recibió y difundió el mensaje del diputado armenio de Turquía, Garo Paylan. “Creo que en el mundo hay un solo parlamento que, si reconoce el genocidio, pondrá fin a nuestro dolor, y ese es el parlamento de Turquía. Y yo lucho y me esfuerzo para lograr justicia”, dijo el militante del Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turco).



Además de las actividades por el mes de los derechos humanos, las tareas cotidianas no se frenaron y continuaron desde “casa”. La Compañía argentina de danzas folklóricas armenias Kaiane y su Grupo Juvenil, como la Orquesta de la UCA siguieron ensayando. La Escuela Integral de Cultura Armenia organizó encuentros mensuales con los chicos y chicas que son parte de este colectivo. Y el nuevo equipo de futbol de la UCA, Ararat, continuó entrenando. Todo a través de las plataformas virtuales. “Distanciados pero juntos”.


En este contexto, cabe destacar que el 20 de abril fue el relanzamiento del diario Nor Sevan. Con esfuerzo y sacrificio, la organización volvió a editar la prensa institucional, ahora en formato digital. “NOR SEVAN será el reflejo de nuestra institución, la Unión Cultural Armenia, integrada por personas que tenemos diversas identidades y lógicos matices, pero a quienes nos une la lucha por un mundo donde vivir bien no sea sólo el derecho eterno de algunos pocos, sino el de toda la humanidad. Un mundo sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos”, firmó la primera editorial de la web.


Leé la declaración de la Unión Cultural Armenia y el Movimiento Nor Zartonk de Turquía

En definitiva, la pandemia hizo “parar la pelota” de las actividades presenciales, pero la militancia de la UCA repensó su estrategia desde el distanciamiento y siguió pateando para adelante.


Mientras continua el distanciamiento preventivo por el coronavirus, crece la represión, el racismo, la xenofobia y la discriminación en el mundo. Algunos promueven la vuelta a la “normalidad”, pero ésta trae consigo la indiferencia y el individualismo. A la Unión Cultural Armenia la mueven otros valores: la solidaridad y la sensibilidad. Por eso, desde casa, se sigue militando activamente para no volver NUNCA MÁS a la vieja “normalidad” y para terminar con el silencio y el olvido.


La salida al coronavirus, como a todos los problemas de la humanidad, es colectiva.


Fuente: Avarair

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina