Décimo día de resistencia en Artsaj

Durante todo el día, Azerbaiyán atacó las principales ciudades de la región: Shushí y Stepanakert. El presidente de Artsaj Harutiunian llamó a vencer al terrorismo. Turquía mantuvo sus discursos de odio y fascistas. La solidaridad internacional llegó desde Argentina y desde todas partes del mundo al pueblo de Karabaj.

Redacción NOR SEVAN


Periodistas internacionales que reportan desde la capital Stepanakert, informaron que a las 22.20 (hora local) la ciudad se encuentra bajo ataque de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán. Además, estuvo bajo fuego Shushí. El objetivo fueron los civiles y la infraestructura -en un ataque previo se había destruido el Centro de Cultura y Juventud de Shushí-.


A pesar de que durante la madrugada la línea de contacto transcurrió con relativa tranquilidad gracias a los "numerosos llamamientos de la comunidad internacional para que cesen las hostilidades", el vocero del ministerio de Defensa de Armenia Artrsun Hovhannisian anunció que al mediodía Stepanakert y Shushí estaban siendo bombardeadas por las fuerzas azeríes. El Ejército de Defensa de Artsaj reportó que las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán habían lanzado un ataque a gran escala en la dirección sur de la línea de contacto.


"El Ejército de Defensa de Artsaj ha tomado todas las medidas necesarias para repeler el ataque. Toda la responsabilidad de las secuelas recae en el liderazgo político-militar de Azerbaiyán", aseguraron desde las formaciones de autodefensa de Karabaj. El ataque se produjo mientras el Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía visitaba Bakú.


Desde Armenia y Artsaj informaron que las fuerzas azeríes intentaron realizaron un ataque a gran escala a lo largo del río Araks, utilizando artillería, vehículos blindados, infantería y grupos móviles. "Incluyeron militares no azerbaiyanos", confirmó Hovhannisian que detalló que a raíz de los ataques contra Stepenakert hubo heridos y daños a gran escala en la infraestructura.


Desde frontera sur de la región, el Presidente de Irán Hassan Rohaní llamó a detener el flujo de mercenarios terroristas en Azerbaiyán. Además, desde el Ministerio de Defensa persa expresaron que tomarán medidas "más duras en caso de que los proyectiles golpeen su territorio".


Por otro lado, el Centro de Información Unificado de Armenia (CIUA) desmintió hoy las noticias falsas que divulgó Azerbaiyán alegando que las Fuerzas de Defensa Armenia bombardearon los asentamientos civiles azeríes. "Está claro que esta desinformación oficial de Bakú es propaganda dirigida a reiniciar las operaciones militares, que ignora los llamamientos de la comunidad internacional, en particular los de los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, sobre la inmediata finalización de las operaciones militares", detallaron.


A su vez, Shushan Stepanian que "las declaraciones del lado azerbaiyano de que las fuerzas armenias intentaron golpear el oleoducto de Bakú-Tbilisi-Cayhan son una mentira descarada".


Según los últimos datos oficiales publicados desde Armenia, la resistencia de Artsaj y Armenia contabilizó 244 militares y 21 civiles muertos y más de doscientos heridos. Desde Azerbaiyán no distribuyeron información oficial, pero desde armenia informaron que los azeríes tuvieron 3754 víctimas fatales y más de cinco mil heridos.



Harutiunian desde el frente de batalla


El presidente de Artsaj Arayik Harutiunian, quien hace algunos días tomó la decisión de ir la primera línea del conflicto, publicó algunos mensajes en sus redes sociales. En primer lugar, manifestó su confianza hacia los militares tanto en la retaguardia como en la primera línea. "Todo está bajo mi control y coordinación directa y completa. La victoria será nuestra", aseguró.

Además, habló de la lucha contra el terrorismo que están llevando adelante Artsaj y Armenia: "Ya no es un secreto para ningún estado del mundo que el objetivo de esta monstruosa red terrorista es la población pacífica de Artsaj y Armenia, nuestras ciudades y pueblos, el derecho a vivir libremente y controlar nuestro destino".

En este sentido, "Armenia y Artsaj están hoy a la vanguardia de la lucha, porque han aceptado con dignidad el desafío que se nos ha lanzado. Y lucharemos hasta la victoria final. Sin embargo, este no es solo el problema de Artsaj y Armenia", reflexionó Harutiunian. El líder aseguró: "Como Presidente de un Estado que lucha por su independencia, pido al mundo civilizado que participe activamente en esta lucha. Hoy es imperativo crear una coalición antiterrorista global activa y eficaz. Estoy seguro de que la victoria será nuestra".


Por otro lado, comunicó la nueva tarea que tomó la Ministra de Educación, Ciencia y Cultura de Artsaj, Lusine Gharakhanian. La titular de la cartera ahora trabaja en la confección de los trajes para los soldados que están defendiendo la República. "Esta imagen de ella es una encarnación única de nuestra nación y el comportamiento que demostramos estos días, todo por el bien del frente y de la Patria", expresó Harutiunian.


La ministra Lusine Gharakhanian confecciona los trajes de los soldados que luchan por Artsaj y Armenia

El discurso fascista de Turquía en apoyo a Azerbaiyán


"Vamos a continuar estando al lado de Azerbaiyán hasta el final en el marco del derecho internacional y los acuerdos bilaterales", aseguró el portavoz presidencial turco, Ibrahim Kalin. El funcionario resaltó que "Turquía y Azerbaiyán tienen un acuerdo de colaboración militar que data de varios años, donde se realizan maniobras conjuntas y los oficiales azerbaiyanos reciben formación en Turquía".


Sobre el conflicto en la región de Nagorno-Karabaj, dijo: "Está claro que no será solucionado con planes indefinidos y compromisos vacíos, como pasa desde hace treinta años". "Para la solución política del problema, primero es importante que se exprese claramente que Armenia tiene que poner un fin a la ocupación", indicó Kalin.


El vocero del Presidente Erdogán manifestó que "si el Grupo de Misnk tiene que hacer un llamado, este lo debe hacer a Armenia y no a Azerbaiyán". Además, apoyó la propuesta del presidente azerí Ilham Aliyev, que plantea la salida del ejercito armenio del territorio de Karabaj para finalizar los enfrentamientos.


En esta línea, el ministro de Defensa Nacional de Turquía, Hulusi Akar, dijo que Armenia debe abandonar los territorios ocupados sin cometer más "crímenes de lesa humanidad". Durante una reunión con los jefes de las fuerzas de seguridad de Turquía, subrayó que "quienes permanecieron en silencio ante la ocupación durante treinta años, deberían ver este rostro de Armenia y hacer un esfuerzo por entregar los territorios ocupados a sus verdaderos dueños".



Solidaridad internacional


La República de Armenia recibió con beneplácito la declaración formulada por los representantes de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, quienes habían condenado los ataques sobre la población civil de Karabaj.


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (CEDH) tomó una medida cautelar en el caso Armenia contra Azerbaiyán. "El Tribunal confirma su decisión el 29 de septiembre, y pide a todos los estados, directa e indirectamente, involucrados, incluido Turquía, que se abstengan de tomar medidas, en particular, militares, que puedan implicar violaciones de los derechos de la población civil de la Convención", declaró.


En Argentina, los organismos de Derechos Humanos condenaron los ataques en territorio de Artsaj. "Pedimos al gobierno de Azerbaiyán el inmediato cese al fuego y a las hostilidades para que reinicie el diálogo y las negociaciones tendientes a lograr una solución pacífica del conflicto", enfatizaron.


Por otro lado, la plataforma internacional CaucasusTalks impulsó una declaración que condena la violencia en la región de Karabaj. "Pedimos un alto al fuego inmediato", manifestó el texto firmado, entre otros, por el diputado Garo Paylan.


A su vez, Amnistía Internacional confirmó que Azerbaiyán usó bombas de racimo israelíes para atacar Artsaj. La organización corroboró la utilización de este armamento prohibido por el derecho internacional. Además, expresó que debe protegerse la vida de los civiles en la región.



En la madrugada del 27 de septiembre, Azerbaiyán atacó nuevamente Artsaj. El Ejército azerí arremetió y avanzó sobre los territorios de Karabaj, bombardeando posiciones militares y civiles. Esto provocó la resistencia y reacción tanto de Artsaj como de Armenia y una escalada bélica en la región sin precedentes en las últimas dos décadas. En las Repúblicas de Armenia y Artsaj se declaró la ley marcial y la movilización general. Azerbaiyán, que cuenta con la complicidad político-militar de Turquía (un dron turco fue derribado en territorio armenio) y de Israel, decretó la ley marcial y el toque de queda en varias regiones de su país. Hay miles de muertos y heridos, y daños de todo tipo. El conflicto continua latente. El tres de octubre el Presidente de Artsaj tomó la decisión de ir al frente de batalla.

RECIBÍ NUESTRO NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias que tenés que saber. Te damos contexto y análisis sobre lo que pasa en la comunidad, Armenia y el Cáucaso.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • kisspng-white-house-white-plains-brush-c

Fue fundado en 1999 como continuidad de los periódicos Estrella Roja, Hai Guiank, Hai Mamul, Verelk, Ereván y Seván, de la Unión Cultural Armenia. A lo largo de su historia de casi un siglo, la prensa institucional mantuvo la periodicidad, a pesar de las prohibiciones y clausuras sufridas por las dictaduras militares de turno. Hoy, NOR SEVAN mantiene los objetivos y principios fundacionales de quienes nos antecedieron, aportando nuestro granito de arena a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, con paz, amistad y solidaridad entre los pueblos.

Cnel. Niceto Vega 4764 (C1414BED), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina