top of page

Armenia: Crisis y tensión permanentes

La falta de un proyecto de gobierno entre los partidos de la oposición, y la poca credibilidad de la gente hacia varios de sus referentes, trajo como consecuencia que el movimiento de resistencia más importante de los últimos años lo conduzca la Iglesia Apostólica Armenia, a través del Arzobispo Bagrad Galstian.



Por Adrián Lomlomdjian


Finalmente ayer, 9 de mayo, llegó a Ereván la caravana iniciada en el poblado de Kirants por el movimiento “Tavush por la Patria”, encabezado por el Primado de la Arquidiócesis de Tavush de la Iglesia Apostólica Armenia, Arzobispo Bagrad Galstian. Miles de personas fueron recibiendo a los participantes de la caravana en los distintos poblados del país y más de 50 mil se dieron cita ayer en la Plaza de la República para escuchar el mensaje de quien es hoy el principal dirigente de la oposición armenia.


Si bien es cierto que a lo largo de las últimas semanas la resistencia popular y la lucha de la gente fue creciendo, a partir de la decisión del gobierno de Nikol Pashinian de avanzar en el proceso de delimitación y demarcación de la frontera con Azerbaiyán -entregando territorio de cuatro aldeas de la República de Armenia-, las actuales autoridades del país cuentan aún con algo de consenso en la población y mucho apoyo de sus “socios externos”, entre quienes podemos incluir a Estados Unidos, Unión Europea, Gran Bretaña y la OTAN, pero también a Turquía y Azerbaiyán, que sin lugar a dudas, avanzan utilizando el mismo libreto que Pashinian tiene en sus manos y fue elaborado por Occidente.


La oposición parlamentaria, que controla algo menos del 30% de la Asamblea Nacional, viene confrontando políticamente al gobierno desde los ámbitos legislativos nacionales, municipales y locales, pero la aceitada maquinaria oficialista -basada en el poder estatal- parece no ofrecer grietas que, por ahora, preocupen a Pashinian y su equipo, por lo que las autoridades continúan avanzando en decisiones fundamentales que tienen que ver con la vida interna y externa del país.


Ante este panorama, donde el gobierno de Pashinian ha logrado alinear a los poderes ejecutivo y legislativo con la justicia, las fuerzas armadas y de seguridad, y los medios masivos de comunicación, la aparición del movimiento de resistencia activa en los poblados de Tavush -donde el actual primer ministro obtuvo más del 70% de los votos en las últimas elecciones- sorprendió no sólo al gobierno, sino también a la oposición política parlamentaria y extraparlamentaria, que terminó sumándose a un movimiento que a la vista de todos tiene a la Iglesia Apostólica Armenia como su principal generadora y sostén.


Los máximos dirigentes de muchas fuerzas políticas opositoras ya manifestaron públicamente su opinión de que no caben dudas de que en esta etapa la conducción del movimiento recae sobre el Arzobispo Bagrad. Y llamaron a los distintos partidos políticos a se abstengan de aparecer en primera fila o de tratar de cooptar la lucha para satisfacer estrechos intereses particulares y sectoriales.


Desde el gobierno de Pashinian, desde los medios masivos de comunicación y las redes sociales a su servicio, insisten a diario en que detrás de estas protestas están Rusia, los ex presidentes Kocharian o Sarkisian, o sectores empresariales y distintas fuerzas ligados a la diáspora que ven perder sus privilegios. Nada distinto a los argumentos utilizados por las anteriores administraciones armenias o por gobiernos de distintos países. Lo importante sería demostrar cuánto de cierto hay en esas denuncias, que por ahora nos muestran que son “consignas exitosas” (a pesar de ser simples esloganes) utilizadas simplemente para defender el poder y continuar gobernando.


Hoy, en la arena política armenia, básicamente existe paridad de fuerzas.

Por un lado, hay descontento y un conjunto de partidos opositores con bastante apoyo popular, pero carentes de una estructura política seria y organizada, que no sólo resista las medidas antipatrióticas y antipopulares del gobierno, sino que aspire a tomar el poder y esté organizado para ello. Por el otro, está el gobierno y su Partido Acuerdo Cívico, que si bien han perdido gran parte del apoyo popular, por ahora mantienen las alianzas con distintos sectores y grupos de poder, que dan forma a una estructura política dura que la oposición aún no ha logrado sacudir ni debilitar en lo más mínimo.


Pero los acontecimientos se suceden a ritmo vertiginoso y muchas cosas pasan “detrás de bambalinas”, por lo que debemos estar atentos y seguir ese “minuto a minuto” que nos proponen las redes sociales y los distintos sitios de noticias.



Ayer, ante una multitud de decenas de miles de personas, Bagrad Srpazan (el Arzobispo Bagrad) criticó con dureza al primer ministro Nikol Pashinian y le dio dos horas para que renunciara, ultimátum que sonó más que nada como un acto efectista y como primer paso de una confrontación que comenzó a tensarse con la entrada de las caravanas a la capital armenia y que irá creciendo con el correr de las horas y los días.


Mientras miles de manifestantes se iban acercando a la Plaza de la República, desde las redes sociales oficialistas y desde el sitio web del diario familiar “Haykakan Zhamanak” (The Armenian Times), el primer ministro amenazaba: “Hemos tomado todas las medidas de seguridad en la plaza y quienes deben aplicar la ley están listos para tomar medidas duras contra las posibles provocaciones y disturbios. Todos los provocadores serán arrestados, independientemente de su estatus”.


Ante esta “advertencia”, que llegaba a los oídos del Arzobispo Bagrat cuando avanzaba hacia el centro de Ereván acompañado por miles de personas, el sacerdote respondió: “No estamos en guerra con nadie. Continuaremos hasta que nuestros objetivos y demandas, que escucharán hoy, se hagan realidad”. Y le pidió al Ministro de Interior que no de órdenes que puedan provocar enfrentamientos, y a las fuerzas policiales, que actúen dentro de la ley y no intenten utilizar la violencia ni ninguna acción ilegal contra el pueblo.


Durante su intervención, Bagrad Srpazan habló de la situación del país, de la sociedad, y también avanzó en consideraciones y propuestas políticas. De las ideas expresadas por el religioso devenido en líder opositor, ódemos destacar las siguientes frases:


“Estoy seguro de que hoy Yerablur (el cementerio donde descansan los caídos en la guerra de Artsaj) también está, en cierto sentido, con un poco de alegría. La cadena de nuestra desgracia pasada debe romperse hoy, la cadena de la arrogancia debe romperse hoy. Ya cortaron algunos eslabones, ya los estamos intentando parar, venceremos, y las victorias continuarán”.


“Siempre he dicho: ¿cómo es posible que haya tantos armenios con capacidades tan brillantes, personas con inversiones en los grandes países del mundo, personas que están cambiando vidas, y por qué somos tan pobres, por qué nuestro país es pobre?”


“Este gobierno, conducido por su líder, no logró administrar seriamente el país de un extremo al otro, destruyó todo el sistema de seguridad, atacó a la iglesia desde el primer día y también a los pilares importantes de nuestra identidad. Destruyeron el sistema educativo y hoy, en nuestras escuelas aumentó la presencia de drogas. No existe el mundo de Artsaj, nuestra patria perdida, Artsaj era una patria real, más real de lo que puedas imaginar. Creo que a la luz de todos esto, no me equivocaré si digo que faltan 20 minutos para las siete en punto. Le doy su nombre por primera vez, Nikol Pashinian, tiene una hora para presentar su dimisión”.


“El primer paso que daremos será expresarle desconfianza a través de la Asamblea Nacional y destituirlo. Para organizar este proceso, discutiremos con las tres facciones parlamentarias”.


“Jugaron con tus sentimientos. Aquí hay gente que los eligió dos veces, porque tenían una lealtad honesta, porque creían en ustedes. Pero, a cambio recibieron mentiras. Y yo digo: la mentira hay que derrotarla, no hay manera de que no sea derrotada”.


Dirigiéndose al primer ministro Nikol Pashinian, dijo: “Eres terco, pero nosotros somos más tercos que vos”.


“Me quedo esta noche, me quedaré el tiempo que sea necesario. Los que quieran quedarse, que se queden. Los que quieran ir, que lo hagan, pero con la condición de que estén presentes a las 10 de la mañana, realizaremos actos pacíficos de desobediencia en todos los lugares posibles. No tengo ganas de estar en la calle durante meses, 7 ó 10 días como máximo, querida gente. No dudaremos, tomaremos acciones concretas y juntos conseguiremos el resultado esperado”.


Para iniciar el proceso de impeachment contra el primer ministro Nikol Pashinian en la Asamblea Nacional, además de los diputados que integran los dos bloque opositores (Alianza Hayastán y Alianza Tenemos Honor) se precisan veinte votos más, que deben ser rescatados de adentro del bloque oficialista.

Cumplida la hora del últimatum de los manifestantes para que el primer ministro presentara su renuncia, desde el gobierno respondieron por las redes sociales con la imagen de Pashinian y la inscripción: “Primer Ministro electo de la República de Armenia. Larga vida a la república democrática y soberana de Armenia”.


Seguramente, el desarrollo de los acontecimientos irá determinando el rumbo de esta confrontación política y nos permitirá visualizar con más claridad cuál podría ser su desenlace.


La renuncia de Pashinian o su juicio político en el Parlamento, la fortaleza de la estructura gobernante, la posibilidad de que el Arzobispo Bagrad se convierta en primer ministro, la vuelta a escena de los expresidentes Kocharian y Sarkisian, la unidad de la oposición parlamentaria y extraparlamentaria alrededor de un programa de salvación nacional, son algunas de las cuestiones que comenzarán a definirse en los próximos días


Mientras tanto, el gobierno continúa avanzando en la aplicación de su proyecto político, elaborado y financiado por Occidente, que llevó a Armenia hasta el borde del precipicio, poniendo en peligro la seguridad de sus ciudadanos y su existencia misma como Estado.

Kommentare


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page