Firmeza del pueblo de Artsaj ante las provocaciones azerbaiyanas

El presidente Aliyev continúa provocando a través de sus manifestaciones y sus acciones agresivas. Su objetivo: que los armenios de Karabaj abandonen sus tierras ancestrales.

Redacción NOR SEVAN


Intentando encubrir su política de permanente agresión, que no solo viola los derechos humanos de los pobladores civiles de la región, sino que también mantiene latente la tensión y la inseguridad en la zona, el presidente azerbaiyano Ilham Aliyev acusó a Armenia e Irán de ser países narcotraficantes.


"Durante 30 años, Armenia, en connivencia con Irán, utilizó los antiguos territorios ocupados de Azerbaiyán para el tráfico de drogas hacia Europa", dijo el mandamás azerbaiyano sin ninguna prueba presentada al respecto a lo largo de estas tres décadas -que confirme su acusación-, pero envalentonado por sentirse rodeado y apoyado por Turquía, Israel y la OTAN.


“... Después de que Azerbaiyán recuperó el control sobre la sección de 130 kilómetros de la frontera estatal con Irán, que estuvo bajo el control de Armenia durante unos 30 años, bloqueamos la ruta del tráfico de drogas desde Irán a través de la región de Jebrail de Azerbaiyán a Armenia y más allá de Europa. El volumen de heroína retenida por nosotros en otras secciones de la frontera entre Azerbaiyán e Irán se ha duplicado en comparación con el mismo período de años anteriores. Esto sugiere que durante unos 30 años Armenia, en connivencia con Irán, ha utilizado los antiguos territorios ocupados de Azerbaiyán para el tráfico de drogas hacia Europa ”, dijo el jefe de Estado azerbaiyano, sin siquiera comentar que este período también coincide con el retiro de las tropas estadounidenses de Afganistán, sospechadas de tener "algo que ver" en todo este tráfico ilegal.


Mientras tanto, Aliev continúa cumpliendo al pie de la letra su rol de desestabilizador regional, que beneficia únicamente a sus aliados panturquistas, imperialistas y sionistas. Ayer a la noche militares azerbaiyanos atacaron con armas de fuego una posta armenia de frontera en Artsaj hiriendo a seis soldados, hoy por la mañana balearon una ambulancia militar y luego dispararon sobre el poblado de Yeraskh, en Armenia. La semana pasada habían también atacado un puesto de frontera hiriendo a un soldado armenio y asesinaron a un campesino karabají mientras trabajaba la tierra.


"Azerbaiyán ha estado tratando de tensionar artificialmente la situación en la región en los últimos días, mientras en paralelo participaba de reuniones de alto nivel con autoridades armenias e internacionales", señaló hoy a la tarde, en un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Artsaj.

"Azerbaiyán tiene como objetivo lograr el destierro de los armenios de Artsaj mediante la intimidación y las acciones agresivas. Una política que también golpea a Rusia, a la misión de mantenimiento de la paz", enfatiza la declaración oficial, que describe la política azerbaiyana como destructiva y terrorista.


La Cancillería de Karabaj aseguró que "Artsaj no se dejará intimidar" y que "los armenios de Artsaj están decididos a continuar viviendo en su patria histórica, y a defender su soberanía y dignidad".


Recordemos que ayer, por iniciativa de la parte rusa, en Minsk, en el marco de la Reunión Cumbre de la Comunidad de Estados Independientes (CEI-ex Unión Soviética), se celebró una reunión entre los Ministros de Relaciones Exteriores de Armenia, Rusia y Azerbaiyán, quienes analizaron el estado en que se encuentra la implementación de los acuerdos trilaterales firmados en noviembre de 2020 y enero de 2021.


Los acontecimientos que se están desarrollando dan cuenta que Azerbaiyán no quedó conforme con las condiciones del fin de la guerra del 9 de noviembre del año pasado, que la privaron de ocupar toda Karabaj y desalojarla totalmente de armenios.

La intervención rusa y la presencia de sus militares, a través del contingente de paz, garantizaron que casi 3.300 kilómetros cuadrados de los 4.400 que tenía la antigua Región Autónoma de Nagorno Karabaj (URSS), quedaran en manos de sus pobladores originarios, los armenios. Hoy son más de 120 mil los habitantes de Artsaj que de a poco, y con la inestimable ayuda de Armenia y Rusia, van tratando de rehacer sus vidas con normalidad, en medio de las permanentes provocaciones y agresiones azerbaiyanas.


Esto es lo que le duele a Azerbaiyán y a sus aliados -Turquía, Israel, OTAN-, quienes no sólo no lograron vaciar Karabaj de armenios, sino tampoco pudieron sacar a Rusia del lugar y establecer allí en el Cáucaso otra base militar occidental.


"La guerra no es posible mientras las fuerzas de paz rusas estén aquí. Debemos entenderlo bien, no debemos especular, no debemos sembrar el pánico", enfatizó el Canciller de Artsaj, Davit Babayan, exteriorizando públicamente y dimensionando el significado de la presencia rusa en Karabaj.


Claro que la ambición de imperialistas, panturquistas y sionistas no conoce de límites, y cualquier excusa puede ser motivo para que intenten agudizar el conflicto hasta transformarlo en una nueva guerra.


La reciente intervención iraní y su desafiante posición (para los adversarios de los armenios) de "no permitir que nadie intente modificar las fronteras de Armenia ni las rutas armenio-iraníes", y la presencia histórica del Ministro de Relaciones Exteriores de la India en Ereván, hablan a las claras que son muchos los actores dispuestos a confrontar con los proyectos del imperialismo, el panturquismo y el sionismo, que se disputan la región.



SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN