top of page

¿La Unión Europea quiere provocar una guerra entre Armenia y Rusia?

En su edición de hoy, el diario HRAPARAK, de Ereván, publica el siguiente artículo firmado por el periodista Avetís Babachanian.



Redacción NOR SVAN


La copresidenta de la plataforma civil UE-Armenia, Lusiné Akobian, en una entrevista con Radio Libertad, revela por qué Armenia ha congelado su membresía en la OTSC, mostrando una vez más cuán falsos y fabricados son los argumentos de Pashinian y los otros representantes gubernamentales.


Akobian dice que para solicitar su ingreso en la Unión Europea (UE), Armenia debe dejar de ser miembro de la OTSC –Organización del Tratado de Seguridad Colectiva- y de la UEEA -Unión Económica Euroasiática-. Así lo manifestaron los representantes de la UE al más alto nivel durante las reuniones con los representantes de la sociedad política armenia. Y ella está segura de que lo mismo se dijo también durante las reuniones con representantes del gobierno.

 

Resulta que Pashinian está congelando las relaciones con la OTSC no porque esa organización no haya cumplido sus obligaciones de aliado con Armenia, sino porque le han planteado tal exigencia desde la Unión Europea.

 

En su entrevista, Akobian revela que no sólo la finalización de la membresía de Armenia en la OTSC, sino también toda la agenda política interna y externa de Armenia están dictadas por la UE. Cuando Pashinian, que ocupa el cargo de Primer Ministro, o Alén Simonian, que trabaja para él como presidente de la Asamblea Nacional, o Armén Grigorian, secretario del Consejo de Seguridad Nacional, hablan de la necesidad de retirar a los guardias fronterizos rusos del aeropuerto "Zvartnots", sólo están expresando las exigencias de los líderes de la Unión Europea, demostrando que las obedecen a rajatablas.

 

Lusiné Akobian, refiriéndose a la cuestión de la liberalización de visados ​​por parte de la UE con Armenia, dice: “Hay ciertas condiciones que Armenia debe cumplir, está claro que Armenia debe proteger sus fronteras de forma independiente, sin depender de la presencia de tropas rusas, tropas de guardia fronteriza, como, por ejemplo, su despliegue en el aeropuerto de Zvartnots. Armenia debe cumplir y deshacerse de eso”.

 

Resulta, que los europeos exigen que Armenia retire a los guardias fronterizos rusos no sólo del aeropuerto de "Zvartnots", sino también de las fronteras armenio-turcas y armenio-iraníes para "proteger sus fronteras de forma independiente". A juzgar por las declaraciones de Akobian, se puede concluir que la Unión Europea está presionando a Armenia, exigiéndole al gobierno de Pashinian que entre en conflicto contra Rusia, lo más rápido posible.

 

Ella explica que Armenia debería presentar rápidamente una solicitud de ingreso en la Unión Europea, porque si no, será demasiado tarde. “La Unión Europea tiene un problema para definir sus fronteras, y si Ucrania, Moldavia y Georgia superaron con éxito ese proceso y la Unión Europea demarcó sus fronteras, entonces está claro que no iniciará otra expansión sólo para Armenia. Por eso es apropiado que Armenia presente esa solicitud ahora", afirmó Akobian. 

 

¿Quiere realmente la Unión Europea que Armenia se una a ella?


Por supuesto que Armenia nunca se convertirá en miembro de la Unión Europea, no sólo porque la UE no permitirá que Armenia se una a esa estructura, como los tres países mencionados anteriormente, sino porque en los próximos años la UE podría no existir más.

 

Akobian cita el Brexit como ejemplo, como para demostrar que la UE es una estructura tan liberal que uno puede salir de ella en cualquier momento. Pero el Brexit en realidad demuestra que los prudentes británicos fueron los primeros en comprender que no tiene sentido permanecer bajo las ruinas de una estructura que se está derrumbando y que es necesario abandonar el barco que se hunde lo más rápido posible. La Unión Europea y especialmente sus países locomotoras -Alemania, Francia, Italia- se encuentran en un estado de estancamiento económico y no pueden asumir la carga de los gastos financieros necesarios para el mantenimiento de esa estructura, y mucho menos asumir una nueva carga en nombre de Armenia y otros.

 

Pero hay algo terrible en los dichos de Lusiné Akobian: expresando la posición de los dirigentes de la Unión Europea, ella exige que Armenia, al igual que Ucrania, Georgia y Moldavia, entre en una guerra contra Rusia. Cuando cita a los países mencionados como ejemplo, ella sabe que los tres países han ido a la guerra contra Rusia -Ucrania continúa en guerra ahora- y entiende que Armenia también está siendo empujada a la guerra, pero no piensa en sus consecuencias. Como resultado de la guerra ruso-georgiana, Georgia perdió más del 20 por ciento de su territorio, donde ahora se encuentra el ejército ruso. De hecho, Moldavia entró en guerra a principios de los años 90, y alrededor del 15 por ciento de su territorio está controlado por el ejército ruso. Ucrania también ha perdido el 20 por ciento de su territorio y en estos momentos el ejército ruso está ocupando nuevos asentamientos. 

 

De hecho, Akobian, cumpliendo la orden de sus patrocinadores europeos, exige que Armenia declare la guerra a Rusia, porque hemos mencionado repetidamente que no es posible retirar el ejército ruso de Armenia sin guerra. ¿Y quién irá a la guerra contra los rusos? ¿Akobian, con Nikol Pashinian, Alén Simonian y Armén Grigorian, bajo el mando conjunto de Joseph Borel, Charles Michel y Ursula von der Leyen?

 

Por supuesto que nunca veremos algo así, porque a estas personas les gusta hacer la guerra a costa de la vida y la sangre de otras personas, por su propio bienestar y felicidad.

 

La Unión Europea, al ver su derrota en el frente ucraniano, quiere abrir un nuevo frente militar contra Rusia en Armenia, consciente de que como resultado de esa confrontación Armenia puede desaparecer, pero al menos Rusia también se debilitará un poco más. Algo de eso, por ejemplo, entendió rápidamente Georgia, que de ningún modo quiso convertir su territorio en un teatro de conflicto entre Rusia y Occidente, y siendo candidata a la UE, no se sumó a las sanciones de Occidente contra Rusia.


Para comprender plenamente la decadencia ideológica de quienes promueven esta tesis, analicemos otra parte de la entrevista a Lusiné Akobian.


Cuando el periodista le pregunta si tras la salida de los guardias fronterizos rusos puede aparecer sobre Armenia la amenaza turca, ella responde: “La Unión Europea tiene más mecanismos para frenar a su aliado que Rusia, que se ha posicionado en la esfera de los intereses azerí-turcos durante los últimos 20 años”.


Así que imaginemos: Turquía es un aliado de la UE, y Rusia, que ha estado en guerra con la UE durante mucho tiempo, se ha posicionado en el campo de los intereses de Turquía…


Hay una buena historia judía. En el baño, Rabinovich es reprendido: o te subes el calzoncillo o te quitas la cruz alrededor del cuello. Ahora, los europeos deben decidir sobre la cuestión de Turquía: ¿es este país un aliado de Rusia o de Occidente? Porque no es posible estar circuncidado y llevar la cruz al mismo tiempo, aunque lo intentan constantemente.


Comments


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page