¿Qué definen las elecciones en Leninakán?

Este domingo habrá elecciones municipales en la segunda ciudad armenia, fronteriza con Turquía, y donde se encuentra emplazada la 102 Base Militar Rusa.

Redacción NOR SEVAN


El próximo domingo 17 de octubre habrá elecciones en Leninakán (Guiumrí), segunda ciudad armenia, que desde la desintegración de la Unión Soviética y la restauración capitalista perdió gran parte de su población, de su potencial industrial y de su rica y variada vida cultural.


En estas elecciones, los habitantes de la ciudad deberán elegir al nuevo alcalde y a los miembros del Concejo Municipal.


Son diez los partidos y los frentes políticos que presentaron candidatos a alcalde y nómina de candidatos al Concejo local. Son 287 los candidatos a concejales sumados los presentados por todas las fuerzas políticas y de ellos 106 son mujeres.


Lista N° 1 Alianza Hairakaghak, 12 mujeres (de 28 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, Dra. Hazmik Petrosian;

Lista N° 2 Partido Sendero Orgulloso, 9 mujeres (de 22 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, pedagoga Nariné Mkoyan;

Lista N° 3 Partido Republicano, 13 mujeres (de 33 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, pedagoga Hasmik Margarian;

Lista N° 4 Partido Acuerdo Civil, 13 mujeres (de 40 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, doctora Asdghik Beibudian, ex directora del Hospital de Infectología de Guiumrí;

Lista N° 5 Partido Nacional Cristiano Zartonk, 14 mujeres (de 41 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, la emprendedora Svetlana Atamian;

Lista N° 6 Partido Comunista, 9 mujeres (de 20 candidatos), la primera mujer es la número dos de la lista, pedagoga Yeranuhí Badarian;

Lista N° 7 Alianza Guiumrí Puede, 8 mujeres (de 20 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, directora de escuela Vartuhí Baloyan;

Lista N° 8 Partido Social Alianza Balasanian, 14 mujeres (de 42 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, empresaria Lusiné Sanoyan;

Lista N° 9 Alianza Tasibov, 7 mujeres (de 22 candidatos), la primera mujer es la sexta de la lista, la periodista Kima Yeshghatian;

Lista N° 10 Partido país para Vivir, 7 mujeres (de 22 candidatos), la primera mujer es la tercera de la lista, Kalipse Assatrian, Gerenta de la sucursal de la organización crediticia "Hima".


Excepto el PC, que lleva a una mujer como segunda candidata, y la Alianza Tasibov, que la lleva en el puesto seis, en todas las otras listas la primera mujer aparece en el número tres de la nómina de candidatos.

Luego de más de dos décadas, los comunistas decidieron participar de las elecciones municipales con sus propios candidatos. Y en el actual momento del país esta decisión es de suma importancia, ya que servirá para testear si el trabajo realizado por los anticomunistas desde hace treinta años les dio el resultado esperado, o todavía existe en sectores de la población la esperanza de que otra sociedad es posible y la certeza de que hay una fuerza política capaz de comenzar a transformarse en una verdadera alternativa a nivel nacional.


Si bien el antisovietismo, por un lado, y el anticomunismo, por el otro -sumado al antirrusismo-, han sido los "exitosos" caballitos de batalla utilizados indistintamente por los sucesivos gobiernos a lo largo de estos treinta años de Tercera República, no han podido borrar de la memoria colectiva la seguridad, los logros, el incesante desarrollo, los altos niveles culturales y educacionales y el buen vivir, entre otras cosas, logrados durante los setenta años de socialismo y de convivencia pacífica y fraterna en la plurinacional Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Como hacía mucho tiempo no se veía en el país, los y las comunistas -los veteranos y los más jóvenes- salieron a las calles de Leninakán a decirle al pueblo “acá estamos”. Y les llevaron su propuesta, invitándolos a sumarse a la campaña electoral y a la lucha cotidiana.


De las principales fuerzas opositoras que enfrentaron al Partido Acuerdo Civil del primer ministro Pashinian en las elecciones nacionales del pasado 20 de junio, no están ni los partidos que apoyaron a Robert Kocharian (como la Federación Revolucionaria Armenia-Tashnagtsutiún), ni tampoco los partidos Armenia Próspera y Armenia Luminosa.


El ex todopoderoso Partido Republicano, intentará recuperar algo de su influencia política, que parece perdida o muy debilitada. Cabe recordar que en las elecciones legislativas de junio no logró superar el piso de 7%, pero igualmente conformó bloque de diputados, ya que la ley exige que deben haber representadas en el parlamento tres fuerzas políticas.


La Alianza Hairakaghak está integrada por el Partido Ramgavar Azadagan (demócrata liberal), el Partido Tradición (del ex canciller Raffí Hovanissian) y otras tres fuerzas menores, que también intentarán comenzar desde Leninakán un nuevo recorrido político que los lleve a disputar en breve a nivel nacional.


Si bien no hay una sociedad en ebullición que exprese visualmente una ardua confrontación política, los politólogos y periodistas locales aseguran que votará no menos del 50% del padrón habilitado para hacerlo. Si bien es un porcentaje bajo, es similar al de las últimas elecciones parlamentarias nacionales, donde hubo una participación que apenas superó el 49%.


Cabe destacar que Leninakán es fronteriza con Turquía -desde hace varias décadas, la frontera está cerrada por decisión turca- y también es la ciudad donde se encuentra emplaza la Base Militar Rusa N° 102, uno de los pilares del sistema defensivo y de seguridad de Armenia.


Por eso, estas elecciones municipales tienen un importante significado para el futuro del país. No es lo mismo que triunfen de manera categórica las fuerzas pro-occidentales como las del primer ministro Pashinian o la de los sectores nacionalistas anti-rusos, a que haya cierta paridad y partidos como el Republicano y el Comunista logren conformar sus propias bancadas y den disputa política allí donde se deben tomar decisiones.


Recordemos que desde que Pashinian asumió el poder en mayo de 2018, la actividad de las fuerzas occidentalistas en el país vivió un auge inédito, que las llevó a organizar iniciativas varias desde prohibir los canales rusos en la grilla de la tevé armenia y quitar los carteles en ruso y el idioma ruso de las escuelas, hasta pedir sacar la base militar rusa de la frontera con Turquía. Y no es porque antes no estaban, sino porque comenzaron a trabajar sin esconder sus verdaderos objetivos: separar a Armenia de Rusia y llevarla a los brazos de occidente (Unión Europea y Estados Unidos).


Las elecciones del domingo en Leninakán definen en parte si ese objetivo antiarmenio sigue marchando viendo en popa o si se le comenzará a poner freno de manera organizada.

SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN