top of page

¿Qué cambió? El Canciller armenio habló de "resolver" las diferencias con Rusia

Lo hizo ante los miembros de una de las Comisiones de la Asamblea Nacional, mientras oficialmente Ereván le ofrecía a Moscú firmar un tratado especial para evitar los alcances del Estatuto de Roma de la CPI.


Por Adrián Lomlomdjian


Algo sucedió los últimos días hacia el interior del gobierno de Armenia.


Si bien es cierto que no cedió en absoluto la retórica anti-rusa dominante en varios funcionarios y en los medios masivos de comunicación -de buena relación o directamente controlados por las autoridades-, por primera vez uno de los tres principales dirigentes del Estado armenio, en este caso, el canciller Ararat Mirzoyan, habló públicamente de las discrepancias en las relaciones armenio-rusas, pero (¡epa!) no lo hizo desde una visión negativa ni echando más leña al fuego.


“Es cierto que existen problemas en las relaciones entre Armenia y Rusia, pero deben resolverse mediante el diálogo y en una atmósfera amistosa”, afirmó durante su intervención en la Asamblea Nacional el Ministro de Asuntos Exteriores de Armenia, Ararat Mirzoyan.

“Hay algunos problemas, no estamos contentos con muchas cosas. Y hasta donde tengo entendido, Rusia tiene la misma actitud. No tenemos otra posición que la de resolver los problemas en una atmósfera constructiva, resolverlos y avanzar en un espíritu de amistad y cooperación. Por supuesto, esto no depende sólo de una de las partes”, señaló Mirzoyan, agregando que “Armenia continuará desarrollando sus relaciones con Rusia”, porque “estamos unidos por vínculos multisectoriales”.


Estos dichos del ministro parecen un primer intento por corregir una política exterior, como mínimo, desacertada, que condujo a la derrota en la guerra y posterior pérdida de Artsaj, a la limpieza étnica de armenios del histórico territorio soviético de la Región Autónoma de Nagorno Karabaj y a un nivel de inseguridad de la República de Armenia, similar o peor al que tuvo en el período 1918-1920.


Fueron muchas las provocaciones y las acciones -ni hablar de las declaraciones- contra su aliado estratégico, Rusia, que a lo largo de los últimos cinco años llevaron adelante desde el gobierno armenio liderado por Pashinian.


Entre lo más reciente se encuentra el voto favorable en el Parlamento armenio, el pasado 3 de octubre de 2023, ratificando el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Y lo hizo con el voto a favor de la mayoría de 60 diputados del Partido Acuerdo Cívico, liderado por el primer ministro.


Si bien en Ereván aseguraron una y otra vez que “la adopción del documento no estaba dirigida de ninguna manera contra Rusia”, desde Moscú, la adhesión de Armenia al Estatuto de Roma fue calificada de “paso absolutamente hostil”.


El Viceministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Mikhail Galuzin, recordó que la CPI emitió órdenes de arresto contra varios máximos dirigentes rusos (entre ellos, el presidente Putin) y puntualizó que dicha corte “no tiene nada que ver con la justicia”. Según el hombre de Estado ruso, “es una estructura politizada, que ejecuta órdenes de procesamiento penal contra figuras que no agradan a Occidente”.


Ayer, el vicepresidente parlamentario, Hakob Arshakian, dijo: “Varios meses antes de la ratificación del Estatuto de Roma, invitamos a la parte rusa a firmar un acuerdo bilateral para que nuestras relaciones jurídicas interestatales no estuvieran sujetas a ningún control en las estructuras internacionales y para que la ratificación no afectara nuestras relaciones. De hecho, todavía no hemos recibido respuesta".


Sin embargo, el primer vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación de Rusia, Vladimir Dzhabarov, dijo que su país no firmará un acuerdo con Armenia sobre el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.


Dzhabarov comentó la propuesta de las autoridades armenias para firmar un acuerdo interestatal que eludiría los requisitos del Estatuto de Roma y aseguró que “no habrá ningún acuerdo adicional entre nosotros y Armenia con respecto a la CPI. No reconocemos esta estructura en absoluto. ¿Por qué deberíamos discutir algún nuevo acuerdo sobre este tema?”.


“Si queremos seguir viviendo en paz, en buena vecindad, brindándonos asistencia y apoyo mutuo, creo que nuestros colegas armenios tarde o temprano tendrán que retirar su decisión de adherirse al Estatuto de Roma”, enfatizó el funcionario ruso.

También la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, hizo mención esta semana a las relaciones armenio-rusas y sostuvo que en Ereván hay funcionarios que trabajan a diario para empeorarlas.


“Es lamentable que los actuales dirigentes de la república destruyan de forma deliberada y persistente nuestras relaciones aliadas, que hasta no hace mucho tiempo ellos mismos llamaban el factor más importante para la estabilidad y prosperidad de Armenia”, subrayó Zajárova.

La funcionaria rusa dijo que los recientes acercamientos entre autoridades de Armenia y Ucrania no pueden ser considerados otra cosa que “elocuentes gestos administrativos anti-rusos”. La visita a Kiev de la periodista Anna Akobian -esposa de Pashinian- y su participación en una reunión oficial organizada por el gobierno ucraniano, el encuentro Pashinian-Zelenky en el marco de la Cumbre Europea de Granada a principios de octubre y la reciente reunión entre el secretario del Consejo de Seguridad de Armenia, Armen Grigorian, y Andrei Ermak, jefe de la oficina del presidente de Ucrania, que tuvo lugar en Malta, casi que terminaron de dejar al desnudo la actitud de sumisión total asumida por el gobierno armenio frente a los dictados occidentales.


En esas luchas internas que se suceden entre las sombras del poder -muchas veces inentendibles para los “terrenales” como nosotros, por lo difícil que resulta explicarlas desde “la lógica”-, quizás el sector más moderado de entre los pro-occidentales armenios tomó noción de la situación en la que se encuentra el país y decidió “recalcular” aspectos de una política exterior lamentable, y al mismo tiempo vergonzosa, por lo claudicante y sumisa a los dictados de los centros de poder de Occidente y sus aliados (Estados Unidos-Gran Bretaña-Unión Europea-OTAN-Panturquismo-Sionismo).

コメント


SUMATE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

RECIBÍ EL NEWSLETTER

Te escribimos correos una vez por semana para informarte sobre las noticias de la comunidad, Armenia

y el Cáucaso con contexto y análisis.

eNTRADAS MÁS RECIENTES

2023- LVA 10-02.png

NECESITAMOS TU APOYO
PARA HACER PERIODISMO DESDE EL PIE

Si llegaste hasta acá...

Es porque te interesa la información con análisis y contexto. NOR SEVAN tiene el compromiso desde hace más de 20 años de informar para la paz y cuenta con vos para renovarlo cada día.

Unite a NOR SEVAN

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Telegram_X_2019_Logo-01
  • YouTube - círculo blanco
bottom of page