Los armenios de Crimea

Esbozo histórico de la milenaria y destacada presencia de los armenios en la región de Crimea.

Por Alejandro Budano Serverian


La península de Crimea ocupa un lugar especial en la historia de Armenia. En cierta época, esta fabulosa tierra se convirtió en uno de los principales centros de emigración y compacta residencia de nuestros antepasados, dando lugar a una numerosa y activa comunidad. Los armenios de Crimea eran tradicionalmente famosos como excelentes jinetes, constructores, comerciantes, joyeros, agricultores y, más tarde, científicos y figuras culturales.


Hacia el siglo I a. d. C., el reino del Bósforo, ubicado en el territorio de las penínsulas de Kerch y Taman, se opuso a Roma en alianza con el rey armenio Tigrán el Grande, quien estaba en parentesco y relaciones aliadas con Mitrídates VI, el rey póntico, quien era el padre del rey armenio. Los matrimonios dinásticos en aquellos días involucraban un séquito numeroso que pasaba muchos años, si no toda su vida, en la patria de nuevos parientes.


La segunda ola de asentamientos de Crimea por armenios fue el período bizantino, cuando los romanos comenzaron a establecer activamente a sus súbditos armenios en las afueras del imperio, incluso en el tema administrativo de Táurica. El siglo XI, después de la caída de Aní, capital del Reino Bagrátida de Armenia, debe ser considerado el período de la mayor ola de emigración armenia, con la formación adicional de una comunidad.


Desde el siglo XI, los armenios se han asentado en el sureste de Crimea: en Feodosia, Sugdey (Sudak) y más tarde en Eski Kyrym (Vieja Crimea) fundada por los tártaros de Crimea. El monasterio de Surp Jach (Santa Cruz), construido a mediados del siglo XIV, se encuentra a 3 km de esta ciudad. Posteriormente, los armenios aparecieron en el oeste de la península, en Eupatoria, y en el norte, en la ciudad actual de Armiansk (en el pasado, el bazar armenio), que era un gran asentamiento en la parte central de la estepa.


Los asentamientos armenios de Crimea se volvieron especialmente poblados en los siglos XIII-XIV, durante las invasiones mongolas de Armenia y la caída del reino de Cilicia. Desde principios del siglo XIV, los armenios han estado activos en Crimea: se dedican a la construcción, la artesanía, la agricultura, el comercio, las escuelas abiertas, etc.

En el siglo XV, la colonia armenia entró en una era de prosperidad. Los comerciantes participaron activa y exitosamente en el comercio marítimo, como lo demuestran los documentos de los genoveses, en ese momento los "propietarios" de Kafa (Feodosia), que era la posesión más grande de la República Genovesa en la región norte del Mar Negro.


Armenios y tártaros

Siendo mayoritariamente trabajadores y cordiales, los armenios establecieron buenas relaciones de vecindad con otros pueblos que habitaban la planicie Táurica. A principios del siglo XV, constituían dos tercios de los habitantes de Kafa, unas 45 mil personas. Había 35 iglesias en la ciudad y, de hecho, Kafa era armenia, pero bajo el control de los genoveses, cuyas crónicas medievales llamaron a esta región Armenia Marítima (Armenia Costera).


Un cronista armenio del siglo XVII escribió sobre el apogeo de la colonia: "En ese momento, nos fortalecimos y multiplicamos, y construimos aldeas y distritos. Príncipes y nobles, desde Karasubazar hasta Surkhat y Feodosia, montañas y llanuras repletas de iglesias y monasterios. Y construimos cien mil casas y mil iglesias, y por miedo a los hunos levantamos murallas en la ciudad de Feodosia". Esta fortaleza se llamaba Hayots-berd (Fortaleza armenia) y parte de ella ha sobrevivido hasta el día de hoy.


A pesar de la vecindad con los tártaros y los genoveses, los armenios construyeron la vida interna en las colonias según sus propias costumbres, cánones y leyes del Sudebnik, de Mkhitar Gosh. Había escuelas anexas a las iglesias comunales donde estudiaban filosofía, gramática, aritmética, retórica y dominaban el arte de la miniatura.

En 1475, durante la captura de Crimea por los turcos, parte de los armenios de Crimea murió y muchos fueron enviados por la fuerza a Constantinopla. Otros sobrevivientes no abandonaron la península. Con el tiempo, la producción y el comercio de artesanías revivieron, se restauraron templos y monasterios antiguos y se abrieron instituciones educativas. Este fue el segundo período en la historia de la colonia armenia de Crimea, que duró hasta finales del siglo XVIII, y hasta ese momento los armenios siguieron siendo el pueblo más numeroso de la península después de los tártaros de Crimea.


En 1778, la emperatriz Catalina II, con el objetivo de debilitar la influencia de los khanes de Crimea, que en ese momento habían salido de la influencia otomana, separó a la parte más solvente y sujeta a impuestos de la población: los armenios. Según su decreto, más de 12 mil personas fueron reubicadas en las áreas inferiores del Don, donde se fundaron la ciudad de Nueva Nakhichevan (Rostov del Don) y otras cinco aldeas. Entonces la península de Crimea se convirtió en la provincia de Táurica. Cabe señalar que bajo los sucesivos emperadores de toda Rusia, algunos de los colonos del Don regresaron a su tierra natal.


Es importante destacar los nombres de los armenios de Crimea, que entre fines del siglo XIX y principios del XX, fueron conocidos mucho más allá de la península: los artistas Aivazovsky y Sureniants, compositores y músicos Kara-Murza, Nalbandian, Spendiarian, los poetas Dodokian y Anopian, el almirante Serebriakov, y el dirigente político Alexander Miasnikian, primer presidente de la Armenia Soviética, entre otros.


Durante la Primera Guerra Mundial, como consecuencia del genocidio contra los armenios perpetrado en el Imperio Otomano, la población armenia de la península aumentó considerablemente debido a la llegada de miles de refugiados que lograban salvar sus vidas.


Algunos datos interesantes:


1. Nativo de Quersoneso, Vardán, que tomó el nombre de Philippik, a principios del siglo VIII, fue el emperador de Bizancio.


2. La letra de la canción "Dzidzernak", que muchos consideran popular, fue escrita en 1854 por el poeta de Crimea, Kevork Dodokian.


3. Muchos armenios experimentaron la asimilación lingüística y hablaban el idioma armenio-kipchak, que no tiene un idioma escrito y pertenece al grupo lingüístico túrquico. El único libro impreso en este idioma escrito en escritura armenia, “Alguish Bitiki” (“Libro de oraciones”), fue publicado en la ciudad de Lvov, en 1618, por Hovhannés Karmadanents. Este es el primer libro impreso del mundo en lengua túrquica.


4. El hermano del pintor Hovhannés Aivazovsky, Kapriel, fue un destacado historiador, clérigo, maestro y políglota. Su autoridad era tan grande, que cuando en mayo de 1900 en Europa se enteraron de la muerte del artista, los periódicos parisinos escribieron que el hermano de Kapriel Aivazovsky había muerto en Feodosia.


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

VOLVEMOS-05.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco